Episodio 9: Aliado

Episodio 9: Aliado


Año Imperial 1023, Mayo 12th.

Territorio Margrave Grinda, frontera de la ciudad de Links.

Una ciudad única donde un pastizal y un desierto se unían.
Los ciudadanos estaban divididos con la clase alta viviendo en el área prado en el distrito norte, y los de la clase baja vivían en el área desértica en el distrito sur.

En el distrito norte, está la mansión de Margrave Ruzen Kiolk von Grinda.

Los muros tenían blanco, y en el centro una torre octágona, con una terraza inclinada. Los dos pisos de madera del edificio en la cima del altiplano bajaban a la ciudad, tenía un sentimiento opresivo. Rodeando la mansión esta una alta cerca, y en el centro, había un hombre que colapso en frente de la puerta de hierro.

Los soldados parados de guardia en cada lado de la puerta se apresuraron a él.

H-Hey. ¿Qué pasa?

¡Hay serias heridas allí!

Los soldados se tornaron pálidos después de ver al hombre. Había heridas sobre su cuerpo. Había una incluso más grande en su cara. El hombre fue tomado por uno de los guardias.

Entrega este mensaje inmediatamente a Margrave Grinda.

… ¡H-Hey! ¡No sé qué esté pasando, pero déjame ir!
¡Estás herido! ¡Cálmate!

La fuerza salió de su cuerpo a través de su brazo entrenado más de lo normal. Incluso los dos soldados trataron de llevarlo, pero el desesperadamente se aferró.

「¡P-Por favor! Mi nombre es Dios von Michael… sirvo a Lady Celia Estreya… ¡Por favor, mi mensaje!

「¡B-Bien, vamos ahora! ¡Voy a entregarlo inmediatamente!

Por favor… no hay tiempo…

Ellos no tuvieron tiempo para confirmar la veracidad de su historia. Dios continúo aferrándose con fuerza, y si ellos hacían un mal movimiento, sus vidas estarían en peligro. Pero habiendo dicho eso, ellos no fueron capaces de dañarlo. Si era cierto lo que él estaba diciendo, no habría que decir que era un casito que deberían recibir si ellos le causaban daño.

「¡Hey! ¡Notifica al capitán de tropa!

Uno de los soldados asistió y corrió a la mansión. Sintiendo algo fuera de lo ordinario el capitán de la tropa inmediatamente salió de la puerta.

Margrave Grinda estará aquí pronto, ¿así que dejar ir con él?

Él gentilmente puso su mano en el hombro de Dios mientras trataba de persuadirlo. Los dos se miraron. Estos eran los últimos segundos.

Dios asistió, perdió su fuerza, y cayó al suelo.

Así que perdió la consciencia, huh. Llama a un doctor inmediatamente. Si realmente es subordinado de Lady Celia Estreya, Margrave Grinda nos reprenderá.

¡Sí, señor!

Después de que el capitán de tropa viera al soldado correr, miro a Dios.

Independiente si dices la verdad o no, ciertamente no son buenas noticias…

El capitán de tropa suspiro.

Dios despertó dos días tras eso.

Él fue llevado a uno de los cuartos de la mansión.

Habían 150 hombre… Fui el único que sobrevivió.

Las palabras de Dios estaban impregnadas de disgusto.

Después de salir del campo de batalla, los soldados heridos murieron sobre sus caballos, uno tras otros. Luego, hubo bandidos. Difícilmente puedes esperar que humanos fatigados peleen bien. Por el tiempo que escapo de la muerte y su visión empezó a desvanecerse, él fue el único que quedó. Mirándolo con una expresión sin más, era el Margrave Ruzen Kiolk von Grinda.

Ya veo. Eso fue bastante duro. Me gustaría que tomaras tu tiempo y descansarás, pero…

Margrave Grinda parecía perdido en las palabras, pero después de sacudir su cabeza de laso unas veces, él puso un pedazo de papel en Dios.

Esto llego inmediatamente después que llegaras aquí.

El lo tomó con una expresión sorprendida e su cara y abrió la carta.

¡Esto es…!

Dios miro a Margrave Grinda con ojos de ruego.

Quédate tranquilo. No voy a hacer nada para traicionar a mi sobrina.

Pero… con esto…

Conozco el Alias de Mars. Incluso si es en esta área remota, escuchamos ese nombre a menudo. Dudo que pueda contra ella, si peleamos. E incluso si es una petición del Emperador, él ahora está en una expedición militar.

Entonces, ¿usted se encargara de la Princesa?

Te lo dije, No traicionare a mi sobrina. Porque ella me recuerda a mi hermana menor.

Su oponente es 2,000 más fuerte. ¿Cuántos soldados eres capaz de agrupar aquí?

… sería una historia diferente si fuera en tiempos de guerra, pero puedo decir que este lugar no conoce de guerras. El territorio de Grinda mantiene a 3,000 listos. Pero no significa que podamos reunirlos, no tenemos tiempo… incluso reunir 1,000 sería cuestionable.

Su comandante es Mars. Eso no sería fuficiente…

Incluso con una fuerza menor, no era probable que esa mujer bajar su guardia. Ella vino con todo lo que tenía para chocar contra nosotros. Sabía eso de primera mano.

Vamos a tratar de esperar el regreso del Emperador, incluso si nuestro oponente es tan fiero como Mars, Dios de la Guerra」」

¿Cuándo regresara el Emperador?

La noticia de su victoria llego hace 5 días. Él debería estar de regreso con el Primer Príncipe Imperial ahora mismo. Tal vez 1 semana… 3 días al menos. Ya envié un mensajero. No podemos perder esta batalla hasta entonces.

No podemos perder la batalla, dices…

Eso es. De acuerdo con el explorador, la armada enemiga ya va hacia el sur desde la Villa Zegen a las Planicies Grole.

Así que la batalla decisiva será en las Planicies de Grole.

Margrave Grinda asistió a las palabras de Dios.

El enemigo probablemente apuntara a la frontera del pequeño país de Baum… pero no permitiré eso. Primero, debemos detenerlos en las Plancies Grole.

Entonces también iré.

No, quiero que te quedes aquí para recibir a Elizabeth. Aunque exactamente no está bien fortifizado, ¿puedo tomar refugio en el Fuerte Alt? Por ahora, quiero que te quedes allí y ganes el mayor tiempo posible.
El Fuerte Alt es una construcción que se mantiene en la frontera de Baum. Sin embargo, porque nunca tiene guerra, hay al menos 100 soldados menos allí. No solo eso, porque el equipamiento es viejo, no es suficiente para considerarle como una fortaleza.
También era demasiado tarde para arrepentirse de su excesiva celebración de paz ahora, pero Margrave Grinda bajo su cabeza.

Siento esto. Si fuera un mejor líder… esta situación no estaría hasta aquí.

No, soy lo que lo trajo aquí. Soy quien lo siente.

Dios fue el único que trajo este problema a él. Si él quería proteger su situación actual, todo lo que debería hacer es estar presente para la princesa. Pero independiente, Margrave Grinda podía pelear. Justo el hecho que él debería prestar su fuerza en esta desesperada batalla.

Lo siento…

La princesa dice la misma cosa. Por favor levanta la cabeza.

Que amables palabras… tiene mi agradecimiento.

Dios pensó que Margrave había levantado su cabeza, pero la bajo aún más.

No importa cuánto tiempo pasará, no parecía que él fuera a levantar la cabeza, así que Dios cambio de tema.

Así que, ¿qué deberíamos hacer ahora?

Vamos a ir tan pronto como los soldados se reúnan.

Entonces te dejaré esto a ti. Debo recibir a la Princesa…

Voy a enviar un mensajero al Fuerte Alt. Te dejo Elizabeth.

Entiendo. Hasta la próxima vez—

Dios extendió su mano.

Margrave Grinda sonrió y la tomo.

Sí. Vamos a encontrarnos otra vez, junto con Elizabeth.

Sí, seguramente.

Y así, los dos juraron encontrarse otra vez y empezaron a tomar acción de sus respectivos papeles.

※※※※※※※※※※

Cinco días después, Año Imperial 1023, Mayo 17th.

Margrave Grinda is 8 sels (24km) away from the border town of Links.

La infantería pesada empezó a esparcirse en las Planicies Grole.
Detrás de la línea de los hombres de caballería estaba el enemigo protegido por 500 hombre de caballería y un numero de banderas con la cresta de la tierra purpura y la espada y escudo plantadas sobre ellas.

En el centro estaba un hombre y una mujer en el lomo del caballo. El hombre inclinó su cabeza y miro a la mujer a su par.

「¿Uranus?

Sí, ¿me conoce, Viscount Spitz?

Por supuesto. Es una de los 3 Grandes Ojos Ocultos de este mundo. ¿no es cierto que ni incluso un solo elfo está a su posición ahora, incluso con su larga vida?

Spitz recordó algo y abrió su boca para hablar otra vez.

Ahh, eso es. Hablando de elfos, hay uno entre el personal de oficiales del Príncipe Schtobel.

Sí, te tenido muchas platicas con él, así que puedo pedírselo a Uranus.

Bueno, ellos viven mucho y tiene un gran conocimiento, así que estoy seguro que sabrá muchas cosas.

Sí, era una conversación que vale la pena. De acuerdo con él, Uranus aparentemente es capaz de leer y entender cosas en los cielos, tierra, y hombres, y es capaz de manipular el campo de batalla. Él dice que esos ojos le dieron una absurda ventaja.

¿Él no estaba bromeando? A penas puedo imaginarme tal poder…

Spitz bajo sus hombros en desconfianza. Pero inmediatamente cambio su expresión. Eso era porque la cara de Bunadara mostraba lo sería que era.

Ciertamente la verdad existe. Y era un elfo, esas personas odian las bromas, dicho esto. Creo que es creíble. ¿No lo cree así, Viscount Spitz?

No soy capaz de creerlo tan de pronto. Eso debería dar una estrategia y tácticas sin sentido. Además, la victoria se logra por las manos de las personas. Eso no es algo que pueda lograr simplemente viendo con sus ojos.

Precisamente. Esos que se aferran al cielo, es un hombre. Esos que camina en la tierra, son hombres. Esos que manipulan a los hombres, son hombre. Verlo simplemente no significa que seas diferente a los curiosos. Pero en lugar, un lo deseo. ¡Un corazón que libra conocimiento con quien lo posea, Uranus!

Bunadara extendió ambos brazos y miro abajo. Allí, parado en una formación militar de 1,500 soldados listos. Y mirando en la distancia, eran 900 hombres llevados por Margrave Grinda. Desde los cuarteles generales estaba una pequeña colina, Bunadara habló mientras miraba a las tropas enemigas cruzando las planicies.

Hasta entonces, supongo que voy a disfrutar la barricada.

Las vidas que se oponían a ella, las vidas que se resistían, y las vidas que eran pisoteadas…

Todas fueron sacrificadas por Mars.

Con el fin de dar una razón para a sus vidas—

El rugido de los caballos, los llantos de los soldados en la guerra, y los gritos de la horda de los hombres estaban en réquiem por el Segundo Emperador Schwarz.

—Aniquilen al enemigo.

Ella gentilmente lo susurro, con una sonrisa en sus labios.
Los tambores sonaron, el rugido de la cabalgata de los caballos en la tierra, y 500 hombre de caballería empezaron su avance desde el flanco derecho.

Mientras Aura preparaba los avances para su siguiente movimiento, un mensajero vino de prisa ante ella.

¡Un mensaje urgente! ¡El Principado de Lichtein se está aproximado del sureste de la frontera  con una armada aproximada de 15,000!


Esas palabras presagiaban que un gran problema venia.
Siguiente
« Prev Post