Episodio 12: El Fin del Viaje

Episodio 12: El Fin del Viaje


Al noreste de la sección de Frieden.

En un área la cual solo la princesa doncella tenía permitido la entra—El Palacio del Bautismo.

Allí, en esa área, estaba parada una persona que miraba inmóvilmente a un orbe con un brillante brillo. Aunque ella es una hermosura conocida por su constante sonrisa, ella perdió su expresión en ese momento.

¿Qué estás planeando…? ¿Por qué invocaste al Rey Héroe otra vez? Nuestro padre celestial, espíritu del rey, por favor deme una respuesta.

Un siniestro silencio cayó sobre ella, como si estuviera al borde del mundo.

Así que no vas a darme una respuesta, como esperaba…

La princesa doncella suspiro y vio a los estatus de bronce que estaban al lado del orbe.  Los dos pillares de los 12 grandes Dioses de Grantz, conocidos por todo los que residen en este mundo.
Una de las estatuas de bronce era un joven guapo con una espada arremetiendo en un gran estanque. Él era el fundador del Gran Imperio Grantz, el Rey Lionhearted, Leon Welt Altius von Grantz.
La otra estatua de bronce tenía una espada en su mano derecha que elevaba a los cielos. Él fue uno de los que construyo el Gran Imperio de Grantz, el Rey Héroe, Halt Rey Schwarz von Grantz.

Su Majestad Altius, por favor mire a su Majestad Schwarz.

※※※※※※※※※※

Año Imperial 1023, Mayo 26.
Hiro y su grupo estaban cerca de la frontera de Baum. Había menos de 100 hombres de infantería montando a caballo que fueron proveídos por la princesa doncella. Más bien era un ejército pequeño, con un lobo acompañándolos.
Pero el sonido de la cabalgata de los caballos resonaba por el aire lo suficiente parece hacerte sentir intranquilo. Liz lideraba el grupo. Su bello cabello carmesí ondeaba detrás de ella. Y aferrada a ella con sus brazos envueltos alrededor de su cintura, estaba Hiro.

Vamos a seguir así y entraremos al territorio de Margrave Grinda.

Tris, quien estaba montando a su par, hizo una incómoda expresión.

El equipo de avanzada no ha regresado. No conocemos la situación de allí. Vamos a dejar los caballos después de 3km y seguir a pie.

… Después de todo, ¿crees que la influencia de mi hermano llegue hasta aquí?

We can’t say it hasn’t for sure. There is no loss in proceeding with care here.

Bien…

Liz asistió en acuerdo y fue adekante.
El camino que conecta a Baunm y el territorio de Margrave Grinda era tierra salvaje. Una tercera parte del territorio era una tierra desolada carente de agua, y tal vez de influencia, el lado de Baum de esa frontera también era una región árida la cual experimentaba tormentas de arena. Había pequeñas colinas de tierra y piedras las cuales caían de los riscos colapsados. Era una tierra desierta que tampoco tenía árboles o pasto creciendo.

Mientras Liz dejaba su caballo y daba un silencioso suspiro a sus soldados, empezó a caminar en el desierto. En esta paz, ellos entrarían al territorio de Margrave Grinda en media hora. Así que para no atraer la atención, Liz y los otros caminaban cuidadosamente en las sombras de los riscos.

Princesa, viendo cómo el equipo de avanzada no ha regresado, ¿deberíamos asumir qué algo les pasó?
Sí… Puede ser peligroso seguir así. Vamos a desviarnos un poco.

Ella puso una mano en una roca y escalo. Ella se movió a una locación donde pudiera tener una mejor vista de la frontera. Tal vez porque Tris llego a la misma conclusión, él silenciosamente lo siguió. Liz sonrió, como si le diera confianza al ansioso Hirol.

Está bien. Es el territorio de mi tío.

Ella dijo esto como si escuchara sus propias palabras. Una vaga ansiedad paso por la mente de Hiro. Cuando ellos subieron a la cima del risco donde podía hacer un plano de la frontera, Tris gateo por el borde. Después de un rato, él le dio una señal a Liz. El hecho que él la llamara probablemente era porque el vio algo. Liz se aproximó a Tris con una mirada de sorpresa en su cara


「¡¿—?!

Liz cubrió su boca en pánico mientras ella estaba vociferando sin pensar. La vista ante ella no era más que desesperación. Como si ella no pudiera cree lo que veían sus ojos. Pero la cruel escena no cambiaba. Lágrimas ser formaban de las esquinas de los ojos de Liz.

Mi Dios…

En la entrada al territorio de Margrave Grinda, estaban 10 cuerpos de hombres del equipo de avanzada, expuestos a la vista de todos. Tal vez porque fueron torturados, pero a todos ellos les faltaban partes de sus cuerpos. Detrás de ellos, había 3,000 soldados de piel negra. Tenían trapos cafés envueltos alrededor de sus cabezas, y estaban vistiendo armaduras de cuero que cubrían la mitad de sus torsos.
Tenían espadas con el dorso sostenido en su cintura. Habían lanzas y escudos ovoides incrustados en el terreno. Un viento violeta cruzaba el desierto y los soldados. A la cabeza del grupo, una bandera con una cresta de tierra cafés y un tigre estaba plantado en la tierra y volando en el viento.

¡¿Qué están haciendo los soldados de Lichtein aquí?!

El desierto principalmente era de Lichtein. Una nación que podía ser invocada como inhumanos.
Las personas de cualquier nación que les mostraran hostilidad terminaban con solo dos opciones: ser esclavos, o ser asesinados. Por eso es, es una nación en la cual los esclavos existen. Por un tiempo, porque ellos estaban la influencia del Gran Imperio de Grantz, no había pequeños rastos de una pelea.

La razón de eso era la esclavitud.

Porque el Gran Imperio de Grantz abolió la esclavitud, cualquier oficial sería tomado como prisioneros de guerra de las naciones enemigas, pero no podían conseguir dinero de rescate, eran vendido en Lichtein. Ciudadanos regulares de las naciones enemigas eran vendidos.
Además, Lichtein no era estúpido como para atacar al Gran Imperio de Grantz, viendo cuán sobresaliente era Grantz en guerra con grandes frentes, y además de eso, porque eran tan poderosos. Al menos eso es lo que pensaron

El hecho que desplegaran tropas aquí probablemente sea que su objetivo es usted, Princesa.

Tris lo señaló con su mirada afilada al enemigo.

Pero es misterioso cómo sabían que vendríamos aquí. Regresemos a Baum por ahora.

No. No podemos involucrar en esto a la princesa doncella.

No puedo imaginar que invadieran Baum. Si lo hicieron, ellos incurrieron a la ira de varios países

Este es una invasión descarada. E incluso contra el Gran Imperio de Grantz. Difícilmente creo que un grupo como ese dudara en destruir el mausoleo del espíritu del rey.

Eso es…

Liz miró a Tris dudando, entonces habló.

Si es necesario, debemos forzar nuestro camino para unirnos a mi tío.

El hecho que estén aquí significa que pasaron por el Fuerte Belk.

Para llegar tan lejos, tenían que pasar por el Fuerte Belk y el Fuerte Alt. Considerando que avanzaron tanto, era una gran posibilidad que los fuertes cayeran.

Además, ellos no pueden quedarse dentro del territorio imperial por siempre. Después de pasar un tiempo suficiente, la armada del Fourth Imperial se apresurara como refuerzo.

Si no aparezco, ellos pueden atacar a los aldeanos. Ellos pueden invadir Baum.

Mientras ella imaginaba las villas y ciudades incinerándose y las personas siendo pisoteadas, Liz cerro con fuerza su puño y golpeo el suelo. Ella luego miro a la armada enemigo debajo de ella.

No puedo soportar pensar que personas inocentes sean heridas debido a míi.

Posiblemente no ganemos. Si algo fuera a pasarle, Princesa—

Es el papel de la Familia Imperial pelear por las personas. No importa la situación.

… ¿No debe ceder?

Por supuesto que no. Soy Celia Estreya Elizabeth von Grantz. Soy la Sexta Princesa Imperial del Gran Imperio de Grantz.

Podías ver la resignación en la cara de Tris mientras suspiraba.

… Si así será. Entonces permítame acompañarla.

Cuento contigo.

Los dos terminaron su conversación y se reagruparon con sus subordinados escondiéndose en las sombras de las rocas detrás de ellas. Liz se paró y fue directo a Hiro, olvidando sacudirse el polvo-

Ahora vamos a entrar a una gran batalla. Regresa a Baum, Hiro.

¿Huh?

Será demasiado para que te encargues… es por tu bien que no te quedes con nosotros.

No, peleare contigo.

La determinación de Hiro estaba resuelta. Era cierto que él no tenía experiencia en guerra, y que sus piernas estaban temblando de miedo. Pero, él posiblemente no podía dejarla y huir con tal sombrío aire cerca de ella.

No, vas a tomar el camino que tomamos y escaparas, Hiro.

Podías sentir la fuerza de Liz en sus ojos. Sin pensarlo, Hiro estaba acobardado, pero él fue rápido-

Fu útil con el ogro, ¿no es verdad? Esta vez también—

Hiro lo imploro con una desgarradora apariencia en su cara. En un instante, la expresión de Liz fue de una de regocijo, a una de desconcierto, a una de determinación. Entonces, ella frunció el ceño dolorosamente, y soltó esas palabras.

… Seré franca. Cuando estás cerca, me desconcentro. Es por eso que no quiero que vengas con nosotros.

Wham—

Un shock paso por su cabeza como si fuera golpeado por un objeto pesado. Él no podía fijar su vista en un solo punto. Sus pensamientos se congelaron. Aún así, Hiro apretó sus puños, y desesperadamente trato de hablar.
Aunque tenía muchas cosas que decir, nada se le ocurría. Si él no se daba prisa, lo más que pensó, lo más en lo que estaba era en pánico y sus labios no se movían.

Las manos de Liz tocaran las mejillas del confundido Hiro.

Gracias por venir hasta aquí conmigo.

Liz sonrió mientras sus ojos tenían lágrimas.


Nuestro viaje termina aquí. Fue realmente divertido.
Siguiente
« Prev Post