Capítulo 4 - La Cosa que Estaba Perdida Parte 3

Parte 3


En el mismo día, los mercaderes en Roma fueron llamados al castillo real. Eso fue luego de la noche que tuvieron que terminar su reunión con el príncipe de la corona y regresar. Eso podía decirse que era una excepción que el príncipe de la corona tenía que reunirse con los mercantes personalmente más que con el Ministro de Finanzas.

Incluso después de que terminara la reunión, el príncipe de la corona estuvo con los ministros por un tiempo y fue a la oficina sin terminar de ir a la cama.

—El hecho es que la comunicación en Seriba ha cesado ya que el primer reporte llego a un estado de emergencia. Pensé que enviaríamos refuerzos de una vez y rescataríamos a nuestros compatriotas de los barbáricos creyentes de Bigerou.

El bigote del Ministro Militar Garido-kyou temblaba y se estreso. Garido-kyuo estaba armado, pasando por numerosos campos de lucha con el actual rey, había estado constante en enviar tropas desde el comienzo.

P-Pero… el plan contra Bigerou ahora es—

Esa era la asquerosa apariencia del Ministro de Finanzas que probablemente estaba preocupado por la cartera nacional debido a la inesperada alza de la guerra con las relaciones extranjeras.

¿Es cuestión de dinero? ¿No vas a decir “qué si la cartera de Seriba realmente cae”?

Moviendo la pluma con un “fuwa fuwa”, el Príncipe a la Corona Jeffren Isaac vio al Ministro de Finanzas.

N-No solo estoy hablando que sea un asunto de la cartera—

Es obvio, no intento hacer de lado la cartera y los avances.

Poniendo abajo la pluma, Isaac se paró. Él vio a los ministros que estaban sentados en la gran mesa, tosiendo ligeramente y continuaron.

—Con aquellos con los que me encontré hace rato son mercantes que vinieron y fueron entre nuestro país y Begerou. Y así, pensé que podían proveernos varia información.

Aunque no había relaciones diplomáticas, las personas cruzan largas distancias, montañas o desiertos si la riqueza podía ser reunida en un solo lugar. Irónicamente, esos estaban bien informados del estado en los asuntos de Bigerou, no eran personas que estuvieran en la política, pero los mercantes se movían calculando ganancias y pérdidas.

Bigerou no tiene intención de invadir nuestro país

Cuando Isaac lo declaró así, los ministerios cambiaron a apariencias sorpresivas.

¿¡E-Eso es cierto!?

Poniendo juntas las diferencias habladas que escuché de varios mercantes, lo concluí así… Bigerous no tiene intención de invadir nuestro país. Al menos eso es lo que parece

P-Por favor deje que escuchemos sus básicas conclusiones

Cuando el Ministro de Hacienda que lo pregunto preocupado, Isaac dejo la mesa y fue a la ventana.

—Parece que el emperador barbárico está enfermo Gorgorois

¿¡Enfermo!?
Ma, ese viejo ya paso los 60 años así que es una creíble historia. Es debido a que él se aferra al trono indefinidamente es que los niños grandes hicieron esas cosas.

E-Entonces, ¿la rebelión de Seriba es—?

U—…Creo que no está directamente relacionado con Bigerou. Si su barbárico emperador está postrado en cama por enfermedad, entonces para ser honesto, Seriba puede estar fuera de cuestión

Pero Su Majestad

Combinando sus esplendidos bigotes, Garido habló en un tono solemne.

Consecuentemente, cabe la posibilidad que el complot en Bigerou de la rebelión en Seriba es para prevenir que moviéramos tropas a ellos en esta oportunidad.

Ese es el curso correcto. Pero en todo caso, puedo decirlo. —El actual Bigerou no tiene libertad para cruzar las colinas y enviar soldados a nuestro país.

El príncipe a la corona volteo la cortina y vio el cielo de noche afuera de la ventana. Viendo detrás de los ministros sobre sus hombros, él expreso una calmada sonrisa la cual se sentía fuera de lugar cuando consideras la actual agenda.

—Garido-kyou, ¿puede por favor enviar un rescate a Seriba de una vez? Le dejaré la selección de comando a usted. Ya tiene preparado ir al siguiente punto. ¿cierto?

Aunque los provisiones y caballas de guerra han sido preparados de acuerdo a las instrucciones de Su Majestad… ¿está bien no esperar por el regreso de Su Majestad?

Eso no es. —Y Kamunyas-kyou, entre los mercantes que envíe hace rato, ¿por favor podría llamar de vuelta a ese que tiene gran influencia secreta en Bigerou?

Debería hacerlo así, ¿pero por qué razón exactamente…?
Déjele la compañía de refuerzas y preparaciones en caso de alguna protesta en Bigerou. Diciendo eso al objetivo movimiento militar al final, suprimiendo una rebelión interna y sin violar la frontera nacional. Cabe la posibilidad que se aleje de la puerta si sólo es nuestro portador de tregua, pero si el mercante es él está en Bigerou, la historia puede ser diferente.

P-Pero… ¿qué deberíamos hacer en caso que no acepten?

En ese momento, los dejaremos de lado. El otro lado igual no puede movilizar la armada. Si nosotros llevamos nuestra razón, la causa solo puede estar con nosotros en los momentos críticos

¿M-Momentos críticos…?

Cuando los Kamunyas dudaron, Isaac movió sus manos con un “hira hira (flutter)”.

No importa los detalles menores. —Más que eso, ¿puede alguien tener una perspectiva que funcione? El Ministro Militar organizara la armada; el Ministro de Finanzas dará suplementes confiables a Seriba y revisara las maletas; el Ministro de Exteriores llevara una carta dirigida a Bigerou y lo llevara al mercante. ¿Está claro?

Como desee.

Garido se inclinó exageradamente y se fue de la oficina. El Ministro de Finanzas y el Ministro de Exteriores también le siguieron a gran paso.

Kamunyas los despidió, limpiando el sudor de su frente y suspirando. Él se aproximó al príncipe de a la corona y bajo su voz.

…¿L-Lo haremos a tiempo?

¿Quién sabe? Soy un principiante con lo que es la milicia.

No puede ser… ¿No es Su Majestad el líder de la Orden de los Caballeros del Sello?!

Todos saben que soy el líder de nombre. Solo me volví líder porque es una tradición. Sustancialmente, Lucius fue consolidado yo solo dijeTe dejo el resto durante las maniobras.

S-Su Majestad…

Estoy bien.

El príncipe a la corona puso sus manos en los hombros de Kamunyas y sonrió optimistamente.

Podemos evitar el peor de los casos. Probablemente.

C-Cuando dice el peor de los casos… ¿es si Seriba cae y pasan a la guerra con Bigerou…? ¿O esa rebelión será esparcida a otras ciudades?

…Nee, Ministro de hacienda

Isaac miro fuera de la ventana, y si tuviera que decirlo, una mirada de confusión paso por su delgada cara que parecía a la de su madre. Él luego vio a Kamunyas.

De alguna manera es eso, ces. Parece que tu sentido del valor es diferente al mío.

¿Ha…?

Tal vez eres demasiado optimista y soy demasiado optimista. —Casi pensé que nunca pasaría por la armada si fuera a la ligera. Y en el peor de los casos, Costacurta-geika se lastimará, escapará y regresará
E-Eso es como se espera… perdón por mis palabras, ¿pensé que preguntar sería demasiado…?

Entonces lo recuerdo. Las rosas blancas que compre recientemente de un mercante Diruma tendrá pulgones. Si no los elimino rápidamente.

Golpeando sus manos con un “pon”, Isaac dejo atrás a Kamunyas y salió de la oficina.

Aunque sus características son distintas, Su Alteza es hijo de Su Majestad. Las personas más importantes en significados varios…

Viendo a Isaac correr a sus flores después de discutir una crisis nacional, Kamunyas dejó caer sus hombros con un suspiro sombrío.

♦♦♦

Hokon pateo al chico que estaba en el suelo del almacén con algo de enojo.

¡No dejen que escape! ¡No debió ir tan lejos! ¡Una Dominas cuya magia le fue sellada es una simple chica! ¡Captúrenla a toda costa antes que el alcalde la rescate! ¡Si es imposible, mátenla!

¡H-Haii!—

¿Estaban sorprendidos por la expresión de Hokon? Los soldados se apresuraron.

En un cuarto que era usado como un estudio por el propietario original de la mansión, Hokon se sentó en el sofá colocado ante un librero para leer sus pensamientos y se quitó sus guantes. Este estudio se convirtió en la sala de Hokon después que ocupara este lugar.

La Dominas que una vez fue capturada estaba bajo una fuerte red de vigilancia y regreso viva espléndidamente… lo que significa que en el peor de los casos ella los enfrento.
¡…!

Hokon, que suspiro con pesadez y vio al techo, sacudió sus hombros cuando empezó a escuchar esa voz de pronto.

…Te dije que no tomaras a la ligera a una Dominas.

Una mujer, vestida en negro de pies a cabeza y había estado parada en una esquina del cuarto sin ser notada, regañando al líder de la armada rebeld.

…Medou huh

Hokon, que estaba cerca de extender sus manos al guantelete que se había quitado, se dejó caer otra vez en el sofá y se sintió claramente aliviado.

No tomen en particular a la Dominas a la ligera. Esta “carta del triunfo” que me diste es ciertamente efectiva. Mientras la tenga, una Dominas no es nada; por supuesto también los guerreros. No les tome a la ligera, es más una verdad inevitable

¿Entonces cómo fue capaz de escapar?

Eso es…

El tono de orgullo de Hokon de pronto se desapareció. La mujer en el abrigo negro lo vio y sonrió fríamente. Ella se arrastró cerca del escritorio y recogió libros que estaban apilados.

…Una Dominas siempre está acompañada por su Hiera Glaphicos

¿Hiera Glaphicos? Ah… definitivamente recibí el reporte de un joven actuando como su guardia y la seguía de cerca pero—¿es solo un Hiera Glaphicos?
Hokon peino su bigote y sonrió.

¿Quieres decir que un Hiera Glaphicos vino solo y rescato a la Dominas?

Quien sea que la rescatara ya no importa. —Aparte de eso, los problemas son que la Dominas escapó y no hay reporte de que ese Hiera Glaphicos fuera asesinado.

…¿Qué?

Cuando la cresta mágica en la piel de una Dominas es grabado y se hace daño debido a heridas, el papel de un Hiera Glaphicos exclusivo es actuar para restaurarlos.—¿Qué si los dos están enlazados? Si les diste tiempo, la cresta mágica que borraste podrá ser restaurada

¡No les di demasiado tiempo!

Hokon golpeo el soporte con sus puños, colocó la jarra de agua directamente en su boca y bebió el gua de un trago.

…Ganamos el control del 70 al 80 por ciento de la ciudad. ¡Pasar por la línea de defensa es tener que alcanzarnos a la alcaldía!

No es limitado tomar la alcaldía como refugio. ¿Qué si ellos cruzan la rampa y escapan de la ciudad?

Movilice a todo el personal que puede llevar armas. Decir que la línea de defensa no es nada, ya he estacionado a personas en la rampa también. —Lo dije antes, Medou

Hokon nerviosamente sobó sus manos juntas en frente de su pecho y vio a Medou.

…Sé que te me acercaste y ofreciste para mi uso con alguna intención. Cuando tu verdadera intención no es de mi importancia. Como gustes. —Sin embargo, no permitiré que me dentengas

…Sería genial si incluso la mitad de esa arrogancia estuviera acompañada de buenos resultados

Cuando Medoy cerró el libro, la esquina del cuarto se alumbro ligeramente. El libro en su mano abruptamente estalló en llamas y se hizo cenias en un abrir y cerrar de ojos.

Derramando las cenizas restantes de sus manos con un “sara sara”, Medoy murmuro.

Si al menos puedes hacer el mejor uso de esta oportunidad y de verdad regresas a tu autoridad militan en tu madre tierra, demos de asistirte también luego de eso. Pero incluso si tienes problemas para lidiar con una Dominas novata y su Hiera Glaphicos, entonces no tienes el valor que crees que tienes. El fin de tu vida está sucio en un país extranjero con devotos que te creen y siguen

¿¡Quién… te crees que eres!?

Hokon se levantó del sofá, se puso el guantelete y apunto a Medou.

¿Es Haiderota o Bito!? ¡A este paso, eres un espía de algún país que quiere socavar la hegemonía de Amaddo, ¿cierto?! Eres una ladrona que hace que nuestro país pelee contra Amaddo y trata de obtener beneficios mientras otros pelean. ¡No me hables condescendientemente!

¿Nuestro país? Eres el que fue derrotado y expulsado del país; ¿Dónde está “nuestro país” del que hablas?


La complexión de Hukon se puso roja del enojo de pronto se puso pálida.
Aunque me llames ladrona, recibiste ayuda de la ladrona y trataste de regresar a tu madre tierra; ¿qué te hace entonces? Esto va más allá de lo lamentable; eres patético

—¡Cállate!

Hokon movió su mano derecha ligeramente y conecto el camino con poder mágico. Una aguja de luz blanca salió de su dedo.

Sin embargo, Medou sacudió las cortinas detrás de ella y desapareció del lugar antes que su pecho sea perforado.

¿¡!?

Hokon vio apresurado los alrededores, pero la figura de la persona que estaba vestida en negro no estaba en ninguna parte. Literalmente no había siluetas o la figura de ella y ella se había desvanecido.

Hokon deshizo uno botón de su collar, respiro profundamente y salió del estudio rápidamente.


Siguiente
« Prev Post