Armas Desechables


Armas Desechables


Una aeronave aterrizó en el puerto.

Era la Utica, una aeronave táctica que se jactaba de la más grande salida de energía y capacidad de carga de todas las aeronaves pertenecientes a la Guardia Alada.

Anterior a esto nunca había estado en combate, en gran parte por el costo. No solo porque diga tener un enorme incinerador cíclico encantado, por sí solo, era insuficientemente poderoso para alimentar el atroz consumo de combustible, también de tener menos de cuatro pares de aladas auxiliares construidas – al final – ¡el fondo de la base! La cascara estaba tallada en acero rojo así no podría deformar el monstruoso barco, apoyada por dieciséis rotores que eran cuatro veces más grandes que las de una aeronave regular. Un cañón principal, ya que está situado en un barco de esta magnitud, era del poder físico más grande. Aun así, los ingenieros tuvieron un punto al intentar instalar el arma de defensa el “Disparador de Montaña” dentro del barco.

A fin de cuentas, Utica era la aeronave suprema. La cristalización de la arrogancia construida con el más poderoso de los gadgets más poderosos, construida ignorando todo lo concerniente al consumo de combustible, costos de mantenimiento, daños de combustión, y más, podía ser llamada la más grande pieza de arte jamás creada.

[Hey, tú.] El Jefe de División le preguntó a Feodor. [¿Qué piensas de esa aeronave?]

Feodor contemplo la pregunta, luego respondió con honestidad. […Las personas que lo diseñaron probablemente se divirtieron muchísimo.]

No era más que un juguete que había sido diseñado, manufacturado, y hecho operacional. Él pensó que todos los involucrados con el proyecto lo dirían. [¡¿Cuánto habré bebido cuando hice este pedazo de chatarra?!]

[Se supone que esta cosa será nuestro As en el siguiente strike. Estamos de manos atadas por orden del General.]

[Sí.] Feodor reexaminó la aeronave. A sus cálculos, era capaz de destruir a cualquier enemigo, ya sea aliado o no. Un disparo del cañón podría volar una ciudad pequeña – y le daría lo suficiente a otra ciudad pequeña. Era un arma ridícula, aun sin tomar en cuenta el asunto del transporte al campo de batalla.
Solo había una cosa que podía decirse a tal monstruosidad.

[Suena a que va ser un fastidio.]

[Es un fastidio.]

Para empezar, era de conocimiento común que armas convencionales que no recibían Venom eran débiles contra las Bestias. No eran invulnerables contra esas armas, pero a la misma vez, no tenía el poder suficiente para dar el golpe de gracia. En las batallas contra los Teimerre y la Aurora, registros los cuales la Guardia Alada tenían de sobra, la artillería convencional solo las seguía usando para comprarse tiempo.

Cualquier persona normal pensaría en investigar algún otro método. Y quizás, solo quizás, una persona anormal pensaría esas palabras:

[Ya que no es efectivo, dejemos de lado el poder de fuego para luego. Si solo nuestra artillería produce tantos resultados, ¿no sería mejor para nosotros darles con un ítem que tiene cien veces más poder?]

Sin más decir, el tipo de campo donde las cosas podían haber sido discutidas por Feodor por cien veces.

En muchas formas, el Venom era algo similar al fuego. Una razón para que no pudiera mantenerse solo. Si uno desea usar su Venom, tenía que incinerarlo en un lugar en un tiempo específico. Por ello, el Venom incinerado dentro del cuerpo podía ejercer efectos en fuerzas exteriores si hacían contacto con el cuerpo.

Es decir, no podía ser usado para cosas riesgosas como liberarlo como una flecha o escudo. Si uno quería liberar una infusión de ataque en una Bestia con el Venom en algún tipo de circunstancia, tenía que ser en combate cercano.

[…Ah, espera. Ya veo… hay otro método que podemos usar.]

En el presente, Feodor tambien sabía de la existencia de ese método.

Si un espíritu con la habilidad de incinerar su Venom lo usaba, más que una artillería, escudo, entonces ataques efectivos sin acercarse a las Bestias serían posibles.

No sé quién pensó en ello, pero es un método lógico. A lo que respecta a combates anti-Bestias, sería un rayo de esperanza por entre las nubes de esas irrazonables demandas.

[Primer Oficial.] Feodor dijo sin más. [Deseo hacerle una pregunta fuera del tema.]

[¿Hmm?]

[Es acerca de esas oficiales equivalentes de Primera Clase. Creo que recibieron tres peticiones de rangos oficiales más altos que la del Primer Oficial, ¿correcto? ¿Puedo preguntar quiénes fueron?]

El Jefe de División se pausó un momento. [El Primer Oficial Limeskin de la Segunda División. Primer Oficial Baroni Makish de la División de la Policía Militar. Yo, de la Quinta División. ¿Y eso?]

Al menos conocía a esos tres. De las personas que podían vivir en esta base y ser tratados como soldados equivalentes, nunca podrían volverse en soldados. La razón de su existencia, y sus verdaderas identidades.

[Muy bien, Primer Oficial, quizás—]

Feodor se mordió la boca. no era algo que pudiera preguntar. Él aún no había sido informado de sus identidades. No debo preguntar basado en el conocimiento el cual no debería saber. [No es nada. Gracias.]

[¿Así es eso?] El Jefe de División inclinó su cabeza, levemente frunció sus ojos, pero él no siguió con el tema. […Muy bien.]

________________________________________

Tiat estaba arriba del tren abandonado otra vez, sentada con sus brazos en sus rodillas.

Feodor pensó que había aprendido su lección luego de dos caídas. Al menos guardaba su distancia de la salida de vapor. Parece que lo reconoció por el sonido de abrir la puerta, mientras le daba miradillas de reojo a medida que se acercaba.

[Donas.] Dijo él saludando. Ella asistió, haciéndole ceñas algo molesta. [¿…Qué crees que soy?]

[Alguien que de alguna manera siempre come deliciosa comida.]

Gah. Al grano, pero no es que pueda negarlo.


[¡Oh, lo sé!] Tiat sonrió. [¿Por qué no me dices donde las consigues?]

[¿Qué harás si te lo digo?]

[Pensé en que debo comprarle algo bueno a Collon y las otras, pero hay toneladas de comida sin sabor en esta isla…] Ella se pausó. [Espera, ¿es algo malo que siempre esté pensando en cosas deliciosas?]

[¿Es por eso que sales de la base sin permiso?] Feodor pregunto. [Sabes que ahora está en contra las regulaciones, ¿verdad?]

[Sí.] Tiat respondió al momento. [Nuestros oficiales superiores soy muy serios para preguntar por esas cosas.]

[¿Oh?] Él levantó su ceja. [Y entonces, ¿qué crees que soy?]

[M-Mi oficial superior no tan serio.]

…Oh, mierda. No iba a admitirlo, pero no podía vencerla en charlitas. Feodor suspiro. [Ya que has estado caminando mucho, ¿por qué no intentas usar tus pies más y encuéntralo tú misma?]

[Hm… oh, pero no tienes suficiente dinero para usarlo en probar y comprar la comida…]

No es que a los soldados en la Guardia Alada no les pagaran bien. Oficiales superiores podían sustentar a una gran familia con el poco que les quedaba para permitírselo. Con un poco de dinero, con facilidad podían caminar en la ciudad gastando, a diferencia de los pobres estudiantes universitarios.

Ella solo tenía que ser considerada como un soldado para que se les garantizara.

[Siempre aquí, pero ¿por qué estás tan interesa en este lugar?] Feodor pregunto. [No es tan diferente a otros lugares que puedes encontrar por la ciudad.]

[Hm, no sé si estoy interesada, pero…] Inclino su cabeza mientras Tiat comenzó a trabarse. […No, espera, ¿soy yo?]

Él esperó, y ella dijo otra oración. [Creo que este es el que se siente más triste. El viento es fuerte, pero tranquilo, y no hay nadie aquí – excepto cuando un cierto alguien viene acá.]

Su lógica tenía sentido. [Es el mejor lugar para cuando tienes algo en mente.] Feodor accedió, sentado en un lugar cercano a Tiat. Desde su punto de vista, la Ciudad Lyell se extendía debajo de él como siempre lo hacía.

[Me pregunto…] Y así, las palabras salieron de sus labios. [¿Habrá algún significado en proteger este mundo?]

[¿Huh?] Tiat fue a él, la extensión de sus manos no se comparaba a su expresión. [¿Qué pregunta es esa? Si eres un oficial de la Guardia Alada, ¿no deberías de saber ya la respuesta?]

[No es por mí, es por ti.] Él tiró otra dona a sus manos. [Tampoco es algo que un soldado equivalente de Primera Clase como tu pueda afirmar. Oí de cómo eres un Espíritu, afinada a esa cosa de Arma Excavadora.]

Tiat tiró la dona a su boca. Uno, dos, y tres mordiscos antes de responderle. [¿Cómo sabes sobre eso? Se supone que es muy clasificado.]

[Bueno…] ¡Porque en secreto las investigué usando un informante! Como si pudiera decirlo. ¡No, espera, fue ilegal para empezar, ¿y por qué le estoy diciendo que lo sé todo?!

¿Qué carajos estoy haciendo?

[Porque soy su supervisor, e incluso si es por ahora, también soy tu oficial superior.] Feodor lo dijo, sustentando su falsa razón. [Necesito saber qué puedo hacer por ti, es todo.]

Tiat resopló, luego estallo en risas.

[¿Por qué estás riendo?]

[Ah perdón, solo me entró la nostalgia.] Tiat palmeó su pecho, lagrimillas salieron de sus ojos. Él se preguntó si quizás un poco de donas se quedaron en su garganta. [Veras, alguien nos contó algo como eso una vez. Era duro, pero de corazón torpe. Hacerse el fuerte no le iba.]

Un hombre pasó por la mente de Feodor. El nombre que Tiat le dio antes mientras hacia la misma cara que ve ahora, le pertenecía a la persona que Lakish y Collon hablaron, el que había su anterior cuidador, [¿Es… el sujeto Willem? ¿Aquel que mencionaste?]

[Sí, tienes razón.] Tiat se rio de corazón. [Nuestro padre bueno para nada.]

Él no podía decir si le respetaba o no, pero… al menos, ese hombre parecía ser un amigo cercano y alguien que adoraba. No sé si es debido a nuestros rangos o porque podemos ser de la misma edad, pero es de mal gusto ser comparado con alguien del que no conozco nada.

[Lo protegeré.] Tiat dijo sin más. Feodor le dio una mirada preguntona, y ella siguió. [Lo que dijiste antes, ¿es acerca de si este mundo merece ser protegido? No hay forma que yo sepa algo como eso. No es como haya pensado lo suficiente de ello, y tampoco es que conozca a muchas personas. Por lo que no pienso en cosas complicadas.]

Ella respiro. [Pero decidí proteger a mis amigas, al mundo, y otras cosas. No necesito preguntar si tiene algún significado o no. Es lo que decidí hacer, por eso no puedo tirarme ahora. Es es todo lo que hay.]
[Eso…] Feodor rebuscó por las palabras correctas. [Me suena casi como a que quieres ser un héroe.]

[Hm, creo que está lejos de eso, pero quizás es lo más cercano. Es grandioso pelear y tirar tu vida, ¿cierto?] Tiat rio un poco. [Cualquier chica o chico de mi edad adoraría a la persona que hiciera eso.]

[Yo—]

[Debes tener una persona más preciada que tu propia vida, ¿cierto?]

[Es porque esa persona descubrió que es la más feliz y afortunada.]

[…No lo creo.] Feodor agitó su cabeza. [Mi propia vida es más importante que la de extraños.]

[¿Quuué? Dios, chicos como tú no tienen sentido del romance…]

[Es exactamente porque pienso de esa manera e intento satisfacerme a mí mismo es que estoy vivo ahora.] Él dejo la bolsa de donas a su par y miró por la ciudad otra vez.

Puede que se deba a su perspectiva o por la distribución de distritos, pero en la parte de Lyell que podía ver, casi no había personas vivientes visibles o incluso moviéndose. Era imposible decir si era porque el número de ciudadanos aquí era muy reducido, o porque ya se habían ido. La línea entre un mundo que había terminado y un mundo que sigue terminando.

[Puede ser cierto para ti.] Tiat lo dijo tranquila, las últimas piezas de su dona fueron devoradas. [Pero sabes, no estamos exactamente vivas.]

[¿Eso qué significa?]

[Significa lo que significa. Um, ¿cuánto sabes? ¿acerca de nosotras?]

[No mucho.] Él cruzó sus brazos. [Eres una ocurrencia espiritual natural que vale para nosotros al afinarte con las armas excavadoras, y eres desechada luego de abrir la Puerta de las Hadas.]

Tiat rascó su cabeza. [Oh, ¿es todo? ¡Bien, tengo que darle a mi poderosa memoria para contarte el resto! Ahora veamos, ¿debería ir primero por la explicación difícil…?]

Luego de juntar sus dedos, empezó. [Bueno, primero que nada, somos fenómenos naturales llamadas Leprechauns. Podemos movernos, hablar, y pensar, pero técnicamente no somos seres vivientes…]
________________________________________
Tiat le dijo todo.

De acuerdo a ella, las Leprechauns son una variedad de fantasmas y, hablando en sí, no se les puede considerar en verdad vivas.

Las hadas originalmente no son más que auto-reivindicaciones, fenómenos físicos cuya existencia era frágil. Resisas se oían dentro dl bosque; leche que baja en pocos durante la noche; volando y bromeando, y todo invisible al simple ojo.

Las Leprechauns, una subespecie de las hadas, no podían cambiar su naturaleza. Se parecían a los Emnetwyte y que desaparecieron sin que nadie lo notara. Pero si se topaban con el anterior desvanecido, entonces se establecería en la existencia de un niño sin marcas y se inicia como la falsificación de un ser viviente.

Gozo, risa, dolor, pena, cargas, alivio…

Hasta que mueran, ellas actuarían como si en verdad estuvieran vivas.
________________________________________
[…Bueno, de otra manera, es como actuar el papel principal en una historia de fantasmas.] Tiat concluyó. [Somos fantasmas que no saben que están muertos, o algo así. Aunque no tenemos cuerpos físicos, nuestro seudo sistema de alamas de alta densidad lo pone en una forma que los imita… o algo como eso.]

[¿No tienen… cuerpos físicos?] Frunciendo sus ojos en algo como una mirada, Feodor vio a fondo a la chica a su par. Cabello verde corto brillando y aleteando con la briza del viento. El ribete de su falta revoloteaba con majestuosidad en vendaval en dirección a la ciudad. Migas de la dona pegadas a su boca.

No importa cómo lo vea, ella se ve igual a una adolescente enérgica y levemente desarrollada.

[No me mires. Pervertido.]

Feodor aparto la mirada. [No quiero a una niña sin marcas como compañera. Como sea—]

[¡Hey, no me llames niña! Para que lo sepas, incluso—] Tiat hizo unos gestos. [— ¡He crecido más en estos días!]

[No importa.]

[¿Huh? Sabes que eso no es bueno.]

[Oh, dame un respiro.] Él agitó su cabeza. [Da igual, no puedo entender a lo que te refieres con no tener un cuerpo físico.]

[Hmph…] Tiat hizo pucheros. [Para que tengas en cuenta, las Leprechauns tenemos una cantidad increíble de energía dentro de nosotras. Esa es una de las razones porque somos bien vistas. ¡Si apartas nuestras almas de nuestros cuerpos físicos, podemos causar una explosión masiva!] Ella abrió sus apretados puños con un sonido de [¡Kaboom!]. [Claro, no podemos hacerlo con tanta facilidad. Si fuera posible, probablemente no sería bueno si estuvieras cerca de nosotras.]

Dejando sus anos en su regazo, Tiat continúo. [Porque podemos liberar esas grandes explosiones que la Guardia Alada nos llama su arma secreta final. Ya que naturalmente conectamos nuestro Venom, incluso nuestros resultados contra una Bestia son excepcionales. ¡Y porque es algo que se sigue usando en batallas contra los Teimerre, prácticamente se ha demostrado a cabalidad por las grandes hadas que estuvieron antes que nosotras!]

Le levantó el pulgar a Feodor, soltando una radiante sonrisa. [No sabes a totalidad si funcionara contra el Croyance, pero…]
[La operación está prevista dentro de tres meses.] Feodor respondió. [Sabes, tenemos una unidad de recolección de información que puede descubrir la peligrosidad del ataque de un Croyance hasta cierto grado, retirada, y revisión de estrategia con nuestra información obtenida recientemente. Así que si eres esa clase de super arma, no tiene sentido usar ese poder a las prisas.]

[¿Eso es malo?] Tiat le pregunto. [No lo sabrás hasta cierto punto una vez brotemos como bombas que pueden igualarse contra el Croyance. Sería de mucha utilidad para todos ustedes si nos moviéramos primero.]

Feodor podía sentir la frustración dentro de él. [¿Cuántas de ustedes han protegido a este mundo de los ataques de la Sexta Bestia hasta ahora? ¡Deben estar llenas de elogios! El aceptar el trato de armas desechables… ¡¿No e digas que en realidad están de acuerdo con ello?!]

[Oh bueno, supongo que no se puede evitar.]

[¡¿No piensas en “No quiero morir”?!]

Tiat sonrió.

Fue una fría y muerta máscara de una sonrisa animada y honesta.

[No pienso en ello. Al fin que, desde el inicio, nunca estuvimos vivas.]

[¿…Me estás diciendo que es difícil para ustedes sentir miedo?]

[Incluso si siento miedo, el hecho que somos nosotras no cambia.] Tiat se calmó, murmurando a sí misma, hasta que sus ojos se abrieron como si se le ocurriera algo, y golpeó con su puño un muro de metal cercano.

Ese muro era parte de un gran mecanismo que formaba parte de la ciudad, y como tal, tenía muchas partes movibles y bordes por debajo de la superficie. Específicamente, el área que Tiat golpeó tenía una estrecha abertura tallada por el calor de la ventilación con un alero sobre el borde. Dependiendo de cómo lo toques, podría actuar como un tipo cuchillo desfilado.
La piel de sus nudillos se rasgó, sangre roja se pinto en el muro y el suelo.

[Qu—] Feodor se congeló, sin entender la posible razón por la que se lastimó a sí misma. [Qué— ¡¿Qué diablos estás haciendo?!]

[Probar lo que dije antes.] Tiat lo dijo calmada, sangre aún salía de su puño. [Como puedes ver, no le tengo miedo al dolor o la muerte.]

[¿N-No te… duele?]

[Oh sí, duele. Puedo sentir el dolor. Pero solo eso.]

Los seres vivos le temen a lastimarse porque los acerca más a la muerte, pero si un ser no le teme a la muerte, serían incapaces de evitar lastimarse por sí solos. Aquí es donde entra la lógica.

[No le temo a la artillería.] Tiato lo dijo. [Como un arma que es usada para morir en batallas, ¿no es una habilidad conveniente?]

Feodor sentía el sudor frío pasar por su frente. De acuerdo a lo que dijo antes, al menos siente dolor. Aunque sigue sonriendo, incluso mientras decía tantas cosas extrañas.

Ya no puedo soportar ver esto. […Bien, entiendo.] Feodor se alejo de ella al pararse. [Decidí que no sé nada de esto. así que tienes que hacer tu deber. Si tanto quieres salvas a Regul Aire que estás dispuesta a tirar tu vida, entonces hazlo como quieras. Ya no me meteré más.]

Abrió el collar de su uniforme como si lo rompiera, sacando un siempre kit de primeros auxilios que tenía dentro, y fue a Tiat. [Si vas a llamarte arma sola, debes saber que es malo si no te mantienes para dar tu mejor en el campo de batalla. Y como tu superior, te ordeno: actos inútiles como lastimarte están prohibidos desde ahora. ¿Lo entiendes?]

[¡Kaaay!] Tiat respondió, abriendo el kit y sacando unas gazas mojadas en medicina.


Siguiente
« Prev Post

1 comentarios:

Write comentarios
Henry
AUTHOR
27 de noviembre de 2018, 21:13 delete

Ahhh queriq aguantarme hasta que el volumen este totalmente traducido, pero no puedo!
Estaré al tanto!, espero no abandonen el proyecto.

Reply
avatar