Corte 1 – Hoy, estaba en un Campo de Sandías. Perdí mis Recuerdos


Corte 1 – Hoy, estaba en un Campo de Sandías. Perdí mis Recuerdos


“Perdí mis recuerdos.”

“¿Pasaste una apasionada noche con tu novia hasta que perdiste la memoria? Ahora esto es lo que es ser un delincuente.”

“¡Escúchame en serio! ¡Realmente perdí mis recuerdos!”

“Además, ¿por qué no me llamas señorita? Ahora esto es por qué eres un delincuente.”

“Señorita, por favor no juegue. Esto es en serio. Realmente perdí mis recuerdos.”

“Dios mío, ¿se debe por qué has nacido con una cara terrorífica? Ahora esto es—”

“Voy a golpearte.”

Es lunes.

No, espera, es martes.

…Eso parece. Mis recuerdos indican que este es el primer día que vine a la escuela en esta semana.
Claramente, estábamos en la enfermería de mi escuela, y estaba hablando con la enfermera. Este era el único hecho que tenía certeza, y las otras partes aún son borrosas.

“¿Y así qué? ¿Cuándo perdiste tus recuerdos, Akitsuki?”

La enfermera Higumo me hablaba con claridad, llamándome por mi nombre groseramente.

Ya es primavera, y sin embargo la profesora estaba usando una bufanda de color azul sobre su bata blanca. Claramente, ella no estaba bien con las estaciones.
Ella era un tema de belleza entre los estudiantes masculinos con sensuales curvas y hermoso rostro, y en este punto, ella llevaba un collar y cruzaba sus piernas como una exhibicionista, pretendiendo probarme. Sin embargo, fue inútil para mí ya que no me gustaba ese tipo de desorden. Es por eso que no molesta que su pecho se apoye en mí espalda, y que no levante su pierna otra vez. Soy un chico, ¿sabes?
La briza soplaba a través de la ventana, aleteando mi largo cabello llenando la enfermería de una fresca esencia. No, espera, este no es momento para hablar de esas cosas. No es tanto de eso.

“No tengo ningún recuerdo de mis memorias del Lunes. No recuerdo nada de la noche del domingo hasta que desperté.”

“¿Qué pasó cuando despertaste?”

“Estaba en un campo de sandías.”

“…¿Ookkaayy?”

Incluso hasta yo pensé que era raro. Esta es la verdad, así que no se puede evitar.

Además, está aún no es la parte rara.

“Quiero regresar a casa a tomar un baño, pero me di cuenta que estaba tarde, cambié de idea y decidí venir a la escuela. Mientras no note que era martes.”

“Déjame pensar, ¿quieres decir que te bañaste entre las sandías?”

“¡Cómo diablos dije eso!”

Después de dormirme el domingo, desperté en un campo de sandías. Después de venir a la escuela, descubrí que era martes por alguna razón. No tengo idea de que estoy diciendo, y también encuentro difícil expresarme.
“Hey, estás medio dormido, ¿verdad? Como esperaba del delincuente número 1 de la escuela.”

“¡Completamente imposible!”

“Entonces estás ebrio, ¿verdad? Como esperaba del delincuente número 1 de la escuela.”

“No.”

“Porque tienes una cara bastante atemorizante. Como esperaba del–”

“¡Es suficiente! O te golpearé.”

Miró con enfado a la enfermera, quien dice cosas sin sentido.
Esta idiotez de ella era aparentemente popular entre los estudiantes, y no tenía de por qué. Parar ser honesto, no quería realmente consultarle a tal profesor despreocupado, pero no tengo el coraje de ir a un gran hospital y decirle a los doctores: “Bueno, vera, perdí mis recuerdos. Hehe.” Si fuera posible, desearía simplificar un gran error.

“Uhm, sin embargo, desde un punto serio de vista, ¿la idea más plausible es que simplemente confundiste el Domingo con lunes? Aunque no es muy realista.”

“En efecto.”

Entiendo lo que quiere decir, pero definitivamente no lo es.
Es exactamente debido a esto que he venido a consultar con la frívola enfermera de escuela.

“Por favor escuche con cuidado. Esta mañana, escuche a mi madre después de levantarme ayer y mire al espejo, de pronto saque un raro sonido y salí corriendo, y mi paradero era desconocido hasta entonces. Aparentemente, aún estaba vistiendo pijamas. Sin embargo, no recuerdo nada, lo que significa que…”

“…”

“…”

El silencio cayó sobre nosotros.

“Es por tu apariencia de miedo…”

“¡Fue suficiente! ¿Realmente te gusta mencionar eso?”

Higumo dijo salir una risita, y finalmente decidió enfrentarme en serio.

“Bueno, supongo que lo que acabas de decir es cierto.”

Ella cruzo sus piernas otra vez, su dedo índice sobre sus labios diciéndome,

“Esto es a causa de tu pérdida de memoria.”

“Ahh.”

Pérdida de memoria.
Desearía no admitirlo, pero no hay otra posibilidad.

“Síp, pérdida de memoria, ¿huh?”

Higumo murmuro mientras ondeaba su cabello, aparentando estar pensando.

“Sin dudas es pérdida de memoria, hay de varios tipos, varía de “’¿Dónde es esto? ¿Quién soy?” amnesia retrógrada que muchos están familiarizados con, “recuerdo hasta que me le abalance a la Señorita Higumo…”. En este caso, serías capaz de recordar un capítulo de tu memoria. Un lapso de pérdida de memoria que puede ser bastante largo. Supongo que tu situación es la actual, ¿cierto?”
“Uh-uh, estoy bastante seguro que es eso.”

“Así que admites que te me estabas abalanzando, ¿eh?”

“Y volviendo al tema…”

No tengo perdido todos mis recuerdos, como prueba es que puedo presentarme por mí mismo.

Mi nombre es Akitsuki Sakamoto.

Asisto a la Secundaria Sakurahime, actualmente estoy en el segundo año.

Soy el más grande de cuatro, y tengo una hermana menor.

Mido 1.85 metros de alto y peso 70 kilogramos.

Mi cumpleaños coincide con el de mi jugador favorito.

Mi pasatiempo es visitar templos en verano e invierno.

Nací con una cara de miedo, y debido a esto, tengo la reputación de ser un delincuente.

Por tanto, no tengo amigos. Además, los chicos de mi clase se mantienen a cierta distancia de mí. Cada vez que cambiamos de asientos, puedo ver a las chicas a mi lado mostrándose  después de mostrarles una cara de pena. Ha pasado tantas veces que me he acostumbrado.
He pasado esta discriminación desde que estaba en la primaria y esto me ha llevado por mal camino, lo que ha causado que me convierta en el actual delincuente. Mis compañeros, vecinos, profesores, básicamente todos en este mundo me empezaron a despreciar. Incluso mi pequeña hermana empezó a decirme cosas como “No me hables, pedazo de mierda.” Todos me juzgan por mi apariencia. Oh, bueno, puede importarme menos lo que las personas piensen.

“¿H-Huh? Akitsuki, estás llorando.”

“¡No estoy llorando! ¡Dilo otra vez!”

“Ehe, ya veo.”
Higumo detuvo sus preguntas sin sentido y bostezó.
Supongo que aún hay personas quienes les es bastante difícil bostezar espontáneamente.

“Así que, perdiste tus recuerdos. Pero, aun si dices eso, no hay nada que podamos hacer. Puede haber un problema con tu cerebro, ¿vamos al hospital?”

“Nah, olvida el hospital.”

No quería hacer mucho alboroto por esto.

“Eres realmente terco, verdad. Supongo que no hay nada que pueda hacer. Pero deja que examine la situación actual.”


“La situación actual…”

No resolvimos el problema, pero era cierto que no había nada que pudiéramos hacer.
Tsk, así que no hay forma.

Desesperado, levantó la silla plegable.

“Entonces adiós. Tal vez voy a regresar otra vez.”

“Ah, por cierto, Akitsuki…”

¿Hm? Escuchando la fatigada voz de Higumo, regreso a ella.

“Tu cabello es bastante largo, ¿no crees? Es contra las reglas de la escuela. Y si te lo cortas, lucirás mucho mejor.”

“Soy un delincuente, eso no importa.”
“Como esperaba de un delincuente. Eres bienvenido cuando sea.”

Mierda, ¿por qué volvería?

La atractiva maestra tenía los brazos cruzados, y hago un tsk antes de golpear la puerta con fuerza.
Estoy caminando por el pasillo que va reflejando la luz de sol. Es un buen clima, ciertamente no produjo lo de la tormenta de ayer.
Espera, mi culpa. Me refiero al día antes de ayer. No tengo idea si el cielo estaba claro ayer o no.
Hace tanto calor que voy a sudar si corro, y el corredor está lleno con estudiantes hablando animadamente como durante el almuerzo. 
Han pasado unos cinco días desde que me convertí en un estudiante de segundo año. Había usuales grupitos en el pasillo desde años anteriores, y nuevos grupitos formados.

Por supuesto, esto no tenía que ver conmigo. Si tengo algo que decir, eso no es acerca del bostezo mientras caminaba por el pasillo.

Oscuramente dejo salir un suspiro, y silenciosamente abro la puerta de la clase. Inmediatamente, casi todos mis compañeros concentraron sus ojos en mí. Sin embargo, antes que nuestros ojos se encontraran, ellos apartaron la mirada.

“Haaa…”

Mi puesto estaba en el puesto de la fila de en medio de la parte de atrás. Descanse mi cabeza en la palma de mi mano esperando que el tiempo pasar. ¿Quién va a hablar conmigo?

“Hey, ¿es cierto lo que Mariko dijo?”

“Sí, parece eso. Aparentemente, ella fue acosada por el estudiante de la clase 3.”

Sin embargo, sabía que nadie vendría y hablaría conmigo, así que termine escuchando sin querer.
“Eso es bastante monstruoso. Si la maestra hubiera prestado más atención.”

“Eso es inútil. Los profesores de esta escuela están temblando de miedo. Después de todo, nuestra clase–”

En ese momento, ella empezó a bajar el tono de su voz de forma rara.

¿Yo? ¿Ella está hablando de mí?
Déjame decir esto primero: no estoy causando ningún problema sólo porque soy considerado un delincuente.
¿Puede ser que mi existencia por sí misma sea molesta? O es que soy una carga viviente.

En ese caso, no puedo ayudarte. Haha, ¿muere?

“Tsk.”

Subconscientemente hago eso con mi lengua y en un momento, me di cuenta que hice algo malo.
Como esperaba, la chica empezó a temblar, de pronto se paró y corrió a la esquina de la clase.
Agitándose, ésas chicas vinieron acercándose mientras tímidamente miraban por mi camino, como si se disculparan.
Mis ojos luego encontraron a una chica pequeña con trenzas, pero ésa chica evito su mirada rápidamente, y esto casi hizo que me salieran las lágrimas.

“Maldición…”

Deje salir un suspiro, apoyándome sobre el escritorio y cerré mis ojos. Puede la escuela terminar tan pronto como sea posible.

Haciendo pucheros desde que la clase empezó, y seguí recostado en el escritorio, pero nadie, incluyendo al profesor, me llamó. No podía levantarme en este punto, por lo que continúe resistiendo mi dolor de hombros hasta que terminó la escuela.
Ahh, estoy cansado.
Cuando llegue a casa, mi madre dijo “¿a dónde diablos fuiste ayer?” así que respondí “cállate, no es asunto tuyo!” como lo que diría un estudiante en su etapa de rebelión. Mamá, este es un malentendido, quiero ser un chico bueno, pero parece que no puedo encontrar el momento indicado.

“Oh.”

“Woah.”

Estaba entrando a mi cuarto en el segundo piso, y choqué con mi hermana, vestía su uniforme escolar, estaba caminando fuera del cuarto.

“Yo, regresaste.”

“¿Qué estás haciendo? No me hables, pedazo de mierda.”

Mi hermana lo dijo con una voz fría como si ella descargara su furia en mí. Ella tiene un bobcut[1], sus ojos debajo de su mirada en el fin del pasillo, no me estaba prestando atención.
Ésa es mi hermana, Yukiko Sakamoto. Ella se graduará de la escuela media la siguiente primavera.
Su pequeño cuerpo se asemeja al de mamá; no parecemos hermanos del todo ya que su hermoso rostro es diferente al mío. Ella sería más popular si fuera más animada. Desafortunadamente, ella comparte la forma grosera de hablar conmigo.

“Será mejor que no holgazanees hoy otra vez, pedazo de basura.”

“¿Hmph? ¿Hoy?”

“No actúes como un idiota después de los problemas que causaste ayer.”

“Eh….”
¿Ayer…? Espera.

“¡Yukiko! ¿¡Me viste ayer!?”

“¿Huh? En realidad—“

“¿¡Qué hice ayer?! ¿Qué fue lo de ayer?”

Sacudí los hombros de mi escéptica hermana.
Parece que ella me encontró ayer.

“¿¡Preguntas qué hiciste!? ¡Eso deberías preguntártelo!”

“¡Dilo ya! ¡Quiero saber qué piensas de mí!”

“¿Huh? Q-Qué pienso de ti…esto—-“

“¡Te lo ruego! ¡Dímelo honestamente, por favor! ¡¿Qué crees de mí?!”

“ ……! ”

Presione la situación con una cara seria que nunca había tenido. Por alguna razón, la cara de Yukiko se sonrojo, sus labios se abrieron ligeramente.

“Q-Qué creo, e-eso, bueno, te encuentro como-…..”

“¿Hm?”

Habla alto, ¿por favor?

“Como dije, t-te encuentro-…..”
“Hey, ¿qué pasa? ¿Tienes fiebre?”

Yukiko continúo tartamudeando, y así, la moví al lado y puse mis manos en su cara.
Tal vez porque la agite, mi hermana me está dando una cara llorona como alejando mi mano.

“¿Hey, n-no me toques, idiota!”

Mi hermana lo gritó mientras cerraba la puerta de su cuarto, encerrándose adentro.
Mamá miro desde las escaleras y grito “¿qué estás haciendo?”.“¡Cállate, bruja!” le grité, y me encerré en mi cuarto también. ¿Qué con Yukiko? ¿Por qué no me dijo lo que hice ayer?

“Ahh, santo dios….”

Arroje mi espalda a la esquina y me recosté en la cama. Envuelto por el sonido de mi cuarto, el sueño me impacto. Pero inmediatamente recordé ese accidente, y recogí la mochila que tiré.

“Veamos, recuerdo esta cosa.”

Sacó el periódico que compre de camino a casa, y pasó las páginas.

Ah, lo encontré.

“Estudiante de la Academia de Señoritas Takiou muere en accidente.”

 El titulo era grande, palabras oscuras, y volví a revisar el título.
Esta noticia está en la esquina del periódico local. Usualmente no leo la columna de noticias o veo la Tv, pero esta es una excepción.

“Así que su nombre es “Yumesaki Hikari” huh.”

Murmure el nombre de la chica que había fallecido.
Lo sacó cajón del escritorio, tomé la andrajosa libreta. Lo abrí cuidadosamente para no dañarlo, y encuentro el nombre de la misma chica en la fotografía rasgada.
Recuerdo que paso ayer, no. Me refiero al día antes de ayer.
La chica que murió en la lluvia. Honestamente, no quiero recordar ese accidente. Gracias a dios, no vi su rostro. No quiero ver el rostro de alguien antes de su muerte, especialmente el de una chica.

—-usando la mitad de su ciclo de vida.
Esa voz fría resonó en mi mente como la lluvia. El sol se puso a través de la Cortina y pego en mi cara. 
Quién diablos era él. Ése hombre sombrío con túnica negra. Una existencia parecida a un espejismo creado por la lluvia.
Mis recuerdos eran nublosos como si fuera un sueño de cuando era niño y ahora es realidad.
Vente, le dije. Pero lógicamente pensé que eso no es posible. Las noticias trasmiten su muerte sin emoción.
La chica murió. Esa sombría persona como un espejismo causado por la lluvia. Estaba traumatizado por la muerte de la chica y perdí mis recuerdos del domingo.

Pero, ¿eso es todo……?

“¿Soy raro?“

Las palabras que dije subconscientemente me arrastraron. No es eso. Suspire otra vez después de colocar mis ojos en la libreta.

“Necesito…regresar esto…..”

Si las noticias no están mal, esta libreta debe ser regresada a su familia. No puedo hacer nada de todas formas.
Sin embargo, no tengo las agallas de regresarlo. Porque, esta libreta—-

“…… tsk.”

No sé cuántas veces he hecho eso con mi lengua en el atardecer. Ajusté las cortinas para que el sol no entrará y me acosté en la cama.
No lo sé, y no puede importarme menos. Rodeado de silencio, mi respiración y mis latidos rápidamente sonaban en mis odios.

“Murió en un accidente, huh.”

Lo murmuré una vez más y cerré mis ojos. Si duermo ahora, no seré capaz de despertar, supongo. O puedo perder mis recuerdos otra vez.

“Debería estar bien, ¿cierto?”

Lo dije casualmente, confortándome. Mi consciencia pronto desaparecerá dentro del fino velo de la oscuridad. Como escapando del hoy. Está bien, definitivamente estaré bien.

“No está bien.”

“Espera, estoy muy estérico hoy. Este juego de chica es bastante interesante.”

Es miércoles. No, espera, no es cierto, es jueves. No, es viernes…. Eh, ¿es jueves? Argh, ¡no me importa!

Eran cerca de las 9 A.M, en la mitad del primer periodo, y estoy en la enfermería ahora. Por supuesto, la razón es la que esperaba.

“Señorita, las cosas empeoraron. Perdí otro día de recuerdo… ¡Apague la TV primero!”

“¡E-Espera! Este personaje se parece a ti, Akitsuki. Su apariencia—“

“¡Haga su trabajo, idiota!”

Le arrebato el control remoto y apago la TV. Entonces le doy una mirada horrenda a Higumo respondiendo a su mirada hosca, y me dejo caer en la silla.
“Oh vamos. Por cierto, juzgando por tu apariencia, ¿dormiste en un campo de sandías otra vez?”

“Sí, estaba durmiendo allí otra vez.”

Esta vez, desperté otra vez en un campo de sandías, y el calendario…

“Es jueves.”

“Sí, es jueves.”

Perdí mis recuerdos de otro día.

“Oho. Vas muy intenso, ¿verdad? Supongo que perdiste tus recuerdos después de todo eso. Como esperaba de un delincuente.”

“¿Qué debería hacer? Esto no luce bien….”

“Uh, huh, ¿dónde está el remate…?”

Esta cosa paso otra vez. Perdí mis recuerdos, y me encontré otra vez en un campo de sandías.

“Profe, hablando en serio, ¿qué cree de esto? Es algo muy malo, ¿cierto…?.”

“Sí. Nunca escuche de alguien que perdiera sus recuerdos en días alternos. ¿Alguna idea? ¡En realidad está hecho por el hombre! O es otra cosa.”

“Hecho por el hombre, huh. Ya veo, todo tiene sentido ahora….”

“Uh, ¿huh? ¿Acabas de dar una apariencia senil….?”

“Haha, así es eso. No soy humano, huh.”

“Lo siento. Estoy prestando atención. Por favor regresa a la normalidad, Akitsuki.”

Higumo enderezo su bufanda, y sacó un libro de la estantería metálica.

“Después de que te fueras, empecé a buscar la amnesia. Pero no hay ningún caso de personas perdiendo sus recuerdos en días alternos.”

“Lo sé ahora. Eso significa que el hombre lo hizo.”

“Erm, realmente lo siento… por cierto, encontré otra posibilidad.”

“¿Otra posibilidad?”

Higumo asistió mientras abría una página en su grueso libro. El término escrito era….

“¿Trastorno de identidad disociativo?”

“Sí, también conocido como ‘Desorden de Personalidad Múltiple’.”

Personalidades múltiples.

Este término resonó en mi cabeza como un gong.

“Está escrito acerca del MPD (Desorden de Personalidad Múltiple. Para proteger su estado mental, escogen sellar sus tristes recuerdos. Casos como este son raros. En casos como estos, sellan sus recuerdos convirtiéndose en otra persona después de ser causado por algo, y este síntoma se llama….”

“MPD huh.”

“Eso es.”

Higumo asistió otra vez tomando la taza de la mesa. Mire a las palabras impresas, Sutera, ¿huh? Qué lindo nombre. Acabó de añadir un recuerdo innecesario.

“¿Tienes alguna idea?”

“Nah.”

Si lo hiciera, alegremente sellaría los recuerdos de la semana pasada y la cosa innecesaria que acabo de aprender.

“¿Así es eso? Pero si esto sigue, necesitas estar alerta. El libro presenta casos cuando la personalidad alterada aparece más frecuentemente y toma el control.”

“—- ¿huh?”

Me quede sin habla por esas palabras.

Espera un momento.

¿Qué está pasando? Eh, ¿qué hay de esto?

¿Eh?

“Puede esto estar mal. Será mejor que vayas a un hospital.”

“……”

“¿Akitsuki?”

“…… yo …..”

“Akitsuki… ¿estás llorando?”

“….mierda….”

“¿Eh?”

“Todavía tengo muchas cosas… que no conozco…”

“¿Por ejemplo?”

“Quiero tocar a una chica…”

“Necesitas controlar tus impulsos como delincuente.”

“Guh… por qué me convertí en un delincuente….”

“… síntomas graves, huh?.”

“Maldición….”

Realmente no recuerdo que paso después. Recuerdo a Higumo dándome consejos de ir al hospital, pero la ignore.
Tropecé en mi camino fuera de la enfermería y abro la puerta de mi clase poderosamente. Los estudiantes y el maestro, en mitad de clase, se sorprendieron, pero los ignore y cerré la puerta.

Tengo la apariencia de un mal perdedor, ¿cierto? No recuerdo lo que estoy haciendo.
Después de dejar la escuela y vagar una hora en la cuidad. Al final, me detuve en un campo de sandías, me arrodille, y llore.

“¡Waaahhhh!!”

Los peatones pensaran en mí como un hombre enojado. El cielo estaba maravillosamente claro. Es la puesta de sol. Camine a casa después que mis lágrimas pasaran.

“¿Por qué llegas tarde? ¿Qué estabas haciendo pedazo de basura?”

“Regrese. ¿Dónde está mamá?”

“Ella fue a trabajar hoy. Si entiendes la situación ahora, será mejor que empieces a hacer la cena. Te ayudare sólo por hoy.”

“¿Huh?”

Mi hermana tenía un delantal, para mi sorpresa, vi su aspecto… ella de pronto era más femenina. Pero ella sería mejor si tuviera un poco más de grasa.

“¿Q-Qué pasa contigo, por qué me miras? Eres horrible. ¡Deja de mirar!”

“Yukiko, me alegro de ser tu hermano mayor.”

“Eh…¿¡No sé de lo que estés hablando!?”

“Siento todo lo que hecho hasta ahora.”

“¿¡Qué estás diciendo——–!?”

Pronto exprese mi amor a mi hermana, preparado para su odio. Lo sentí tan cálido y tierno.

“¡Idiota! ¡Qué estás haciendo! ¿¡Hermano!?”

“Gracias, Yukiko.”

Aplique más fuerza en mi abrazo.

“Hermano…”

La abrace cerca de 20 segundos, y la alegre gentilmente. Mi Hermana babeaba con sus ojos brillantes, y regreso a su cuarto.

“Necesito escribir esto en mi blog… No, será mejor que escriba un borrador….”

Y luego, mi Hermana se desvaneció detrás de su puerta.

¿Blog? ¿Qué es eso?

Bueno, vamos a olvidar eso. Las palabras de mi Hermana me pusieron a pensar.

“Cierto, un diario”

Entre en mi cuarto, y cerré la puerta.
Jale las cortinas, cerré cualquier abertura para asegurarme. Apoyando solo en la mesa con lámpara colocada en el escritorio de madera, tome mi lápiz en este cuarto oscuro.
Abrí una nueva nota al lado de la mesa. Mire la página en blanco por un rato.

……Ehhh……….ah….
No puedo pensar en que escribir. En casos como estos, las cosas más importante para escribir, lo que sea, y seguir la fluidez.
Exactamente escribí lo que pensé, con el lápiz resbalando en el papel con música de fondo.

Para mi otro yo.

Esa puede ser mi última palabra.

“Yo, ¿cómo estás? ¿Cómo se sintió mi cuerpo el lunes y miércoles? Parece que tomaste mi cuerpo.

Bueno, no es que me importe.

Lo siento, no es eso. Esto es ridículo.

Pero me he rendido. Este cuerpo puede causar problemas a mi familia y a la sociedad. Se puede tener este cuerpo.

Pero, tengo un último deseo.

Por favor protege a mi hermana, ella es muy importante para mí.

También, saluda a mis padres, y mi agradéceles por educarme.

Eso es todo, te dejo el resto a ti.

Bueno, hay un regalo para ti. Hay una carpeta Anime para ti escondida en mi computadora, haz lo que quieras con ella

La contraseña es “Ookiihaseigi.” (Gran Justicia)

“Adiós, el otro yo. De Akitsuki Sakamoto”

“Phew.”

Una vez termine de escribir, coloque el libro en medio del escritorio, donde atrajera la atención. Un suspiró se me escapa con entusiasmo.
No tengo lamentaciones. No me arrepiento de nada. Lo dije mientras me acostaba en la cama. No, al menos debería comer con mi hermana.
Cambiando de pensar, tocó la puerta del cuarto de mi hermana, diciéndole si quiere comer conmigo.
Tome un baño, y ya era hora de dormir una vez mi cuerpo y mente entraron en un estado somnoliento. .

Adiós chicos.
Simplifique mi despedida antes de mis últimos momentos, y mi consciencia se hundió en la oscuridad.
En esa noche, entre en un profundo sueño que nunca antes tuve.


“…. Sábado.”

Desperté como es usual.

El calendario en mi celular me había dicho que me había saltado otro día.

Es tiempo, no desperté en un campo de sandías como antes.
Además, otra cosa.

“Debes estar bromeando.”

La libreta no está. Es obvio que fue dejada en un lugar diferente al que lo deje.

La libreta estaba en la mesa, claramente indicándome que la leyera.
No tengo tiempo para pensar. Un extraño sentido del deber fue impulsado por mis nervios, y abrí el libro furiosamente.

Lo escrito adentro—-

“……Ese bastado envuelto en negro.”

Descubrí en que iba. La identidad de esos sonidos a lluvia que están en mi cabeza desde ese día.

“Eso es a lo que se refería con la mitad.”

Me deje caer en mi cama sin fuerzas, como una marioneta con varias cuerdas.

No sé si debería llorar o reír. Agarre mi cabeza, no sabía que hacer después de ver las palabras en la libreta.

“Para Akitsuki Sakamoto

¿Eres mi otro yo?

De Hikari Yumesaki


Siguiente
« Prev Post