Capítulo 1 – Su Eminencia


Capítulo 1:  Su Eminencia

Parte 1


La Santa Capital de Amaddo, Roma, era similar a un Castillo protegido por cuatro estratos de muros.

En la parte más íntima estaba el Castillo real con una gran muralla, y también las instalaciones más importantes como la academia mágica, las instalaciones de la milicia, así como talleres y almacenes de comida.

En el exterior, mansiones de los nobles, construidas de piedra estaban concentradas dentro del segundo muro. Ellos supuestamente las arreglaron de esa manera con la función de ser fortificaciones para defender el castillo real durante las emergencias.
A continuación, un viejo muro continuaba del lado externo, circundando la vieja ciudad. Aunque esta era la ciudad más alejada del perímetro hasta hace aproximadamente 200 años, debido al seguido desarrollo y el incremento de popularidad, una nueva ciudad fue formada en los muros aledaños. Un cuarto muro entonces fue completado, el área cercada era un nuevo conjunto en la ciudad.

Había cerca de 400,000 personas residiendo en este castillo ciudad (sin exagerar sobre Amaddo, no había otra ciudad que tuviera una escala y popularidad mayor que ésta incluso si mirabas sobre todo el continente).

♦♦♦♦♦♦

Valeria se quejó.

Ella se quejó con una profunda arruga en su frente.

Ocasionalmente, ella se quejaba al grado que una pequeña arruga crecía en el cabillo de su nariz.
Sin embargo, parecía encantadora incluso cuando ella hacia una expresión que podía decirse que afectaba la presencia que ella había heredado de su fallecida madre. La madre de Valeria Costacurta era aclamada como la propietaria de la cara más hermosa en el reino mientras estaba viva.
En cuanto a Valeria, quien, pese a que dejaba su piel y ropa interior expuesta a través del torso de un tabardo, resplandecía con un serio semblante desde hace algún tiempo.

「…Um, ¿Ojou-sama…? 」

La tímida Maid de la mansión, incapaz de soportar el largo silencio, llamo a Valeria.

「 ¿Te desagrada algo de esta ropa? 」

「Más que desagradar—」

Cuando Valeria cruzo sus brazos, ella lanzó el ribete del tabardo con un ‘piro’

「 ¿De alguna manera, no es esto algo transparente? 」

Debajo del tabardo, su torso estaba cubierto con un blanco vestido de seda. Además, la silueta de unos pechos y de unas buenas pantys se transparentaban tenuemente bajo la luz y la suave tela.

「Pero esta es la ropa formal de una Dominas-sama…」

「Entiendo eso, pero esto de alguna manera es…」

Valeria, quien continúo quejándose con un “buchi buchi”, de pronto se calló en ese momento, y tomó por el respaldo una silla que estaba frente a ella.

「Bababababa, ¿¡Valeriaaa!?」

La puerta doble fue abierta abruptamente, y entrando de manera precipitada y ruidosamente, había un hombre sin aliento.

「¡N-No recuerdo haber permitido esto! ¿¡U-U-Una de las hijas de la Casa Costacurta!?」 

「 ¡No entres! ¡Me estoy cambiando de ropa! ¡Eres irritante! 」

Ella arrojó la silla y golpeó directamente al hombre por lo que, ante el impacto, quedó partida en tres partes.

「Bugogogogo」

Volando con un raro sonido, el hombre cayo en la lujosa alfombra, rodando en el camino, chocando contra la pared y finalmente se detuvo.

「 ¡Nei! ¡Cierra la puerta! 」

「 ¿E-Está bien…? 」

「 ¡Ne—i! 」

「 ¡D-De inmediato! 」

Valeria apremiando a la sirvienta para que cerrara la puerta, cruzo sus brazos otra vez y miro hacia la parte superior sobre su hombro. Su pecho ya mostraba una moderada redondez que denotaba también la formación de una línea profunda entre ambos senos, y que se distorsionaba con un ‘munyuri’.

「¡Oi, Valeria! ¡¿Puedes abrir?!」
La puerta fue golpeada con un “domu domu” del pasillo del lado.

「 ¡Explícame qué hay de esto! ¿¡Nunca dije que permitiría esto!? Tú, que eres la única hija de nuestra Casa Costacurta, ¡convertida en una Dominas! —」

「 ¿Qué acabas de decir?… ser escogida como una de las 12 Dominas en el mundo, ¿no es ese un gran honor? ¿Estás inconforme con eso, Chichi-ue? 」

「 No es eso, pero… una vez te conviertas en una Dominas, um, t-tus posibilidades de casarte son—」

「 ¡Mi edad para casarme no es importante ahora! 」

La arruga en su frente se hacía más profunda, y Valeria gritó.

「— ¡Es suficiente, Chichi-ue! No puedo concentrarme si eres tan ruidoso」

「 ¿¡Qué estás diciendo!? ¡Tienes la obligación de escoger a un buen esposo y dar nacimiento a un sucesor, sabes! No es demasiado tarde ahora; hazle una petición a Su Majestad el Rey y al Director en Jefe, rechaza ser una Dominas—」

「Chichi-ue— 」

Valeria interrumpió el discurso del hombre y giró hacia la puerta luego extendió su mano derecha. Alineando su dedo índice y su dedo medio, ella señaló al hombre quien debería estar en el lado opuesta de la puerta.

「—¡Volverme una Dominas es mi sueño, y también es el primer paso para reconstruir la Casa Costacurta! ¡No seré un obstáculo! 」
「Q-Q-Q… si reconstruyo la casa, entonces yo—」

「 ¡La opinión de Chichi-ue en esta cuestión es innecesaria! El líder de esta cabeza, por amargo que sea, soy yo. ¡No olvides que Chichi-ue no es más que un mero guardián! 」

「P-Por supuesto que estoy consciente de eso—pero como tu padre, yo—」

「Si pudiéramos hablar más a detalle…」

Los ojos de Valeria se hicieron pequeños con un ‘kyu’, y una línea roja apareció débilmente en la parte de atrás de su mano derecha. Una luz roja paso mientras ondeaba en una forma compleja, la cual era trazada por líneas rectas e innumerables curvas entrelazadas, como si fuera un pulso.

「… ¿Quieres que tire las puertas? 」

「—¡Uhi! 」

Emitiendo un grito corto, la presencia del hombre desapareció del otro lado de la puerta sin dejar huellas. Dejando caer sus hombros y emitiendo un suspiro, Valeria golpeo con su mano derecha donde la línea misteriosa de luz desapareció.

「…Um, ¿Ojou-sama…? 」

「 ¿Qué sucede, Nei? 」

「 No pretendo ir contra los pensamientos de Ojou-sama, pero quisiera decir que las palabras de Danna-sama tenían un punto… 」
「 ¡Eso es! Una vez me convierta en una Dominas, una ley dicta que debo jurar mi castidad mientras dure mi deber — en ese caso, hasta que sirva con mi deber por 9 años, no tengo intención de producir un sucesor, incluso casada. 」

「 ¡Incluso si es en 9 años, voy a tener 25! Bueno ciertamente, el matrimonio a los 25 en ninguna manera es a temprana edad. 」

La mayoría de chicas que viven en la ciudad castillo están casadas y dieron a luz a un niño a los 20 años. No era inusual para una chica que estaba en los 16 como Valeria ser madre. Incluso para los hijos nobles, ellos generalmente se comprometían a la edad de 10, y se casaban normalmente a la edad de 20. Honestamente, 25 años era bastante tarde para la edad de casamiento de un noble

Valeria quien hizo un mal gesto y murmuro, sacudió su cabeza mientras removía esos inútiles pensamientos, y se cepillaba su largo cabello.

「 ¡De cualquier manera! ¡Mi primer movimiento ahora es recobrar el brillante pasado de la Casa Costacurta con mi poder! 」

「Esa es una gran dedicación, pero…」 

「 Ya que fuiste escogida como una Dominas con tus mejores resultados, si no tienes un poco más de auto consciencia de ahora en adelante. 」

「 ¿Auto consciencia? ¡La tengo totalmente! ¡Mucha de ella! ¡Más que suficiente! 」

「Una persona con auto consciencia de una Dominas no aprieta su puño y lo enfatiza mientras esta en ropa interior indefinidamente. 」

「Además, si no te cambias de ropas pronto, no tendrás tiempo para ir a la ceremonia en el palacio real. 」

「Ah—ah—, no puedo escucharte, no puedo escucharte. 」

Ignorando los problemáticos regaños de la sirvienta, Valeria comenzó a acomodar el sostén que se encontraba en su torso y se lo puso en el pecho.

Parte 2


Sentándose en la silla colocada en la esquina de un taller que no estaba bien iluminado por el sol, Dimitar bostezaba repetidamente.

「¿Falta de sueño, chico? 」

El hombre, quien tenía una bata blanca y manipulando una gigantesca espada en su mesa de trabajo, miro al chico de reojo.

「…Maa, francamente hablando. 」

El hombre de la bata blanca con y barba lo dijo así y rio.


「 Ya tienes 16, ¿cierto? ¿Qué harás si estás cansado desde ahora? 」

「No tengo la culpa. La culpa de Dorrie. 」

「 ¿Dorrie? ¿Quién es ese? 」
「Alguien de『Boazuheddo』que está cerca de la puerta sur. 」

「 Ah, ¿es ella la viuda? Ella es ligeramente conocida por gustar de los hombres jóvenes; ahora que recuerdo. 」

El hombre asistió mientras decía que le entendía, e inmediatamente sonrió ampliamente.

「 Eso es muy indignante, aun eres joven como para que te haga falta sueño por andar de mujeriego. 」

「 No me hago el tonto.  Solo estaba ebrio debido al sake que sirve allí. 」

「 En cualquier caso, eres muy despreocupado, ¿sabes? Incluso vas a tomar un importante deber hoy—. 」

「 Sin sermones, por favor. 」

Dimitar sofoco otro bostezo y miro fuera de la ventana.
Este taller estaba localizado al final de las instalaciones militares, el cual estaba situado detrás del palacio real; las personas que llegaban eran escasas, y debido a eso era muy tranquilo. Dimitar entraba y tomaba siestas a menudo a pesar de no hacer nada allí.

「—Ajustes completados, tto 」

El hombre puso su monóculo dentro del bolsillo de la bata blanca y hablo.

「 Aún está lejos de ser perfecto, pero conseguimos datos por un tiempo. 」

「 Está bien si puedes usarlos. 」

Dimitar recibió la espada y la movió ligeramente con una mano. Una línea de luz azul emergió de atrás de su mano, pasando hacia la superficie de la hoja de la espada, y se extendió hasta la punta.

「…Siento que se ha hecho más ligera que la noche pasada. 」

「 Es cosa tuya, la mejoré para que sea así. 」

「 Como esperaba de un genio y anormal inventor. 」

「 No me alabes y hables mal de mí al mismo tiempo, mocoso. 」

Iluminado un fuego en un Khiser plateado austero, el hombre inhalo el humo que se mezcló con un suspiro.

「—Dejando eso de lado, tienes una reunión, ¿cierto? 」

「 Eso no importa ya que no es algo especialmente formal… en primer lugar, no estoy interesado en ello; algo como cuidar de una chica. 」

「 Hablas mucho mocoso. Aun si fuera una broma, la otra parte es Su Eminencia, ¿sabes? Pero siempre puedes rehusarte si no te gusta. 」

「…No, voy a hacerlo. 」

Dimitar regresó la espada a la vaina.

「 Entonces, deja de hablar descuidadamente. Estas en una posición donde fácilmente eres envidiado por las personas en una u otra manera. 」

「 También entiendo eso. 」

「 Entonces está bien, por favor dale mis saludos el Director. 」
El hombre alcanzo la botella de vino mientras fumaba su khiser con un ‘puka puka’.

「……」

Cuando él salió del taller, la luz clara del sol brillaba sobre el chico.

Dimitar fue nombrado como un Hiera Glaphicos.

Para el chico quien apuntaba a ser un miembro oficial de la Orden del Sello de Caballería, este era otro camino el cual él no esperaba y debía avanzar después que uno de sus sueños se viniera abajo.

Parte 3


Valeria suspiro exageradamente mientras caminaba en un corredor lleno de pilares de roca.

「Ah~ah, como esperaba, estoy nerviosa. Mis hombros están extremadamente tensos~」

「…Aunque, creo que es relajante. 」

Karin Rudbeck, quien fue seleccionada como una nueva Dominas debido a sus resultados después de Valeria, murmuró con un tono falto de inflexión en las palabras. Tal vez Karin también estaba desgastándose mentalmente, pero ella no lo mostraba en su cara.
En contraste a Valeria quien revelaba sus pensamientos inmediatamente en su cara, Karin nunca revelaba mucho sus emociones. De acuerdo con ella misma, no lo hacía de manera consciente, sino que lo adquirió naturalmente desde su niñez. Consecuentemente, ella era confundida como una mujer que era como hielo, pero ella estaba completamente inconsciente del asunto.

Por lo tanto, la mirada y unas pocas palabras, las cuales la actual Karin arrojo a su amiga quien estaba caminando a su lado, en efecto llevaban un trazo de frialdad típica de ella.

「…Debes encontrarte con tu Hiera Glaphicos después, ¿cierto? 」

「 Ah—, así es eso… ¿Quién puede ser mi Hiera Glaphicos? 」

「 ¿No lo escuchaste? 」

「 En ese punto, Karin tiene suerte. La tuya es Petra, ¿cierto? 」

「 Sí. 」

「 Al único a quien le confiarías tu piel es a tu íntimo primo de la infancia; ¿no es que es el mejor patrón cuando no tienes que ser cuidadosa? Tengo tanta envidia. 」

「 Es vergonzoso cuando le confías tu piel a parientes 」

「 ¿Así es eso? 」

「 Sí… aunque es mejor que tener a un Hiera Glaphicos hombre. 」

「 ¿¡Eh!? 」
Valeria involuntariamente pregunto otra vez al calmado murmullo de Karin.

「 ¿T-Tal cosa pasa? 」

「 No puedo decir que no es así, ¿verdad? Ya que hay muchos Hiera Glaphicos hombres. 」

「 Sé eso, pero no es común que a las mujeres nos den un Hiera Glaphicos hombre… ¿no? ¿No es cierto? 」

「 Eso es posible. Aunque lo asumimos así, ellos son hombres completamente maduros o en su mayoría parientes, ¿supongo? 」

「Son Ojii-chans o parientes, ¡Definitivamente lo odio! Después de todo, para un hombre que no me gusta— 」

「 No necesitas preocuparte. Situados al lado de los guerreros mágicos, nunca escuché de un Hiera Glaphicos hombre siendo asignado para una Dominas. Si en un evento improbable hay un acto impropio ente un hombre y una mujer, será un escándalo sin precedentes. 」-

「 E-Eso es cierto …」

Valeria suspiro en alivió y suavizo su pecho

Ciertamente, improbablemente el género de guerreros mágicos no tenía nada que ver el que sea un hombre o una mujer. Las Dominas eran mujeres solteras sin ninguna excepción. Además, hasta que sus deberes fueran completados, ellas estaban obligadas a mantenerse castas. Desde ese punto, el que existiera un caso donde el Hiera Glaphicos exclusivo ligado a una Domina fuera un hombre era usualmente improbable.

「 —Bien entonces, nos vemos luego. 」

「 Sí. Por favor déjame saber a qué mal Hiera Glaphicos fuiste asignada. 」

「 ¡No digas cosas que me sean difíciles! 」

Karin palmeo ligeramente su espalda, Valeria despidió a su amiga y se dirigió a la academia mágica.

La Real Academia Mágica era una institución la cual manejaba crestas de guerreros mágicos afiliada al Reino Amaddo. Esta ciudad en la capital tenía ramas localizadas en cada lugar del reino, y las Dominas, con sus únicas posiciones, no eran diferentes de los guerreros mágicos. En este país, las chicas también estaban bajo el manejo de la academia mágica durante los tiempos de paz.

「 —Perdón por mi intromisión. 」

Guiado por la secretaria, Valeria dio un paso a la oficina de la Dirección.

「 Valeria Costacurta ha llegado. 」

Ella se puso la mano en el pecho, inclinó ligeramente sus rodillas y se inclinó para que el tabardo no se extendiera. Para Valeria, quien era una Dominas que ni siquiera tenía la necesidad de inclinarse ante todos los ministros del país, tomar tal respetuosa inclinación no era debido que al otro lado estaba el director de la academia mágica, sino más bien, era porque del otro lado estaba la más grande usuaria de magia en el reino.

Esta hermosa mujer, quien tenía los dos nombres de Orvieto Richternach y “La Bruja de la Luz del Sol”, era una existencia que estaba en todo lo alto ente los guerreros mágicos de Amaddo los cuales eran muy bien conocidos por tener súper poderes mágicos.

「 Bienvenida, Valeria-jou. Por favor acomódate. 」


Orvieto, quien dejo su pluma y se puso de pie, dio una gentil sonrisa y acompaño a Valeria. Aunque ella escucho que Orvieto ya estaba cerca de los 40, su apariencia era como de 20. El número de mujeres guerreras quienes chismorreaban atribuían eso al efecto de una cierto ‘magia’.

Orvieto ofreció el sofá a Valeria, y colocó los vasos que ella personalmente había llenado con vino en frente de ella.

「 Siento que hayas venido especialmente aquí. 」

「 No del todo. 」

「 Su Hiera Glaphicos exclusivo llegara pronto…es un descaro hacer esperar a su Dominas. 」

Valeria inclino su cabeza y sonrió intencionalmente. Era altamente impensable que pudiera estar frente a una figura tan sincera—aunque podía decirse que lucía joven—de uno de los países líderes. Comparado al grupo de ministros de alguna parte o grades nobles quienes se quejaban de cosas triviales a pesar de reunirse, Orvieto era más fácil de hablar.

Humedeciéndose los labios con vino de primera clase, Valeria pregunto algo.

「 Um… ¿Puedo preguntarle algo primero? 」

「 ¿Qué será? 」

「 Incluso el Hiera Glaphicos de Karin fue inmediatamente decidido que sea Petra, ¿por qué mi Hiera Glaphicos no fue decidido de igual forma? 」
「 Creo que la cresta mágica de una Dominas es más densa y compleja que la de un guerrero mágico, y ésta tendencia es más fuerte en tu caso. Por lo tanto, cuando venga el Hiera Glaphicos quien puede repararla, el número de ellas seguramente se limitará. Ha llegado el tiempo para la selección. 」

「 ¿Así…es eso? Pero ya ha sido decidido, ¿cierto? ¿Cierto? 」

Orvieto no respondía a la pregunta de la chica, solo dejo caer sus hombros y sonrió.

「 Um— 」

「 Él está aquí. 」

Orvieto bajo su vaso y se recostó contra el borde del escritorio. La puerta fue golpeada casi que al mismo tiempo.

「 Entra. 」

「 Permiso. 」

Observando al hombre quien entró a la oficina de la directora con un modesto golpe, Valeria lo miro sorprendida.

¿Su edad aproximada era de 16 como Valeria o 17? Valeria recordó que había niños que maduraban manteniendo sus rasgos infantiles, pero su altura era una cabeza más alta que la suya. Podía deberse a una cantidad adecuada de músculos firmes en lugares necesarios que no lo hacían parecer delgado a pesar de ser delgado en general.

「 Siento llegar tarde. 」

El chico con cabello gris oscuro se enfrentó a Orvieto y se inclinó profundamente sin mirar a Valeria quien estaba sentada en el sofá.

「 Llegas 10 minutos tarde… ¿me pregunto, algo pasó? 」

「 Fui retenido por el Ingeniero en jefe. 」

「 ¿Por Albiol-san? 」

「Así es. Él envía sus saludos al director. 」

「 …Muy bien. Entonces voy a dejarlo así. 」

Orvieto sonrió dulcemente y cambio la mirada a Valeria.

「Aunque es tarde, voy a presentarme」

Orvieto apuntó a Valeria quien estaba sentada en el sofá.

「 Por aquí está la nueva Dominas escogida, Valeria Costacurta - jou. También conocida como la Heredera de Casa Costacurta, ¿cierto? 」

「 Hai. 」

「¿…?」

Valeria quien escuchó la conversación entre Orvieto y el chico frunció el ceño otra vez. Ella parecía molesta por el hecho que Orvieto pareciera muy cercana al chico.
A diferencia de la dudosa Valeria, Orvieto puso la mano en la espalda del chico y se quedó a su lado.

「 Soy Dimitar Richternach 」

「 ¿Richternach…? 」

Valeria una vez más miró con una expresión de pregunta en la cara y murmuró el nombre del chico.

「 Si él es un Richternach, ¿tal vez él…? 」

「 Sí. Él es mi primo-hermano. 」

「 ¿¡Eh!? 」

「 Este niño será tu Hiera Glaphicos exclusivo desde hoy. 」

「 ¿¡Ehhh!? 」

Viendo a Valeria levantar otra vez la voz en sorpresa, Dimitar Richternach dio una pequeña sonrisa y cortésmente se reverencio con su mano en el pecho.

「 Espero trabajar contigo, Costacurta-geika 」

Ella no escucho las palabras del chico, las cuales de alguna manera se sentían como si tratara a las demás personas como tontos. Más que eso, ella no tenía palabras de la impresión de escuchar que su Hiera Glaphicos era un hombre, y uno cuya edad no era muy diferente a la suya.
Los Hiera Glaphicos tenían la función de ajustes, reparaciones, y ocasionalmente la formación de nuevas crestas mágicas las cuales son talladas dentro de la cresta mágica presente en todo el cuerpo de los guerreros.

En resumen, Valeria expondría su propia piel a Dimitar quien era su Hiera Glaphicos exclusivo si era necesario

「 U-um…Directora — 」

Valeria, quien tomo respiros profundos varias veces y finalmente recobro su compostura, trato de preguntar a Orvieto cómo es que pasaron las cosas. 

「 Antes de eso. 」

「 Entonces Directora, debería irme si eso es todo. 」

「 Ara, ¿ya vas a regresar? 」

「 Tengo asuntos que ver 」

「 …No quiero preguntar mucho, pero no te presiones demasiado, ¿bien? 」

「 Hai 」

「 Y pasa alguna vez a nuestra casa, ¿bien? Desde niño te gustaba. 」

「 Haré lo posible 」

Dimitar respondió admirablemente y dejo el cuarto de la directora. Para Valeria, era como si ella simplemente presencio un encuentro entre parientes en lugar de encontrarse con su Hiera Glaphicos.

「—¡Directora! 」

Cuando Dimitar se fue, Valeria levantó su voz otra vez y preguntó.

「 ¿¡Qué diablos significa esto!? 」

「 ¿Eh? 」

「 Dice “¿eh?”— 」

Valeria se sentía terriblemente débil, Orvieto quien hizo una pregunta en regreso con una cara de asombro. Hoy fue la primera vez que intercambió palabras con Orvieto directamente, pero ella nunca pensó que la mujer más talentosa del reino, quien seguramente fue llamada “la Bruja de la Luz del Sol” fuera una persona calmada.

Valeria presionó su sien con la punta de su dedo, y dijo en voz baja.

「 Um, cierto…quería preguntar por qué mi Hiera Glaphicos es ése chico de ahora. 」

「 Lo dije hace rato, ¿cierto? Tu cresta mágica es excepcionalmente alta en densidad y complejidad, así que el número de Hiera Glaphicos que puedan soportarlo es limitada. Además,  tu Chichi-ue, Costacurta-kyou, me pidió a una persona, quien pueda protegerte continuamente sin importar qué, fuera asignada a ti; y junto con la petición venía una enorme donación a nuestra academia mágica. 」

「 ¿¡P- ¿¡Padre lo hizo!? 」
「 Desde ahora, tomando en cuenta esa petición, he concluido que ése niño es el mejor Hiera Glaphicos para ti…o más bien, es el único. 」

「 ¡Por favor, no concluya eso aún! 」

Olvidando quien era la otra parte, Valeria sin querer azotó la mesa con sus puños.

「 Digo, ¿no es un hombre? ¡Un hombre! 」

「 Sí. Ese niño es confiable, ¿sabes? Y sus habilidades de espada son ciertamente… 」

「 ¡Él es un hombre! ¡Un hombre! Digo muchas veces esto, ¡pero él es un hombre! ¡Para una mujer que tenga un Hiera Glaphicos…es algo vergonzoso! 」

「 Ara, ¿te preocupas por eso? 」

「 ¡Eso es lo más importante para mí! 」

La cara de Valeria se volvió completamente roja y busco las palabras.

「 ¡Después de todo, soy una Dominas! O más bien, incluso si nunca pasa, una conducta inapropiada podría pasar en el peor de los casos… 」

「 Bien. 」

Interrumpiendo las palabras de Valeria, quien hablaba y hablaba, Orvieto hablo indiferentemente.

「 Dii no piensa en mujeres que no sean mayores que él. Ese chico es tan interesado, después de todo 」

「 ¿Ha-a…? 」

「 En otras palabras, él no se involucraría con una mujer como tú. 」

「¿¡Puede estar segura que tal cosa es cierta!? No sabe lo que un hombre piensa en realidad…」

「 Valeria. 」

Orvieto interrumpió las palabras de la chica otra vez, lo dijo calmada, pero en tono solemne.

「 Si digo que está bien, entonces está bien. Dii no te hará nada. — Si no me crees, ¿debería de involucrarme en esto? 」

「 ¡Directora…! 」

Valeria no tenía palabras para reprochar cuando Orvieto dijo eso. Valeria sacudió sus labios con un “au au” por un rato, y eventualmente, no tuvo más que dejar la dirección abatida por que ella ya no podía oponerse más.

「Auu—」

El tabardo de la Dominas el cual ella vestía por primera vez se sentía pesado. Ella no se dio cuenta bien de las personas que estaban pasando reverencias a ella respetuosamente. Para la Valeria presente, la realidad de ser asignada a un Hiera Glaphicos hombre era más pesado que convertirse en una Dominas formalmente.

Antes que lo supiera, Valeria empezó a pensar métodos para salir de este estancamiento.

Dejando de lado si era favoritismo por ser su pariente — aunque Valeria quería creer que Orvieto era una persona así — Orvieto creía que Dimitar era un chico raro. Del tono de Orvieto, ella no removería a Dimitar como el Hiera Glaphicos exclusivo de Valeria sin importar cuántas veces ella demandara un cambio de Hiera Glaphicos.

Sin embargo, la opción de Valeria renunciando como una Dominas era imposible.

“Dominas”, quienes eran esposas de los Dioses, solo eran 12 almas en total, distribuidas en siete países de la “Santa Alianza”, y solo había tres de ellas en Amaddo a las cuales se les refería como las contendientes más fuertes del país. Para la joven que poseía talento mágico, volverse una Dominas era un sueño que tenía más prestigio que encontrarse con la realeza por primera vez.
Sin mencionar que Valeria tenía el objetivo de levantar a la Casa Costacurta. Ella no podía abandonar el camino exitoso el cual ella había obtenido a gran dolor solo porque su Hiera Glaphicos era un hombre.

Valeria, quien estaba caminando mientras acariciaba sus labios suaves, emergió al patio de la academia mágica y de pronto detuvo paso.
El chico estaba en la fuente del soleado patio. Él estaba sentado al borde de la fuente y dejó salir grandes bostezos. Aunque el parecía sorpresivamente descuidado durante su encuentro en la dirección, esta figura aburrida probablemente era su verdadera naturaleza.

Valeria frunció sus cejas y se aproximó a Dimitar Richternach.

「 ¡Richternach-kyou! 」

「 … ¿Ha? 」

Mirando a Valeria venir, Dimitar se froto los ojos somnolientos.

「 Voy a decirlo sin más. 」
「 ¿Qué? 」

「 Debes rechazarlo 」

「 Como dije: ¿qué cosa? 」

El tono de Dimitar era grosero y no tenía fragmentos de cortesía desde hace algún tiempo. Como esperaba, él probablemente era amigable en presencia de Orvieto. Aunque Valeria tampoco podía culpar a la falta de las personas, era absurdo incluso expresarle cosas con honoríficos de ‘Kyou’ dada la situación.

Valeria levantó sus cejas y puso su dedo en la nariz de Dimitar.

「 ¡Es acerca de mi Hiera Glaphicos, ¡Hiera Glaphicos! ¡Te digo que rechaces el papel de ser mi Hiera Glaphicos exclusivo! 」

「 … ¿Qué estás diciendo? 」

Dimitar alejo la mano de Valeria y se paró.
Como esperaba, Dimitar era más alto parado. Valeria de pronto estaba en una posición donde ella miraba hacia arriba a la otra parte, pero ella apunto su dedo otra vez a la nariz de Dimitar sin intenciones de ser dominada por la estatura de él.

「 ¿¡Qué contigo!? ¡No te inclinas ante una Dominas! Con algo como esto, no puedo dejar que seas mi Hiera Glaphicos. ¡Retírate antes que le diga a la Directora que has perdido la cabeza! 」

「 Eso no te importa. 」

Dimitar alejo la mano de Valeria una vez más y escupió mientras que con su dedo índice lo hizo a la inversa en la nariz de Valeria.
「 Aunque me volví tu Hiera Glaphicos, no recuerdo volverme tu sirviente. Estoy bien con inclinarme ante ti en el trabajo, pero no me inclinare otras veces… afortunadamente, ¿Y qué te pasa al decir que rechace el papel de Hiera Glaphicos? 」


「 ¿¡Ugugu!? 」

「 No es “ugugu” cierto, baka. Preocúpate por ti misma en lugar de interferir con las acciones de las personas, ya que también afecta mi vida si cometes un error tonto. 」
  
「 ¿Entendiste? 」

Valeria, quien alejo la mano de Dimitar y sostuvo su nariz, trato de censurar la rudeza e insolencia de la actitud de la otra parte con su característica tenacidad.

「 Soy una Domina, ¿sabes? Detente…」

「 Yaa 」

Una gentil voz sonó después de eso, y Valeria fue tomada por sorpresa y miro atrás.

「 Me preguntaba si estabas aquí ya que escuché que se conocieron, pero me alegra conocerte. 」

Un joven vistiendo el Sello de la Orden de Caballería ceremonial sonreía mientras decía eso.

「 ¡Lucius-sama! 」

Valeria hizo a un lado a Dimitar y corrió hacia el joven.

「 ¡Ha pasado tiempo, Lucius-sama! 」

「 Oh Costacurta-geika…Felicidades por la ocasión 」

Diciendo esto, Lucius se inclinó respetuosamente y tomo la mano derecha de Valeria para luego besarla.

「 Sin formalidades…por favor llámame Valeria, Lucius-sama♡ 」

Sacudiendo sus caderas con un “kuneri” y sonrojándose, Valeria miro a los ojos de Lucius.
Lucius quien servía como sub-líder del Sello de la Orden de Caballería era el objetivo de las hijas de los nobles que deseaban poder entrar y salir de palacio real. Además, era sociable a pesar de ser guapo e inteligente, rondaba los 20 años y era hijo único de Orvieto. El mérito de ser el heredero de la Casa Richternach, la cual contaba con un antiguo y honorable origen, excitaría a cualquier chica que buscara un futuro esposo.
Naturalmente, Valeria era excepción. Ya que entraba y salía del palacio por su estatus como una candidata Dominas, en una ocasión ella encontró la oportunidad de llamarlo “Lucius-sama Lucius-sama”, y cuando se acercó a él recordando su nombre y cara, y aunque ella fue vista con ojos fríos de amiga, tal como lo hacía Karin, tan solo eso era un pequeño gozo para Valeria quien se decidió a dejar de lado las forma de vivir como una chica normal por nueve años si así se convertiría en una Dominas de éxito.

「 ¡Lucius-sama! Siento interrumpirlo cuando está en medio de asuntos personales, pero estoy planeando tener una fiesta para celebrar mi promoción como una Dominas ahora. Si a Lucius-sama no le importa y puede venir… 」

「 Ah, lo siento, vamos a hablarlo para otra ocasión… Si me disculpas por el momento. 」

De manera sarcástica, Lucius corto las palabras a medio camino de Valeria, sostuvo el manto que representaba su estatus como sub-líder del Sello de la Orden de Caballería y se dirigió directamente hacia Dimitar.

「 Lo escuche de Haha-ue, Dii. Da tu mejor esfuerzo. 」

「 No es algo que tengas que decirme. 」

「—¿Eh? 」

Viendo la forma en que Lucius se dirigía a Dimitar de manera tan “íntima”, Valeria se quedó asombrada. Incluso las hijas nobles que entraban y salían de la corte imperial solo podían intercambiar conversaciones formales con Lucius, y en cambio, que un insolente, grosero e irritante chico estuviera mirando hacia otro lado con una expresión malhumorada a pesar de ser llamado por Lucius… eso, desde el punto de Valeria, eso era increíble.

「 Sin embargo, ¡nadie puede volverse el Hiera Glaphicos exclusivo de una Dominas! Al menos, en este mundo donde la verdadera fuerza es más que cuestionada en el Sello de la Orden de Caballería a la cual solo puedes entrar si eres hijo de un gran noble, ¿cierto? 」

「 ¿No es porque Oba-sama lo manejo hábilmente? 」

「 Incluso si eres un pariente, Haha-ue no es una persona que ponga a una persona incapaz en una posición desfavorecedora. Hacerte el Hiera Glaphicos exclusivo significa que ella ve en ti una gran capacidad. No menosprecies a Haha-ue」

「 ya… no era mi intención decir algo como eso… 」

Dimitar inclino su cabeza y sonrió ligeramente.

「¡Nkkiiiiii! 」

Luego de presenciar esa escena, Valeria reaccionó, y haciendo a un lado el hecho de que aún continuaba la plática intima entre Lucius y Dimitar, los interrumpió.

「 ¡Lucius-sama! ¿¡Qué significa todo esto!? 」

「 ¿Ha?, incluso si me preguntas… 」

El asombrado Lucius miro a Dimitar e inclinó su cabeza a un lado.

「 ¿Podría explicarse apropiadamente Valeria-jou? 」

「 No tengo tal obligación. 」

「 ¡hey! 」

Lucius sonrió con ironía, mezclando un suspiro y le hablo a Valeria.

「 Tal vez no lo ha escuchado de mi madre, pero Dimitar es mi familiar. La relación de nuestras madres es que son primas」

「 C-creo haber escuchado algo de eso. 」

Eso no era lo que Valeria quería escuchar, lo que quería escuchar era cómo es que ellos dos estaban en buenos términos. Los padres de Valeria tenían uno o dos primos, pero ella no podía decir que era cercana a sus hijas o hijos. Era un hecho que una débil relación donde ella tampoco sabía siquiera sus nombres.

Sin embargo, ahí estaban Lucius y Dimitar charlando en buenos términos como amigos. Valeria no podía aceptar esto, más que eso, tenía envidia.

Dimitar, quien estaba viendo la expresión de Valeria atentamente, coloco su mano alrededor del hombro de Lucius.

「 ¡Ah…! 」

 「 Desafortunadamente, mis padres ya murieron. Luego de que empecé a vivir solo, fui tomado al cuidado de la mansión de Lucius. 」

「 ¡D-Dirigiéndose a Lucius-sama sin honoríficos…! ¿¡Además de todo eres un vividor!?」

La sangre de todo el cuerpo de Valeria estaba hirviendo con un “gura gura”. Si Lucius lo notó o no, él simplemente sonreía y agitaba su cabeza.

「 Él no es un vividor. Dii es como mi hermano menor biológicamente. 」

「 ¡H-Hermano menor …! 」

Dimitar miró a Valeria, levanto sus labios con un “niyari” y dio una sonrisa triunfante.

「¿Será cosa del destino? Actualmente, la Casa Richternach consta de tres personas; madre, yo y también Dii. Por eso, madre y yo pensamos en Dii como un miembro real de la familia y como tal, se le apoya 」

「 ¡Para! Sabes que me podía cuidar solo. 」

Dimitar palmeo el hombro de Lucius, como si quisiera mostrar a Valeria la confianza que había entre los dos. Viendo a través de la buena voluntad de Valeria sobre Lucius, solo podía pensar que el propósito de darle celos fue un éxito.
Lucius le hablo a Valeria, (quien estaba rechinando sus dientes y parecía como si en cualquier momento brotaría la sangre de sus encías), con una refrescante sonrisa sin que ella notara sus sentimientos.

「 Por supuesto, no escogió a Dii para ser tu Hiera Glaphicos exclusivo por favoritismo. 」

「S-Sí, ya lo…」

「 No solo como Hiera Glaphicos, Dii también es un excelente guardia. Aunque es un poco guarro… 」

「 Ha-a…」

Valeria quería preguntar que quería decir con eso, pero fue incapaz de refutar a las palabras de Lucius, una sonrisa forzada salió de su boca.

「 En cualquier caso, está bien apoyarse en Dii si estás en problemas; ya que él está acostumbrado a ese tipo de situaciones 」

「 A-así será entonces. 」

Valeria sentía que no se podía quejar ahora, solo movió sus rígidos músculos faciales, y de alguna manera mostró una sonrisa

「Entonces me excuso, Valeria-jou. —Dii, por favor no seas grosero. 」

「 Sí. 」

Agitando su mano con un “hira hira”, Dimitar despidió a Lucius. Mientras tanto, Valeria se hizo a un lado y se inclinó agitando la orilla de su tabardo para acomodarlo.

「 Adiós entonces 」

Cuando Lucius desapareció, Dimitar bostezo y empezó a caminar.

「 Ah—¡U-Un minuto! 」

Valeria llamó Dimitar para que se detuviera.

「 Aún si te quejas… 」

Dimitar miró a Valeria por debajo de sus hombros, bufó con un “fufun” y frunció el ceño.

「 …Si quieres hacerme renunciar no importa qué, entonces apela directamente a Su Majestad… Pero al mismo tiempo, la directora que me recomendó perdería la cabeza. No olvides eso. 」

「¡…!」

Mientras Valeria se perdió en sus palabras, Dimitar se fue.
De alguna manera ella sintió que era incapaz de decir algo en respuesta a eso, Valeria se arrancó su cabello rubio con un “shaku shaku”.

「 ¡Nkkiiiii! 」

Parte 4


Isaac, quien estaba podando el ramo de una rosa con incontables capullos, leyeó la carta traída del mensajero exprés del sur y frunció el ceño.

「 … ¿Por qué me trajiste tal cosa? ¿No debería ser entregada primero a Chichi-ue? 」

「 Su Majestad fue a Taroma por una inspección al mismo tiempo cuando la investidura de la Dominas terminó… 」

「 ¿Inspección? Obviamente es una mentira. Después de todo, ese es el territorio de su tercera amante, ¿no es así? Prana ¿esa voluptuosa viuda? 」

「 Dejando eso de lado… 」

El Ministro del Interior, Kamunyas, quien se arrodillo ante Isaac, hablo vagamente y se limpió su frente. El ministro quien ya estaba alcanzando una gran edad estaba sudando de la tensión y el malestar más que por la alta temperatura del invernadero.

Isaac enrolló la nota a su forma cilíndrica original, se la devolvió a Kamunyas, y recogió las tijeras otra vez.

「 …¿Así que? ¿Qué asunto tienes conmigo para enseñarme tal cosa? 」

「El príncipe de la corona está al mando del Castillo hasta que Su Majestad regrese. Si es posible, por favor dé su juicio en el asunto rápidamente… 」

「 Entonces, ¿está bien si no hacemos nada? 」

「 ¿¡Ha!? 」

「 Dije que no hagamos nada; eso dije, no actúes sin clase. ¿No entiendes? 」

「 ¡P-Pero! ¡Suponiendo que esta información es cierta, hemos de tomar las medidas necesarias lo más pronto posible! 」

「 Si crees que es mejor hacer algo, entonces ¿qué te parece si haces algo por ti mismo sin decirme nada? ¿O acaso te preocupa que pregunten quién es el responsable y tu solo quieres pretender que fue mi orden hasta el final? ¿Y bien? 」

「 ¡E-Eso no…! 」

「 Entonces, si Chichi-ue se enoja conmigo, ¿vas a tomar la responsabilidad? 」

「 ¿¡Eh!? 」

「 Ahora que ambos estamos de acuerdo… vamos a esperar las instrucciones de Chichi-ue 」

Dándole la espalda, Isaac regresó a podar las flores.
En contraste a su padre, el rey de Amaddo, quien fue famoso por ser el mejor y más habilidoso héroe en batallas de todo el continente, el hijo de la 11va generación, Isaac, era un hombre guapo con una figura delgada, y su nombre era conocido en varios países como un experto en la cultivación de rosas. No sería incluso extraño si el joven pensara seriamente en ocuparse de sus rosas en lugar de los asuntos serios del país.

Kamunyas limpió su sudor con la parte trasera de su mano y se acercó a Isaac.

「 ¡E-Entiendo! Si Su Alteza tiene una idea o algo, entonces por favor enséñemela. Voy a usarla como referencia, y será nuestra decisión al final… 」

「 ¿Eh? ¿Está bien eso? Me hará sentir mal de alguna manera. 」

Isaac quien miró atrás con una sonrisa hipócrita, puso una cara triunfante después de un rato.

「 Veamos… dada la ubicación, no podemos enviar una gran armada; y aunque se pudiera hacer eso, es imposible movilizar una gran armada ahora mismo. 」

「 E-Entonces, ¿primero que todo…? 」

「 Debemos reunir provisiones y caballos de guerra primero ya que el movimiento rápido es indispensable si esto se llega a convertir en una retirada de la línea de frente, y creo que también es necesario escoger personas fuertes para ser soldados. De cualquier manera, hay que terminar las preparaciones para la salida antes que la respuesta de Chichi-ue llegue. 」

「 ¿Eso está bien…? 」

「 Por supuesto que no lo está. Sin embargo, enviar personal de avanzada y recoger información precisa, aun incluso si la armada no puede movilizarse de inmediato, eso está permitido, ¿no es así? 」

「 ¡Entendido! Ahora debo discutirlo con Garido-kyou y enviar un equipo de reconocimiento 」

「 Ah…, la armada no es buena opción para ese trabajo 」

「 ¡¿Ha!? 」
「 Después de todo, los soldados de rango bajo no pueden decidir y actuar por sí solos cuando una situación imprevista ocurra, ¿cierto? Tenía en mente a una persona que podía actuar apropiadamente a su propio juicio en un momento crítico. Una persona con demasiado poder, que soporte largos combates y que nunca nos vaya a traicionar… ¿no hay una así? 」

「 Incluso si dice eso… 」

Viendo la perpleja expresión de Kamunyas, Isaac suspiró y comenzó a hacer un espléndido ramo de flores

「 Entonces está bien, tengo otra idea. 」

「 ¿¡Eso es cierto!? 」

「 No se puede evitar, si no crees en mí para este asunto. Vamos a tomar prestado el poder de la academia mágica un poco. 」

「 ¿Academia Mágica? Pero usar guerreros mágicos imprudentes para esta misión… 」

「 Estará bien si no los usamos impudentemente… para empezar, nuestro país invirtió un enorme presupuesto en la academia mágica y puso un gran esfuerzo para entrenar guerreros mágicos para que fueran útiles en estos momentos, ¿cierto? No trabajamos de gratis, después de todo. 」

Quitándose los guantes y delantal, Isaac se puso un manto de terciopelo verde, llevando el ramo que acababa de hacer y dejando el cuarto a un paso rápido.

「 ¿Adónde se dirige, Su Alteza? 」

「 Como dije, a la academia mágica. 」
「 En ese caso, voy a enviar a un mensajero inmediatamente para llamar a la directora y que se presente al palacio real… 」

「 Si haces eso, se tomará una o dos horas el encuentro. ¿No es una pérdida de tiempo? Podemos usar ese tiempo directamente en la visita, y más que eso, incluso la Directora encontrara difícil rehusarse si yo estoy presente, ¿no estás de acuerdo? Ella me escuchara sin importa qué tan irrazonable sea la petición. 」

「 Y-Ya veo… 」

Kamunyas asintió con su cabeza a las exageradas palabras de Isaac.
Era un secreto a voces en el palacio real de Amaddo que Isaac era visto por los países vecinos como el hijo holgazán que solo se dedicaba a cultivar rosas, sin embargo, este sabía ocultar muy bien sus pensamientos con una simple expresión en su cara, y en esto era diferente de su padre. De otra manera, Kamunyas no había de haberse mostrado aquí para escuchar la opinión de Isaac.

「 Al menos. 」

Moviendo el ramo, Isaac miró hacia atrás a Kamunyas.

「 Voy a tener a la persona adecuada para la investigación. 」

Parte 5


Don Pujor, quien hasta hace un momento había estado caminando sin rumbo fijo dentro de la oficina como un perro callejero hambriento, se vió sorprendido por los pasos de los soldados corriendo al otro lado de la ventana y rápidamente se escondió detrás de su trabajo de escritorio.

「 Alcalde… por favor no sea tan asustadizo. 」

Cuando Mazzli, quien se encargaba de las tropas estacionarias lo reprendió, Pujor empezó a estirarse ligeramente en su lugar mientras peinaba su bigote.

「 P-Por supuesto que no… algo como estar asustado… no estoy asustando para nada. Tú… esto es um… entrenamiento físico para prepararme en caso de una una emergencia. ¡Fu, ho, ha! 」

「 Ahora es exactamente una emergencia. 」

Sentado a la mesa, el Oficial al Mando Mazzali dio un gran suspiro y cruzo sus brazos.

「 …Aunque dije que no se asustara, es cierto que esta no es una situación donde podemos pensar optimistamente, ya que una tercera parte de la ciudad ya ha caído bajo la influencia de los rebeldes. Además, el número de personas tratando de unírseles incrementa día a día」

「 Si ese es el caso, n-no deberías decir cosas que me asusten … 」

「 Eso es porque usted no entiende como en realidad son los hechos. 」

「 Puede ser así, pero… 」

Pujor, quien sacudió su gordo cuerpo y se sentó en su asiento reservado, jugueteo con una pluma mientras descansaba su mentón en su mano.

「 Acerca de eso, tiene el reporte que fue enviado a la capital pidiendo el apoyo de buenos refuerzos, ¿cierto? Ya es bastante difícil reprimir a los rebeldes con solo unas tropas estacionaras que tenemos aquí 」

「 Eso es seguro. Hay un reporte de usuarios con magia de combate mezclados entre los rebeldes. Si permitimos que continúe la agresividad de tales personas, deberemos abandonar esta ciudad tarde o temprano. 」

「 ¿¡Qué!? No debería de haber tales residentes en esta ciudad que no tiene una rama de la academia mágica, ¿cierto? 」

「 Sí. Probablemente son de otros lugares. Simplemente son reclutados y prestan ayuda para una rebelión. 」

「 Unununu… ¿c-cuándo llegarán los refuerzos? 」

「 Bueno…incluso si el reporte llega al trono, dudo si los refuerzos puedan llegar. 」

「 ¿P-Por qué? 」

「 Seriba está demasiado cerca de la frontera nacional 」

El Oficial al Mando Mazzali bajo sus hombros con una expresión de hastío.
Aunque su habilidad en el manejo de asuntos domésticos e internos era alta, este alcalde con un corto bigote no entendía el aspecto militar. Aunque Mazzali se sintió mareado de tener que hacer algo acerca de este estado de emergencia prácticamente como el único responsable. No se quejó ni una sola vez.  Mazzali era un soldado, y era la viva imagen de que alguien debería dar su mejor esfuerzo en cualquier situación.

Mazzali señalo el mapa que estaba esparcido por la mesa.

「… Como puede ver, si cruzamos por el distrito de montañas en el sur, ese lugar ya es una tierra fuertemente influenciada por creencias barbáricas de Bigerou 」
「 ¡Por supuesto que lo sé! ¡Soy el alcalde de Seriba, después de todo! 」

Con su bigote temblando y su ceja alzada, Pujor golpeo la mesa, pero luego inclino su cabeza a un lado.

「… Así que, ¿es ésa la razón que los refuerzos tarden? 」

「 Como dije, si ellos envían una gran armada para esta ciudad, es probable que provoquemos a Bigerou 」

「 ¿Mmm? En otras palabras, ¿eso es…? 」

「 No puedo negar la posibilidad de Bigerou, viendo el movimiento de nuestra armada nacional, lo interprete como una violación a la frontera nacional, y, por tanto, envíen a sus tropas a vigilar las montañas. 」

「 ¿¡Qué dices!? ¡Esto es malo! Si se hace sin tacto, ¿¡No habrá un conflicto militar con Bigerou en esta área!? ¡Por no hablar de la rebelión! 」

「 Así es. Por ende, es muy posible que ellos no sean capaces de enviar refuerzos fácilmente. 」

「 ¡Eso es aún peor! Es imposible subyugar a los rebeldes con solo un potencial de guerra tan pequeño como una guarnición en una ciudad remota, ¿no? 」

「…Lamento que tengamos una guarnición pequeña. 」

Mientras la población de Seriba era aproximada a 2000, las tropas estacionarias eran menos de 400. Y actualmente una tercera parte de la población ya se había ido, pero el número de rebeldes estaba cerca de los 700.
Sin embargo, ninguno de los rebeldes estaba instruido para combate cercano, y del lado estaban los soldados regulares, y pese a esa ventaja, sabían que ellos no superarían la diferencia en números, En cualquier caso, los desertores empezaron a aparecer entre la guarnición de soldados.


「 …Cómo debería decirlo, por casualidad, ¿las creencias barbáricas de Bigerou no provienen de alguien que hala las cuerdas de esta rebelión desde las sombras!?」

「 Incluso si así fuera, no cambia nuestra situación actual ni la de nuestro alrededor… de cualquier manera, hasta que el mensajero o los refuerzos lleguen, tenemos que resistir con nuestro potencial de guerra. Espero que el alcalde también tenga esa convicción. 」

「 ¡Incluso si tengo la convicción, no sirvo para nada! ¡Soy un bibliófilo inútil! 」

「 Por favor no lo diga en alto. 」 

El oficial al mando se paró, se quitó el sombrero y suspiró otra vez.
Siguiente
« Prev Post