Capítulo 10: Campo de Entrenamiento Parte 1


Capítulo 10: Campo de Entrenamiento Parte 1


En el instituto Real del Reino Bertram, se participa en la competición anual inter-clases en el campo de ejercicios que era el objetivo primario para todos los estudiantes de primaria. Aunque, era llamado campo de ejercicio, los participantes principalmente consistían de niños nobles. Las rutas desde el comienzo terminaron por ser preparadas antes así que los estudiantes solo necesitaban ser elegidos y seguir las rutas arregladas para llegar a su destino. No había penalidades para los grupos más bajos.

Participar era ley para los chicos, aunque es opcional para las chicas.

Debería ser notorio que mientras solo los estudiantes de primaria de 6 años se les requería para participar en el evento, los estudiantes de 5 años se les permitía tener un compañero como apoyo, también les servía como una práctica para los siguientes años.

Ahora bien, tendremos una reunión para discutir nuestro plan de ejercicios. Creo que debemos cumplirlo a cabalidad en primer lugar.

Ese era Alphonse, el segundo hijo del Marques Rodan, quien fue seleccionado como líder de la clase. Su objetivo era el de proceder a un currículo intermedio del Instituto Real y más tarde se enlistaría con los Caballeros de la Guardia Imperial. Aunque, él enormemente era superado por Christina y Roana en términos de posición social también en actuación académica, el líder de la clase siempre por tradición había sido un estudiante masculino. Aunque es ligeramente pretencioso, él poseía buenos modales que se balanceaban bien con su apuesta apariencia.

En nuestra clase están Nuestras Eminencias, la Princesa Christina y el mago de la Casa del Duque Fontine, Roana-sama. Ambas prodigios conocidas en el uso de la magia. Por lo tanto, para los estudiantes de 5 años, nosotros también recibiremos asistencia de la renombrada curadora divina, Flora-sama. En toda la orgullosa historia del Instituto, nunca se ha tenido a un estudiante bendecido con excepcionales miembros.

La mayoría en la clase estaba escuchando el discurso apasionado Alphonse.

Probablemente nos encontremos con demonios de nivel bajo como los goblins, pero no son nada contra nuestro poder combinado. Todo saldrá bien si siguen mis órdenes.

Incluso con los ejercicios arreglados por el Instituto, no significaba que estuvieran libres de peligro. Ellos progresaron juntos al bosque vecino donde una variedad de monstruos hizo sus nidos.

Si se fueran a topar con un monstruo de nivel bajo, mientras los estudiantes pudieran usar magia, era improbable que ellos se rezagaran. Eso se dijo, ciertamente un ejercicio no debería tomarse a la ligera. Uno de los objetivos del campo de ejercicio exterior era desarrollar una tolerancia para los estudiantes que asesinaban monstruos humanoides como los Goblins.

Además, necesitamos ser cuidadosos cuando seleccionemos qué llevaremos en nuestro equipaje, llevaremos solo lo necesario. Una lista detalla de lo esencial e ítems no esenciales lo pueden encontrar en la pizarra. ¡Chicos, por favor denle una mirada!

Todos en la clase señalaron lo que estaba escrito en la pizarra dentro de un pedazo de pergamino.

Oi, campesino… ¡Rio, bastardo! Escucha con cuidado. Ni se te ocurra avergonzar a Sus Eminencias las Princesa. Desde el comienzo no lo aceptó.

Alphonse le dio una dura advertencia.

Ya que no puedes usar magia, sin duda nos retrasarás a todos, solo espera. Lo único que necesitas es seguir mis órdenes. Puedes ser de utilidad llevando el equipaje de todos.

Entiendo. Estaré a su guía.

Esa fue una manera considerada de hablar, pero lo única que necesitaba era aguantar un poco más hasta la graduación. Ya que no tenía por qué quejarse, Rio obedientemente aceptó la orden de Alphonse.

Y así, el día de salir al campo de ejercicios llegó. Por ahí de 200 estudiantes se reunieron desde el punto de comienzo. Cada clase consistía de 70 estudiantes. Todos los estudiantes estaban equipados con uniformes de entrenamiento, coloreados de acuerdo a su clase, y una armadura ligera. El uniforme de la clase de Rio era blanco. Además del equipaje personal de los estudiantes, también estaba el equipaje de clase que se llevaría durante la marcha.
Rio fue el designado como carga-bultos de la clase. A él se le dio el papel más insignificante.

A— Ano, ¿te encuentras bien? Si llevas mucho equipaje, será pesado…

Mientras toda la clase se concentró en darle a Rio cerca de 30 kilogramos de equipaje, solo una persona preocupadamente llamó a Rio.

Era Flora.

Esa fue la primera vez desde el incidente del secuestro que los dos se hablaron. Desde que se inscribió en el Instituto, él nunca habló con Flora. Él fue tomado por sorpresa con una inesperada charla.

Eso, ¿debería ayudarte a llevar una porción?

Mientras Rio estaba en problemas en cómo responder, Flora ofreció su ayuda.

No, estoy bien. Gracias, apreció su consideración.

No había forma en que él pudiera aceptar la oferta de Flora. Al hacerlo, él podía ser fuertemente criticado por aquellos cerca de él. Su naturaleza desinteresada hacía difícil para que él creyera que ella pertenecía a una clase privilegiada. Él estaba más que feliz por su preocupación. Sin embargo, ella era ligeramente ignorante a cómo sus acciones podían afectar a las personas a su alrededor. Por eso mismo Rio solo podía declinar a su oferta y expresar su gratitud.

Flora-sama, no pierda su tiempo juntándose con ese peón. Lo mejor es dejar los trabajos insignificantes a las personas insignificantes.

Alphonse, junto con Stead, interrumpieron a Rio y Flora desde la distancia.

Hoo~, que gran fuerza, como lo esperarías de un bruto incivilizado.

Viendo a Rio llevar su equipaje personal y además de 30 kilogramos del equipaje de la clase en la marcha Stead se sacó una sarcástica línea. Habiéndose acostumbrado a tales insultos, Rio lo ignoró y espero la hora de partida.

Inmediatamente después de eso, los estudiantes empezaron a marchar.

Luego de caminar aproximadamente por una hora desde el punto de inicio, llegaron al primer punto de revisión situado por fuera de bosque.

Caballeros, les traigo buenas noticias. Con la cooperación del estudiante de quinto grado Stead, de la Casa del Duque Euguno, descubrimos un atajo. Está localizado un poco más adelante.

Luego de que fueran al bosque por un desvío luego de llegar al primer punto, Alphonse anuncio la existencia de un atajo. Los estudiantes emocionadamente hablaron entre ellos.

Silencio por favor. Si usamos esta ruta, sin lugar a dudas nos haremos del primer lugar. De acuerdo al mapa, necesitamos caminar por fuera del bosque para llegar al final. Sin embargo, con el atajo, podremos acortarlo cruzando el bosque a cambio.

Escuchando sus palabras, Rio revisó su mapa para confirmar su localización actual. Previo al campo de entrenamiento, el área alrededor de los caminos fue cuidadosamente inspeccionada por los caballeros. Por eso, difícilmente habría algún peligro mientras siguieran las rutas ya arregladas.

Me opongo a la idea. Seremos incapaces de tomar la responsabilidad por las Princesa Reales Christina y Flora, en un improbable evento, una situación peligrosa podría darse fuera de las rutas determinadas.

Roana rechazó la sugerencia de Alphonse.

¿Qué es lo que piensa Su Majestad Christina?

Incapaz de hacer a un lado la objeción de Roana, Alphonse busco la opinión de Christina.

Igual, no creo que estemos tan preparados para tomar un atajo. Pienso que debemos evitar algún peligro innecesario. Aunque, no es mi decisión ya que tú eres nuestro líder. Pero sabes que si algo llegase a sucederle a Flora o a mí, tomarás la responsabilidad y será imposible para mí protegerte.

Christina lo objeto desde otro punto de vista.

Escuchando su advertencia, Alphonse imagino las consecuencias si una situación fuera a ocurrir y de inmediato se congelo.

Alphonse-senpai y yo ya investigamos el atajo. Aunque es bastante oscuro, hay un buen camino para pasar por el bosque. Parece que es usado como una ruta. No hay de qué preocuparse si nos quedamos en el camino.

Stead, estaba parado a la par del pálido Alphonse, hablando en un tono confiado.

Alphonse-senpai. Con esto, podremos ganar el favor de la Princesa.

Stead lo murmuró en una voz que solo Alphonse pudiera escuchar. Alphonse recupero su confianza y ambición en su cara.

Bien, como se prometió, estableceremos un récord por terminar lo más rápido posible. Este será nuestro regalo de graduación para Su Majestad la Princesa Christina. ¡¿Entendieron, chicos?!

A eso, la clase, junto con el apoyo de los estudiantes de quinto año, lo aprobaron.

Viendo los alrededores del área en el mapa, Rio notó que el atajo que proponía Alphonse no estaba detallado en el mapa. Ciertamente, si ellos fueran a proceder por la ruta predeterminada, ellos requerirían desviarse fuera del perímetro del bosque. Pero pasando por el bosque, ellos acortarían la distancia a cerca de la mitad.

Sin embargo, Stead dijo que el atajo una vez fue una ruta.

No era inusual que una ruta fuera establecida por el bosque. En un reino que estaba cubierto en su mayoría por bosques, no quedaba más que establecer rutas por el bosque. No obstante, viejos caminos ya no se usaban hoy en día. Una variedad de razones porque una ruta era abandonada incluía la conveniencia, trafico, y cambios tipográficos. Por lo tanto, en el bosque donde la mano humana no llegaba, el riesgo de encontrarse con monstruos y otras criaturas era considerablemente más alta de lo normal.

Con excepción de Rio, todos los estudiantes en el grupo eran capaces de usar magia. Así que incluso si fueran atacados por un grupo de monstruos de bajo nivel, ellos podrían lidiar con ellos sin mayor problema. Incluso serían capaces de derrotar a un monstruo de nivel intermedio. Sin embargo, esta idea solo sería cierta si los estudiantes podían trabajar juntos sin fallos como una unidad. Para un grupo desorganizado que apenas podía marchar como se debe, era muy difícil para ellos operar a todo su potencial.

Y, ellos aún poseían una auto-confianza sin fundamentos. Todos crecieron como nobles así que nunca pensaron en algún obstáculo que pudiera superarlos. Uno podría decir que porque los nobles claman ser los elites del Reino Bertram, ellos tendrían mucha confianza respecto a sus habilidades. Y esa tendencia los llevaría a tomar una estúpida decisión. Aunque el grupo solo era afectado adversamente por su líder que no permitía más alternativas. Él quería impresionar a la Familia Real demostrando su dedicación.

Sin embargo, Alphonse era un típico ejemplo de un hombre militar, inflexible y solo capaz cumplir órdenes. Él era más capaz como un soldado que como un comandante. Esa era la opinión de Rio a Alphonse. De hecho, él era fácil de persuadir por cualquiera de mayor rango. Para su desgracia, él fue escogido por el conceso de la clase así que Rio era incapaz de intervenir en sus decisiones. Él dudo si debería dejarlo pasar.

Su Majestad Princesa Christina y Roana-sama, entiendo su preocupación, pero las eliminaré una vez estemos de camino. Por favor, por aquí.

Stead, junto con Alphonse, tomaron la iniciativa y empezaron a andar por el camino.

Tan pronto entraron al bosque, el camino fue visto. El camino era ciertamente abierto para que unas cuantas personas caminen lado a lado, pero la vegetación que crecía de los lados limitaba su visión. A menos que uno ya conociera el atajo, sería incierto para alguien que entrara al bosque. Era un camino muy desolado.

¿Qué creen? El Reino una vez intento establecer un camino por el bosque. Parece que el proyecto fue abandonado, pero los aventureros usan este camino regularmente.
Su voz era un poco rígida. Habiendo visto el estado del camino, Alphonse y Stead perdieron un poco de su confianza. Sin embargo, ellos no podían cambiar de idea ya que era demasiado tarde para regresar. Viéndolos en ese estado, Rio supuso que consiguieron su información de rumores y no investigaron apropiadamente. Ellos ya habían declarado que el camino era seguro así que retomar su palabra daría paso a perder su reputación.

Mantener su reputación era muy difícil para los nobles. Para aquellos que estaban obsesionados con su reputación, meter la pata les traería una vergüenza insoportable. Como tal, ellos priorizaban su reputación por sobre todo lo demás. Quizás ya era parte de su naturaleza.

Suspirando en su mente, Rio solo podía observar su miedo mientras luchaban para mantener su reputación. Juzgando por las expresiones de Christina y Roana, las dos chicas parecían compartir opinión con Rio. Era raro que sus opiniones se igualaran.

Ajustando el peso en su espalda, Rio no podía evitar sentirse nervioso y orar para que ningún problema surgiera. La carga de alguna manera se sentía más pesada.

Eventualmente, el grupo fue más profundo al bosque. Mientras avanzaban, los estudiantes varones competían contra otros para matar a los monstruos de nivel bajo que aparecían.

Con esto, he garantizado ser un asesino que temer.

Felicitaciones.

Los chicos estaban emocionados por sus primeros asesinatos. Rio pensó que estaban actuando muy despreocupados para tal situación. Ya que no tenía el verdadero sentimiento por matar a un humano o animal, él ya había experimentado pelear por su vida cuando rescato a Christina y Flora. En esa vez, Rio solo fue capaz de mover su cuerpo gracias a que domino artes marciales en su vida pasada. Aunque, él estaba muy lejos de lo ideal. La tensión mental causada por coordinar sus movimientos era claramente evidente. Luego de la pelea, su cuerpo se puso lento y no podía controlar su frenética respiración.

Uno debe experimentar una batalla con su vida al límite para actuar adecuadamente en un campo de batalla. Matar monstruos débiles usando un abrumador número no les concedería valiosa experiencia de combate.

Juzgando por la masacre unilateral, él podía decir con confianza que ninguno de ellos había experimentado una situación de vida o muerte antes. Ellos solo podían acobardarse inútilmente en el miedo de un verdadero campo de batalla.

Mientras fueran nobles, las oportunidades de que se les diera el comando de una unidad militar era muy alta. En un lugar donde la vida de los hombres podía ser robada en un instante, el día cuando pagaran por sus errores sin duda llegaría. Sin embargo, el día en el que vivirían o morirían no tenía nada que ver con Rio.

Incluso cargando una absurda cantidad de equipaje y metido en sus pensamientos, él o dejo de vigilar sus alrededores. Él hace mucho fue consciente de las esporádicas aproximaciones de un grupo de goblins. E incluso el haber caminado por bastante tiempo, el interminable océano de árboles no terminaba. La fatiga empezó a acumularse en los energéticos estudiantes mientras continuaban por el camino.

Las pláticas escasearon ya que no les quedaba la suficiente energía para hablar. El silencio fue una pesada carga entre los estudiantes, la horrenda situación cada vez se volvía más clara para Rio quien los observaba a un lado. Sin embargo, gracias a secretamente lanzarse el endurecimiento físico y el refuerzo corporal, Rio era el miembro más entero del grupo.

A este ritmo, ¿llegaremos a la meta de primeros?

No importa qué tanto progresaran, el bosque no terminaba. Uno de los estudiantes por fin comento sus dudas.

Como está, ¿no seremos los últimos?

¿No deberíamos regresar a la ruta normal ahora?

La primera queja abrió puerta a numerosas quejas por todo el grupo. Con todos demostrando su descontento, el ruido atrajo a monstruos como un adicional.

¿Otro goblin?

¿No habían incrementado los goblins hace poco?
Como resultado de su amplia población, el goblin era el epítome de los monstruos de nivel bajo. Su alto rango de fertilidad fue característico para un popular dicho. [Si te encuentras uno, está garantizado que te encontraras con otros 30.] Para aliviar al grupo de su creciente nerviosismo, Alphonse y Stead entusiasmadamente fueron a matar a los goblins.

Si— ¡Silencio! ¡C—Calma chicos! ¡Como dije, estaremos bien! Todo va de acuerdo al plan. ¿Cierto, Stead?

Ci—Cierto. Todo va como se planeó. Alphonse-senpai es nuestro líder así que sigamos sus órdenes. Además, los únicos monstruos que aparecen son goblins. No son nada para nuestra magia. No solo eso, sino que también podemos hacernos con algo recolectando piedras mágicas de los goblins, ¿cierto?

Eliminando a todos los goblins, Alphonse y Stead notaron el estado de pánico de la clase y desesperadamente trataron de pensar excusas para aliviar los miedos de todos. Los estudiantes en seguida se calmaron luego de escuchar sus palabras.

La casa de Alphonse era muy influénciala, pero la casa de Stead es del Duke Euguno que tenía incluso más influencia. No existía persona entre el grupo que se atreviera a desafiarlos abiertamente. Sin embargo, la moral del grupo seguía baja.

El número de goblinos que se encontraban gradualmente incremento al aventurarse más en el camino. Al menos, al momento donde ya no podían seguir más.

El interminable océano de árboles de pronto ceso. Lo que apareció ante ellos fue un gran espacio abierto. Lamentablemente, no era lo que esperaban.

Oi… no hay salida.

¿En—serio? ¡Mira, el objetivo está por allí!

¡No es en serio! ¿¡Cómo diablos voy a llegar allí!?

El grupo estaba al borde de un risco. El área alrededor ligeramente se había elevado a una colina, 30 metros de altura. Por la falta de preparaciones, sería un acto suicida intentar descender el risco.
Esa era la razón por qué el Reino había abandonado la construcción de la ruta. La existencia del risco solo fue descubierta luego que barrieran una porción del bosque para la ruta.

Ellos solo serían capaces de descender el risco si poseían el coraje y la habilidad necesaria. Por desgracia, la mayoría del grupo carecía de ambas. Incluso si uno o dos de ellos eran capaces de descender, no tendría sentido si el resto no podía.

A todo eso, la frustración contenida exploto. Ellos no se atrevían a alzar sus voces de descontento a Stead, quien era el hijo de un gran noble influyente, así que muchos dirigieron su enojo a Alphonse.

Nee~

En la situación que fácilmente se salió de control, uno de los estudiantes que se mantuvo en silencio hasta ahora por fin alzo su voz. La propietaria de la voz era Christina. Su voz era tan suave, pero llevaba un poder imperial que nadie podía ignorar.

Hasta ahora, me he contenido de cuestionar tus órdenes ya que eres el líder del grupo, pero ¿cómo terminamos en esta situación? He obedecido tus órdenes, incluso si uno de ustedes es un idiota. Nuestro grupo ahora está al borde del colapso bajo tu liderato.

Eso—Eso es…

Hay que ver, llegados a este punto, incluso si nada pasa, ya es imposible para mí ir con alguna excusa para protegerte. Pensé que ya te había dado una buena advertencia de esto.

Recibiendo su helada mirada, Alphonse no se le ocurrió ni una excusa viable no importa qué tanto lo intentara.

Y Stead, ¿no tienes nada que decir? Te has entrometido considerablemente a pesar de solo participar como un apoyo para nuestra clase. ¿Me pregunto por qué?

Christina cambió su mirada a Stead y cuestiono su actuar.

Yo—Yo…

Bajo su inmóvil mirada, la cara de Stead se puso pálida.

Las órdenes de un comandante son absolutas para sus soldados. Puede ser un ejercicio, pero no es diferente a una unidad militar. No tenemos más que atender tus palabras ya que eres el comandante.

Habiendo perdido el interés en Stead, Christina regreso a reprimir a Alphonse.

Entiendo que ustedes valoren mucho su posición como nobles. No obstante, ¿entiendes que un gran poder con lleva una gran responsabilidad, Comandante-dono?

Todos se callaron y una vez más, miradas acusadoras se reunieron a Alphonse.

Chicos…

Alphonse se perdió en las palabras y estaba al borde de colapsar por la presión. En ese momento, numerosas lanzas salieron volando de los arbustos y perforaron a varios estudiantes.

¿Eh…?

Incapaces de entender lo que acaba de pasar, los estudiantes solo podían dejar voces perplejas.

¡Mi—Miren, por allí! ¡Un enjambre de goblins!

Uno de los estudiantes notó el predicamento y señaló a los arbustos.



Aunque el bosque anterior era obscuro, la poca luz solar era capaz de penetrar por los árboles guiándolos a ver claramente el frente. Por lo tanto, los estudiantes eran capaces de percibir lo que yacía ante ellos. El bosque estaba lleno con goblins, rodeados, los estudiantes se echaron contra el risco.

O— Oi… ¿todos son goblins…?

O— ¡También ogros!

Generalmente, los goblins crecen tanto como un niño humano. Su fuerza individual es muy débil y la mayoría perdería en una pelea a uno contra un humano adulto. Ya que era difícil lidiar con los números, mientras un humano adulto estuviera armado, ni siquiera un amateur perdería en un uno contra uno.

Sin embargo, los ogros eran mucho más peligrosos que los goblins.

Pasando los 2 metros de alto, y con una fuerza física que sobrepasa a un adulto humano, los agros actúan como líderes para el grupo de goblins. Ahora, en frente de los estudiantes había un grupo de goblins y ogros mezclados. Antes que los estudiantes procesaran el hecho que fueron emboscados, varias lanzas más salieron volando a ellos desde el bosque. Eran los ogros quienes lanzaban las lanzas.

¡Hay ogros por allí! ¡Son los que nos lanzan las lanzas!

¡Entiendo! ¡Por fortuna no parece que hay algún ogro presente! ¡Alphonse, rápido, tus órdenes! ¡Kuu!

Christina rápidamente analizo la situación mientras Roana pasaba la información al resto de los estudiantes.

¡Uwaaaaa!

Sin embargo, los estudiantes golpeados por lanzas no podían contener su pánico y empezaron a actuar violentamente. Stead estaba entre los golpeados.

Aunque uno podía morir si es golpeado en un órgano vital, en realidad ellos sufrieron heridas menores. Aunque, la mayoría de los estudiantes presentes nunca ha experimentado heridas o el dolor de ellas. Por lo tanto, no se sabía porque entraban en pánico cuando fueron golpeados por las lanzas.

¡Sácala! ¡¡¡SÁCALAAAAAAAAAAAAA!!!

Stead grito locamente sin importarle la vergüenza o dignidad.

¡Uwaa! ¡Alto!

¡O— Oi, atrás!

Él trato de acercarse a los otros estudiantes para que le sacaran la lanza, pero hizo que los otros estudiantes entraran en pánico.

¡Mammiiiii! ¡¡¡Papiiii!!!

Con su hombro perforado por una lanza, Stead se puso violento, colisionando contra los estudiantes alrededor. Hasta que por fin choco con Flora lanzándola a volar.

¡Kyaa!

Flora, que estaba parada en la saliente, fue llevada al borde del risco.

Flora!

Viendo a Flora al borde de caer al risco, Christina girto. El sonido cambio podía escucharse seguido por Flora siendo golpeada.

¿Hii!?

Una sensación a perder peso, la cara de Flora de tiño de desesperación.

¡A—!

Observando la desastrosa escena ante sus ojos, el cuerpo de Rio se movió solo. Antes de saberlo, el arrojo el equipaje en su espalda y corrió, lanzado endurecimiento físico y refuerzo corporal.

En ese momento, ella estiro su mano al cielo y Rio la tomo. Un segundo más tarde, Rio le habría llegado a su mano. Sus ojos se encontraron. Él podía decir por su expresión que estaba atónita.

Él corrió a salvarla sin considerar las consecuencias. Un momento más tarde, él se arrepentiría por su apresurada decisión. Nada bueno viene por actuar heroicamente. A pesar de eso, él se las hizo para comer el mismo error. ¿No una vez más fingió hipocresía? ¿O actúo por impulso? Si no considero el salvarla, por qué su cuerpo se movió solo.

La razón que pueda ser, él ya lo había hecho y solo podía seguir con sus acciones.

Tomando la mano de Flora, Rio lanzo su cuerpo y la arrojo. Usando un momento su refuerzo de cuerpo, él arrojo a Flora arriba del risco.

¡Kyaa!

A eso, Flora cayó al borde. Confirmando su seguridad, en pensamiento trivial entro a su mente. Él se preguntó si ella lo perdonaría por causarle unos cuantos rasguños del duro aterrizaje. Y ahora, él estaba pagando el precio de salvarla. El cuerpo de Rio iba directo al fondo del risco.

Siguiente
« Prev Post