Capítulo 4

Capítulo 4


Dio-sama tiene una difícil expresión de mi lado, mientras mira el escritorio. No, en realidad es el mapa de Veris que se esparcía en el escritorio. Básicamente, Si Dio-sama está sonriendo mientras tiene una difícil expresión, Dio-sama probablemente está en problemas. Después estar juntos por 10 días, es natural saberlo.
En esos 10 días, conseguí saber varias cosas de mí. Primero, soy capaz de leer las palabras de este mundo. Aunque las palabras que sé no son nada, debido a unas razones, esas palabras cambian el japonés en mi cabeza. Aunque practico la escritura, realmente no es diferente al inglés, tengo mucho ya memorizado.
Otra cosa es que descubrí mi habilidad. Es una habilidad que reacciona a preguntas. Pero, no es de disparo automático si realmente no deseo la respuesta a la pregunta. Es por eso que cuando vi a Sophia-sama, no hubo reacción. De le que mejor conozco, ya sé que de ella como persona. Aunque, en el caso de activación automática, cuando deseé la información, descubrí que básicamente, se despliega en la pantalla naturalmente.

[Parece que tengo el fin de semana.]

[¿Hay un problema con eso?]

[Sí. Eso es. Hasta ahora, los nobles que originalmente estaban al borde, se pusieron de nuestro lado debido a Yukito, así que la potencial guerra contra Padre es muy pareja. Solo eso, no podemos ganar en términos de igualdad.]

Primero que todo, es una defectuosa expresión decir que es debido a mi asistencia. En serio, es debido a Sophia-sama. Sophia-sama está en el castillo. Este hecho hace que un gran número de nobles perciban que Albion es apoyado por Dio-sama. O el cual rey actúe a la provocación de ira de Albion. Lo que sea, el desorden de nobles viene a la unidad bajo Dio-sama. Bien, aunque oficialmente recibimos apoyo de Albion, Albion no está enojado. Supongo que Sophia-sama tiene un extraordinario disgusto al actual rey.
Aun así, debido a esta razón, Dio-sama acampo ascendiendo de la armada rebelde de un cierto distrito a uno de los dos hombres principales de la armada de este país.

[No creo que sea debido a mí, pero…]

[No seas humilde. No importa cómo lo pienses, Yukito, eres la razón por qué Sophia-sama se quedó en el castillo.]
[Eso es. Yukito-dono.]

La persona que estaba de acuerdo con Dio-sama era un hombre de edad medio quien llevaba cargado documentos del cuarto del par en el que estábamos Earl Owald Uren. Aunque a su edad, su cabello está peinado hacia abajo sin tinte de nada blanco, y aunque es más bien una persona activa, cuya tensión es más grande que la mía y la de Dio-sama.

[Earl Uren…]

[¡Tengo envidia! Ser llamado por el nombre de una belleza, y para más, para ser llamado a una conversación en la noche, ¡Yo, Uren! ¡Tengo tanta envidia que no puedo evitar ir por tu lugar cada día!]

Él es serio. Como es usual, él es activo. En el momento del intercambio, siento que Sophia-sama regresara a Albion como el viento. Enviando a volar a Earl Uren con ello.

[Ah… bueno, solo soy una compañía con al que puede hablar.]

[Solo… digo. Sophia-sama me pidió que si está bien llevar a Yukito de regreso a Albion. Lo dijo en un tono bastante serio, sabes.]

[¿…Cómo respondiste?]

[Respondí que podía pensarlo. Con eso no creo que ella regrese a Albion para empezar. Es de ayuda que estemos reuniendo un potencial de guerra y la moral de los soldados está subiendo desde que vieron a Sophia-sama hace un rato.]

Dio-sama dejo una sonrisa malévola. Justo para mostrarla a los soldados, él propuso el almuerzo en el balcón o básicamente al exterior. Finalmente comprendí lo último. Más que una compañía para hablar, yo, estaba siendo tratado como un sirviente, obviamente ayuda con los preparativos. Ya que los preparativos son frenéticos, estaba esperando por un lugar cercano para comer.

[La Celsus Maiden está en castillo de Earl Uren. Creo que los ancestros estarán realmente felices.]

[¿Es algo especial?]
[¡Yukito-dono no tiene idea de cuán afortunado es! ¿¡Por no hay ‘incidente’ cuando ambos están solos!?]

[Hahaha, realmente no eres aburrido con eso Yukito.]

[¿¡Dio-sama!? Las palabras de Earl Uren son un poco crudas, ¿sabe? Un problema diplomático puede pasar, ¿sabre?]

[Aunque eres la compañía de Diorood-sama, le pusiste un dedo a la Celsus Maiden, ¡Así que tengo tanta envidia que no puedo perdonarte!]

[¡Como dije, no hice eso!]

Mientras tomaba los continuos ataques de Earl Uren, escuché a Dio-sama.
Pasados unos cuantos días, he estado con eso todos los días. Sí, eso antes que la notificación llegue al castillo.

■■■

En la noche. Aunque dijo eso, fue después de la cena, justo antes de ir a dormir, fui llamado al cuarto de Sophia-sama.
Parado en frente de un estricto cuarto seguro, recibí las miradas llenas de enojo, probablemente mezcladas con un toque de celos de los guardias, mientras entro al cuarto de Sophia-sama todos los días en un estado de cansancio mental.

[Permiso.]

Después de una sola palabra, abrí la puerta, e inmediatamente cerré la puerta. Eso es porque quería huir de las miradas tan pronto como pudiese.

[Fu…]

[Está bien si no quieres entrar, ¿sabes?]
Puedo escuchar una ligera voz pasando de atrás. Cuando vi a esa dirección, veo la figura de Sophia-sama sentada en la cama en una túnica blanca, diferente a la ropa normal que usa usualmente. Estoy usando la ropa producida de la isla que Dio-sama compró a los mercantes que vinieron a la ciudad de las afueras del castillo.

Suspire con un ‘fuu’, y luego pregunte mientras inclinaba mi cabeza.

[Entonces, ¿por qué no me dijo que no viniera?]

[Estoy enojada así que regreso a Albion. Dio-sama estará en problemas cierto, ¿cierto?]

[No hay duda de eso. Mi cabeza está en peligro, creo.]

Mientras toqué mi cabeza con mi mano derecha, usé un tono familiar para hablar. Era una petición de Sophia-sama. Ella me quería para comunicarme con ella como un amigo. Ya que soy la primera persona y para comunicarme con ella como amigos, así que la llamo ‘Sophia’. Aunque tengo problemas diferenciándola con el ‘-sama’ durante el día.

[Eres un bromista. Sabes que estaré en problemas si dices eso.]

[Si deja su papel de aquí, también tendré problemas. Vera, ambos somos bromistas. No soy el único con culpa.]

Mientras encogía mis hombres, solo moví la silla cerca de la cama. Ya que hace unos días, hablamos de esta manera. De acuerdo a Sophia, hablare parece tener resultado de adormecimiento. Es la primera vez que escucho que mi voz tiene ese efecto. Ahora que lo pienso, tenía un profesor en la universidad que tenía una voz que hacía que las personas realmente se durmieran.

[¿Yukito?]

[¿Nhh? ¿Sí?]

[¿Pensando en algo?]

[Un poco en casa. Había una persona con una voz que dormías a las personas, o seo creo.]

Cuando dije eso, Sophia empezó a reír, mientras ponía su mano en su boca. Me pregunto si hay necesidad para reírme en este punto. No tengo idea.

[¿Se debe a que dije que hablar con Yukito me hace querer dormir?]

[Cierto. Estaba pensando que mi voz hace que las personas se duerman.]

[Eso no es cierto. Tal vez, tengo el sentimiento de sueño porque estoy relajada. Aunque hablo de ello, no puedo evitar sentir sueño. Puedo también llamarle durante el día, ¿está bien eso?]

[Tengo que asistir a Dio-sama, así que creo que será difícil.]

[¿Eso no es bueno?]

[Espero que no sea mucho. Pero, Sophia, hace caminatas durante el día, ¿cierto? ¿Me necesita?]

Al instante que hable del día, Sophia empezó a reír, llego a la cama, tome algo de la mesa del enorme cuarto, y me lo mostró.

[Pasto… ¿Una corona?] Una corona de pasto.

[¡Sí! ¡Los niños de la villa lo hicieron! Dijeron, ‘Onee-chan es realmente hermosa como una princesa’]

Estoy seguro que ella estaba feliz por eso. Mostró la corono usándola en la cabeza. Así que tomo una caminata por la villa durante el día. Aunque diga que es peligroso, el territorio de Earl Uren se dice que es relativamente seguro, y también es escoltado por Albion, también con ella. Yo no creo que haya problemas.

Pero.

[¿Estaba feliz por la Corona de Pasto? O, ¿estaba orgullosa que es hermosa?]
[Ambas. Ah, acabas de pensar ‘Algo como eso’, ¿verdad?]

[Bueno, solo eso, estaba pensando en Sophia-sama, quien debería estar cansada de recibir caros regalos y cumplidos, estaría tan feliz de recibir eso.]

[Estoy feliz. Muy feliz, más que recibir oro y decoros cumplidos de persona que no les tengo interés, las cosas de los niños me hicieron son más, más de 10 veces feliz que eso. Además…. Cuando era niña, ya que no tenía oportunidad de jugar con pasto y flores, al momento que me invitaron a jugar con ellos, estaba realmente feliz.]

Dejando lo de la corona de pasto de su cabeza, Sophia abrazo la corono ceca de su pecho. Me pregunto cuán importantes son las personas en Albion que desean a Sophia una relación apenada si ellos descubren que el regalo que hicieron los niños era más placentero que sus caros regalos de un descocido precio, no importa cuánto deseen conocerla. No, creo que había una montaña de coronas de paso que fueron colocadas al día siguiente.

[Como pensé, no creo que sea necesario durante el día. Parece que lo disfruta bien.]

[Aunque no es problema… es un hecho que no tengo experiencia divirtiéndome con alguien de mi edad.]


Los niños son existencias capaces de divertirse. Naturalmente, también está el hecho de los adultos, pero en la era moderna, estudiantes planean venir al kindergarten o la escuela. Aún así, los niños son capaces de jugar. Sin embargo, el tiempo que una persona puede ser niños es limitado. Es por eso que creo que es un precioso momento.
Pero, Sophia no tiene nada. Es posible que es normal no tener nada. Porque ella nació de esa manera. Sin embargo, es realmente triste.

[Después de la guerra, le pediré a Dio-sama que me lleve a Albion.]

[Incluso si va a Albion, no creo que tengamos tiempo de hablar. Tal es mi existencia en Albion después de todo…]

[Ya veo. Es difícil. Pero, lo prometo. Trabajare duro para hacer algo de tiempo otra vez, incluso si Sophia regresa. Con una promesa, ¿tranquiliza la ansiedad de Sophia?]
Intenté lo mejor para mostrar una gentil sonrisa. No tenía ninguna experiencia en tratar de sonreír para que alguien se aliviara desde que nací. Y más que eso, hacia una chica.
Aunque creo que está bien solo sonreír naturalmente, terminé en una situación donde rechacé los planes de otros en mi cabeza. Incluso si lo prometí, no tengo idea de cómo conceder ese deseo. Justo estaba pensando que era incapaz de sonreír.

[Si estás planeando sonreír para aliviar mi intranquilidad, entonces es inncecesario.]

[Eh… ¿Me expuse?]

[Es mi fuerte hacer sonrisas artificiales al fin de cuentas. Ver por eso es fácil. Pero, es bueno con tus palabras. Inclusos los días en Albion parecen ser disfrutables con esa promesa.]

[Ah, uhm… Por favor deme algo de tiempo.]

[No importa cuánto pasé. Solo es eso, debería decirle a la persona que desea encontrarme y poder encontrarme con ese alguien con la autoridad de un país aliado.]

Sophia lo dijo mientras se animaba revoleteando en la silla que estoy sentado con ligeros pasos.

Sophia está de buen humor cuando se mueve de esa manera. Y veces como está, ella ciertamente puedo usar magia de viento así que incluso en un cuarto cerrado, puedo sentir el viento. En un buen humor, al punto que sus zumbidos eran como si cantara, Sophia, parecía cansada después de un rato, lanzándose en la cama boca abajo.

[Fufu, absolutamente no puedo hacerlo en Albion.]

[¿No creo que pueda hacerlo en frente de mis amigos también?]

[Está bien. Si es Yukito.]

[En serio, hacer algo como eso. Que si alguien…]

Justo cuando dije eso, un golpe vino de la puerta. Todavía no es tiempo para irme. Alguien vino a visitar. Normalmente, nadie es capaz de venir por aquí. Dio-sama tiene tal orden, y Sophia también pidió que sus escoltas lo hicieran.

¿Quién será? Hay solo dos posibilidades. El dueño del castillo, Earl Uren y…

[¿Es Dio-sama?]

Mientras lo murmuraba, me aproximé a la puerta, y abrí ligeramente la puerta.

La persona estaba allí. Y por sobre mis expectativas, él estaba armado.

[Lo siento, Yukito. Es una emergencia. Deseo ver a Sophia-sama.]

[Trataré de pedirlo. Por favor espera un momento.]

Dije eso al cerrar la puerta, y vi a Sophia quien estaba en la cama.

Ella vino a mí asistiendo después de ponerse un abrigo azul que estaba en su cama. Supongo que significa que está bien.

[Parece que está bien.]

[Discúlpeme. Diorood Arkwright. Tengo que darle mis saludos.]

[Diorood-sama. ¿Saludar?]

[Justo lo reporté hace rato, mi hermana fue asignada a la defensa de la frontera nacional, tiene la responsabilidad de suprimir la revuelta. Teniendo a 10 mil tropas, ella marcha hacia el castillo en el frente de línea. Iré por el camino con Earl Uren y su armada para confrontar a mi hermana en un castillo cercano a la línea frontal. Así que dejaré el castillo, vine a despedirme.]

Este desarrollo era solo lo que Dio-sama predijo. Ya que en fuerza estaban en términos iguales, la habilidad de liderar significaba todo. El actual rey tonto es solo un conocedor de la guerra. Está bien incluso si el actuar rey sale. También está bien si Kaguya-sama se acerca a la frontera nacional directo a aquí. A este paso, Dio-sama dividió su mente en ambos por separado.

Si Kaguya-sama sale, no creo que Dio-sama pelee con ella. Él mismo lo dijo. Él no enfrentara a su hermana.

[Diorood-sama. Entiendo. Debó rezar por su fortuna en la guerra.]

[Gracias. Yukito, por favor sigue así por un rato.]

[Entiendo.]

Mientras decía eso, me disculpe con Sophia por el contacto de ojo, y dejo el cuarto.

■■■

En el cuarto que Dio-sama me trajo estaba reunido con muchos jóvenes desconocidos. Aunque la pantalla salió de pronto y empezó a cambiar instantáneamente, no tengo tiempo para leer cada una de ellos. Todo eran tan respetuosos, rodeados por grandes mesas. Probablemente son persona que no tienen altos estatus.

[Eres el último Yukito, ya veo.]

[Las personas de aquí son… las personas que se quedaran, ¿es cierto?]

[Como esperaba de Yukito. Tu conjetura es buena. Es cierto, son personas que les confió quedarse aquí.]

[¿Es cierto que pensar que me quedaré también, ya que me trajo aquí?]

[Realmente quería que vinieras. Pero tengo que dejarte atrás.]
Al Dio-sama decirlo, él señalo a un castillo que estaba en medio de Veris, el Castillo Canon.

El castillo Canon. Veris era un gran castillo. Aunque no era supremo geográficamente debido a estar en las planicies, las 3 capas de los muros del enorme castillo resultaron ser un castillo que nunca había sido visto. Frunció el ceño al menú que apareció con el contenido. Qué mal combo de los más fuertes generales y el más grande castillo. Bueno, podemos pelear apropiadamente porque pasamos por eso.

[Es una anticipación a lo que nos atacaran. Podemos retener a mi hermana en ese punto, mientras cooperábamos con los nobles aliadas para formar una red de circunvalación para arrinconar al rey. Aunque es una tatica de defensa, no es una estrategia de defensa. He trata de tomar tu consejo, Yukito.]

[Solo dije que era mejor no pelear con la fuerte hermana. La persona que llego a la estrategia de Dio-sama.]

[Vamos a dejarlo así entonces. Además, hay un requisito previo para confrontar a mi hermana y crear un punto muerto. Ese papel será tomado por Earl Uren y yo. Por supuesto, el personal de alto rango también irá. Es por eso de lugar, estarán allí por ser los de alto rango.]

Un sonido de alguien tragando de su garganta podía escucharse. Para las personas que rara vez se reúnen con Dio-sama directamente, de pronto se confiaran al castillo, hacerlo se esperaba. Este no era tiempo para con los miedos de otros. Dio-sama estaba viendo por allí.

[Yukito. Como sabes, apenas lo haremos. En términos de personas con talento. Incluso entonces, ¿sabes la razón por qué te estoy dejando aquí?]

[Veamos. Soy el más cercano a Sophia-sama, ¿es correcto?]

[Cierto. Este castillo está a una distancia del castillo del frente de línea. Mientras la armada principal no sea tomada, creo que el enemigo no atacara. Ambas tácticas y razón de estrategia son más bien débiles. Tampoco es un área importante de suplemento, ni es cercana para que nos den por la espalda. Si hay algo de eso, debería ser movido por Earl Uren.]

[No creo que Earl Uren traicioné a Dio-sama. Hay solo una razón del porqué atacaran al castillo. Es Sophia-sama. Se apresurara ¿cierto? Llegado así al tema principal, ¿verdad?]

Desconociendo el tiempo que Earl Uren entró al cuarto, él estaba mostrando apuro. Aunque renuente, tomando las espadas de Dio-sama, decidí empezar con el tema.

[Ahora que lo pienso, es cierto. Entonces, vamos a ir directo al grano. El asunto respecto al castillo está siendo confiado al hermano menor de Earl Uren. Pero él no para asuntos de combates. Es por ese evento que el enemigo viene a Sophia-sama como objetivo, Yukito, quiero confiarte toda la autoridad.]

[¿…Me confiará el comando a mí? ¿Un chico que es un sirviente que nunca fue a una batalla?]

[Pero, eres mi más confiado ayudante, y Sophia-sama también seguiría tus palabras. Harás que Sophia-sama huya, o serás parte de la fuerza de defensa para proteger al castillo, tus palabras son requeridas. Si es así, es mejor que tengas toda la autoridad desde el comienzo. Si hay necesidad de pelear, pero eres incapaz de tomar el cargo, puedes confiarte en alguien más. Ese es tu fuerte, ¿cierto? Ves por el mérito de las personas.]

Ese es el curso. Ya sea que sobresalgas meco en el conocimiento del “Estatus”- vamos a dejarlo que es capaz, sus gustos u disgustos están de lado, pero para lo que es bueno, y para lo que es malo, pude ser partícipe de ese ‘Estatus’. Pero, de lo que vi de las personas de este lugar, aunque hay esos que tomar el comando, hay quienes no quedan en el papel. Y es algo que Dio-sama también conoce. Es por eso que me lo confió. Hablando francamente, no bromeo con ir a la batalla y ser una asesino. Normalmente, debería rechazarlo incluso si lo ruego. Pero, me lo pidieron. No, fue una orden de Dio-sama.

[Algún día… creo que le pediré unirme a la batalla.]

[¿Estas indispuesto?]

[A decir verdad, estoy muy indispuesto. Sin embargo, mi vida fue salvada por Dio-sama. Es porque usted me encontró, justo ahora, que puedo vivir sin problemas respecto a necesidades. Cuando veo a las personas viviendo fuera del castillo, teniendo problemas de comida, siempre tiemblo a la posibilidad que podía estar en la misma situación. Así que, si es su orden, debería hacer lo que necesita. Incluso en el infierno… o seguirlo si así lo desea.]

[Otra cosa más, no tengo que ganarle a mi hermana. Si hay algo a lo que pueda ordenar, debería ser la bendición de mis alrededores. Excepto en emergencia… Yukito Kurei será mi representante. Asegúrense de obedecer sus instrucciones. Esta es una… Orden de Diorood Arkwright.]

[¡ENTENDIDO!]

Todos en los cercanos estaban de rodillas en una pierna, sus puños derechos en su pecho y su mano izquierda en el piso. Además de mí-

No sabía que esa era la etiqueta. Es solo que me encontré con los ojos de Dio-sama, y perdió el tiempo.

[Yukito. Esta es la daga de mi abuelo. Aunque él se retiró luego de entregarle la corona a mi padre, él me enseño a ser el rey. Debería de entregarte esto como prueba de la transferencia de comando.]

[…Cuánto lo apreció.]

Me coloque a una rodilla, recibí la daga en lugar de una funda con ambas manos.

Calendario Continental Año 312, Mes seis, el Príncipe, Diorood quien se revelo contra el rey, envió 7 mil tropas con Earl Uren al frente de línea.


Siguiente
« Prev Post