Episodio 11: Bautismo

Episodio 11: Bautismo


La doncella princesa vestía simples y blancas ropas, con una chaqueta negra. Daba una sensación de una mente abierta que naturalmente atraía a los hombres, y añadiendo su propio encanto a eso, ella resaltaba su seducción. La curativa fragancia que exudaba de ella esa suficiente para dejar que tus sentidos se fueran. Su belleza era suficiente para capturarte, y su suavidad, gentil piel estaba brillando a los rayos del sol.
Sus oídos eran raramente largos y puntiagudos. Tal vez porque ella noto la grosera mirada de Hiro, la princesa doncella desplego una sonrisa tan bella como un jardín floreciendo.

¿Mis oídos atraparon a tus ojos?

Ah, umm… bueno, tiene una forma inusual.

Hehe, es cierto. Debe ser inusual a los humanos.

Sin ofenderse, ella rio mientras tocaba sus propias orejas. Liz, que estaba a la par de él, le dio un codazo a Hiro. Mientras él se dio vuelta para verla, ella llevo su boca a sus orejas.

Ella es una elfa. Pero tiene la característica de vivir mucho, pero las personas los envidian porque son tan hermoso~

Y-Ya veo. Es cierto que parece de otro mundo…

Era tan hermosa. No había forma que Hiro fuera a ser capaz de decir algo rápido después de eso. La princesa doncella los vio murmurando mientras se mantenía sonriendo.

Además, realmente son listos. Hay un elfo con los oficiales de mi hermano, y—

¡´rincesa! Qué está haciendo en un lugar como este—espere, otra vez tú! ¡Chico!

Uh, uh, ¡no hice nada!

Tris parecía a un oso con una mirada furiosa mientras se acercaba. Pero él se detuvo en el medio. Había una mujer entre él y Hiro.

Maestro Tris, le pedí que mantuviera la voz baja mientras estuviera dentro de Frieden.

M-Mm… mis disculpas.

Tris se puso a una rodilla y abajo la cabeza.

Me alegra que lo entiendas.

Mientras la princesa doncella una vez más giró a los dos, Tris fue a un lado y abrió un camino.

Por favor, el desayuno ha sido preparado. Podemos platicar allí sin molestias.

Ah, sí, por favor.

Tenía hambre. ¡Gracias!

La princesa doncella los llevo, y mientras los dos la seguían…

N-No solo una, sino dos veces… recuerda esto, chico.

Algo que podía escucharse claramente mientras pasaban por donde Tris. Hiro pretendió que no lo escuchó y se fue en paz. Él sentido de una sed asesina era disparada desde atrás, pero debió ser su imaginación.
El interior de Frieden estaba dividido en 4 áreas.
El área central es el sitio del bautismo, donde el espíritu del rey era adorado. Era el lugar donde los recién nacidos o los visitantes de primera vez son invitados al Frieden.

El área este donde las sirvientas las aprendices de sirvienta hacen su entrenamiento, y está cerrado a los exteriores.

En el área oeste están los cuartos para las sirvientas y aprendices de sirvientas, y el área sur es usada para el peregrino. Una posada y un comedor se encuentran allí.

Hiro y Liz habían sido invitados a los cuartos residenciales. Tris y los soldados de Liz se quedaron toda la noche en la posada. En su camino al área oeste, la princesa doncella detuvo su paso y vio a Hiro.

Si lo recuerdo bien… no has sido bautizado, ¿verdad, Hiro-sama?

¿Bautizado?

Oh, ¿cierto, Hiro?

Él no recordaba recibir algún bautizo desde que vino de su mundo. 

Sí, no he recibido uno…

Entonces, ¿vendría conmigo al sitio del bautizo, Hiro-sama?

Supongo que no opción. Hiro, asegúrate que el espíritu del rey te tome agrado.

Hmph, espero que el chica sea maldecido.

La princesa doncella giro su mirada a Liz.
Por favor adelante y disfrute su desayuno, Celia Estreya-san. ¿Conoce el camino al comedor?

No tenga cuidado. He estado aquí unas cuantas veces así que no me perderé.

Entonces debo llevar a Hiro-sama al sitio del bautismo. ¿Está bien con usted?

Sí. Hiro, no hay de que temer, así que relájate y recibe el bautismo.

Liz tomo a Tris y desapareció en el pasillo. Luego la princesa doncella la vio irse, entonces de la nada tomo la mano de Hiro.

Ahora bien, es por aquí. Ahh, estoy sosteniendo su mano así que no se separe.

¡¿E-Eso por qué?! M-Me asusta.

Escuchando esas palabras de su sonrisa, derramando un encanto maduro, el corazón de Hiro empezó a latir fuerte lo suficiente para explotar. Por un rato después, y todos los pasillos parecían similares, que Hiro no podía decir cuál es el camino de regreso. Gradualmente, empezó dando a regularlo y regularlo, y finalmente, ellos se detuvieron…

Llegamos. Este es el sitio del bautiso.

… Esto es…

Hiro fue tomado por sorpresa.

La princesa doncella soltó su mano y desapareció en algún lugar. Hiro no se dio cuenta. Al punto que llego a estar abrumado. Los pasillos abruptamente se detuvieron, como si fueran cortados por una espada, y ante Hiro, se extendió un bosque.
Los pies de Hiro se movieron por sí solo. Un gélido viendo azul fluyo, y una sensación de frío paso por su piel. El chirrido y trinar de los pequeños pajas se esparcía por el viento.
Mientras salía del otro lado del bosque, Hiro camino a un área abierta y llega a un manantial. Pilares alineados rodeaban el reluciente manantial. Detrás de ello, están dos grandes estatuas de bronce.
Cuando él se agacho y extendió su mano para tratar de tocar el agua, el pasto detrás de él le susurro.

Hiro se quedó sin aliento y giro.

Siento la espera. Me gustaría comenzar con el bautizo ahora.

Allí, parada estaba la princesa doncella, vistiendo una ropa tan delgada que él podía ver una piel blanca como nieve… Sus pechos levemente eran visibles, y debajo de esos abrumadores volcanes, estaba su estrecha cintura.
Ante Hiro, estaba parado un brillante y blanco cuerpo femenino con entusiasmo de belleza pulida. Él podía ver todo el cuerpo. Más bien sería mejor si ella no estuviera vistiendo nada.

¿Ocurre algo?

Umm… uhh, ¿qué es una bautismo?

Es recibir la bendición del espíritu del rey.

¿Es algo que no puedes hacer solo?

Este es un caso especial.

¿P-Por qué es especial?

El trató de esconder su cara mientras no la veía, pero él escucho el sonido del pasto susurrando sus pasos. Él podía decir que la princesa doncella cerro la distancia entre ellos.

No soy capaz de decirlo. Sin embargo, soy capaz de proveértelo con ímpetus.
Él podía decir que la princesa doncella estaba acuclillada. Su muslo voló a su vista, con esa vibrante piel blanca. Una mano fue colocada gentilmente en su hombre, y se movió lentamente para tocar la mejilla de Hiro. Ella incito a Hiro para levantar la vista, y él fue incapaz de resistirse. Ellos cerraron los ojos a una distancia donde sus narices pudieran tocarse.

… Estoy genuinamente feliz por tu regreso a salvo.

Una estela de lágrimas bajo por su mejilla, y gentilmente humedecieron sus labios.

※※※※※※※※※※

¡Tris! ¡Hiro no está allí!

Por favor cálmese. La Sexto Princesa Imperial no debería estar corriendo por ahí.

¡P-Pero él no estaba en el sitio del bautiso! Él pudo haberse perdido…

No creo que fuera posible con la princesa doncella acompañándolo…

¿Entonces a dónde fue…? Apuesto a que está llorando ahora.

Liz se sentó bien y cubrió su cara con sus manos. La tabla ante ella estaba alineada con platos vacíos. A sus pies estaba Cerberus, quien parecía contento. Sentado enfrente de ella está Tris.

Él es un hombre de 16. No veo qué pasa. Tal vez—

Una cierta persona entro a su vista, y Tris se calló.

Princesa, parece que regreso.
¿Huh?

Cuando ella se dio la vuelta, allí estaba Hiro. Tal vez era debido al bautizo, pero parecía un poco cansado.

¡Hiro! ¡Por aquí!

Mientras ella movía su mano y lo llamaba, él vio hacia ella y empezó a caminar. Tal vez era porque ella no podía soportar el perezoso paso de HIro, Liz corrió hacia él, y lo llevo al asiento a su par.

Hiro… pareces cansado. ¿El bautismo fue agotador?

Sí, realmente fue mentalmente agotador.

¿En serio?

No sabía por dónde ver, y entré en contacto con muchas cosas.

Bueno, parece que habían muchas personas. Tienes una cara linda Hiro, así que no ayuda si el viejo se hace ideas raras.

¿Qué? ¿Qué viejo?

Eran viejos, ¿cierto?

¿Huh?

¿Huh?
Mientas los dos inclinaron su cabeza, una sombra apareció entre ellos.

— Celia Estreya-san, ¿cómo estuvo el desayuno?

Ella se dio vuelta, y allí estaba la princesa doncella parada detrás de ella.

Ah, estuvo delicioso. Como esperaría del comedor de Frieden.

Me alegra escuchar eso. ¿Pueden quedarse esta noche también?

Umm~ es una buena oferta, pero tenemos que partir pronto.

Eso es malo. Estoy segura que está ocupada con numerosos asuntos, pero por favor vuelva otra vez.

Volveremos pronto. De todas formas, tenemos que volver por mis subordinados heridos.

No tenía más elección que dejar a los soldados con piernas y brazos rotos. Eso era porque no tenían idea de qué pasaría salir de aquí. Si fuera a la batalla, ellos serían incapaces de protegerlos.

Es cierto. Cuando regrese, gustosamente lo volveré a ver, Hiro-sama. Me encantaría tener otra oportunidad de hablar con usted de varias cosas.

Ah, umm, está bien. Voy a regresar…

¿Hiro? Tu cara está completamente roja. ¿Atrapaste un resfriado o algo?

No, e-estoy bien.

Hehe, entonces, debería excusarme ahora.

Ah, gracias por todo. Nunca olvidare esta deuda.

Es el deber de esos que sirven al espíritu del rey salvar a los que están en problemas. Si no te importa, por favor apóyate en mí cuando gustes.

¡Muchas gracias!

Además, he preparado caballos para su salida. Por favor úsenlos como gusten.

Y así, la princesa doncella se inclinó hasta la cintura y ser fue. Después de verla irse, Liz se sentó una vez más y vio a Hiro.


Hey, tu cara realmente está roja.
Siguiente
« Prev Post