Capítulo 5: El Histórico Fantasma



Capítulo 5: El Histórico Fantasma


Bajo la estrellada noche.

Reflexione mientras caminaba el interminable “Corredor de las Estrellas” sola, la actual yo.


…Los dichosos días que pase con Glenn me revivieron en este mundo, por lo cual, yo recupere partes de mi humanidad perdida.

Aunque los días están lejos de ser calmados, aun disfruto del tiempo junto a Glenn.

Sin embargo, la voz escondida en lo profundo de mi alma continuaba presionándome hacía la misteriosa misión.

¿Realmente es tiempo para jugar a la casita?

¿Aún no tienes lo que necesitas?

Completa tu misión lo más pronto posible. ¡Completa tu misión!

Aunque, no puedo recordar mi misión.

Mientras los días de felicidad continuaban, la dicha que sentí lentamente penetraban mi alma gota a gota como una posición. Dentro de poco, fui afligida por la “enfermedad”. Era una enfermedad que mi solitaria yo del pasado no podía imaginarse y a lo cual seguramente me burlaría en mis días cuando fingía fortuna – una “enfermedad” tan ridícula que nunca hubiese considerando en mis mejores momentos.

Pero la verdad es, tengo un contrato con la “enfermedad”, y entre más recupere mi humanidad, el dolor que sentía crecía más.

Por eso…

[¡Debo… seguirme moviendo!]

Mientras corría, lentamente levante la mirada hacia adelante con mi cabeza anteriormente abajo. En la lejana distancia, pude ver un portal similar que primero me había llevado al corredor.

[Glenn…]

No vayas. Regresa. La voz de mi amado pupilo resonaba en mis orejas.

[…Lo siento.]

Un portal de luz, la salida del “Corredor de las Estrellas”, lentamente entro a mi vista. Allí…

[No importa qué, yo…]

Sin dudar camine por la puerta y regrese al lugar al que pertenecía.

  

En lo profundo del Observatorio Taum – la gran cámara del planetario.

Glenn, con la asistencia de Rumia, activo la Magia Negra [Función•Análisis].

Tsk… ¿qué es todo esto? ¡¿Qué fue todo eso de un “Simple dispositivo”?!

Habiendo visto ahora la gran cantidad de fórmulas mágicas desconocidas ocultas en el dispositivo, Glenn no podía evitar empezar a sudar. La construcción de las fórmulas se asemejaba a las escrituras mágicas que Glenn y los otros usaban.
Si tuviera que describirlo, es como nuestro lenguaje mágico moderno meramente “runas inferiores” para sus “runas superiores”.

Aunque no es del todo correcto, Glenn hizo una difícil descripción de la diferencia. En ese sentido, del vocabulario a la gramática, todas las partes que le faltaban a las “runas inferiores” se incluían maravillosamente en las “runas superiores”.

Dejando los detalles, ellos se colocaron en la cúspide de la magia. La “hechicería” que le faltaba fórmulas inteligentes – el gran misterio de la magia antigua, revelo que era simple “magia” bajo el auspicio de Rumia. Si Glen escribiera el descubrimiento en una tesis, ciertamente sería el descubrimiento del siglo.

Sin embargo, no tengo planes de hacer algo como eso…

Para la tesis, Glenn necesitaría revelar la existencia de Rumia al público. Eso sería imposible, incluso si Glenn tuviera la voluntad, el Gobierno Imperial seguramente enviaría hombres a callarlo.

Glenn busco por las fórmulas y notó de muchas incontables funciones para el dispositivo, tantas que no podía darse el lujo de identificarlas. Era un proyecto que fácilmente tomaría muchos años, y Glenn tampoco tenía el interés y tiempo para hacerlo.

Siguiendo las instrucciones en la operación del panel de control, Glenn abrió un portal de luz idéntico al de antes.

Inseguro del peligro que le esperaba del otro lado, Glenn tomo todas las herramientas y provisiones en su mochila. Luego de confirmar que todo está listo, Glenn cuidadosamente entro al portal.

Lo que lo esperaba del otro lado era una oscuridad dotada con un mar de estrellas brillantes – un misterioso espacio infinito como un sueño. Ante él estaba un camino hecho de la misma luz mientras el portal se extendía tanto como sus ojos podían ver, donde cualquier paso en falso podía dejarlo caer en el mar de estrellas.

Ya veo… recuerdo que Celica se refirió a este lugar como el “Corredor de Estrellas”, y tengo que decir que el nombre le sienta.

Glenn y los otros viajaron por el camino que Celica ya había tomado, el que podía ser un largo y cansado viaje. Al final, Glenn y los otros terminaron viajando por el “Corredor de las Estrellas” y entraron al portal.

[Qu…]

La escena desarrollada ante sus ojos llevo a Glenn y los otros a detenerse.

Mientras la puerta se desvanecía detrás del grupo, Glenn notó una tableta a la par de donde la puerta solía estar. La tableta era muy similar al panel de control localizado en la gran cámara, y, para asegurar su seguro retorno, ellos investigaron la tableta de inmediato. Sin embargo, la anormal vista que estaba ante ellos les hizo que se olvidaran momentáneamente de sus prioridades.

Dispersados alrededor de ellos estaban incontables restos momificados, con caras retorcidas en horror y malicia.

[¡¿Eek?!] Sistine gritó luego de ver los cuerpos y se aferró con fuerza al brazo de Glenn.

Sin embargo, el mismo Glenn no tenía tiempo para calmar a la asustada Sistine.

[¿Q-Qué pasa aquí?]

Glenn trato de calmar su acelerado corazón y una vez más examino sus alrededores.

Ellos estaban parados en el centro de una intersección en T, donde el techo, los muros, y el suelo estaban construidos con losas de piedra. Era un lugar completamente diferente del anterior Observatorio Taum.

Entonces, Glenn examino los horrorosos cuerpos cerca de sus pies. De los restantes andrajos de su ropa y el báculo en sus manos, era muy claro para Glen que…

[¿Esos chicos son… Magos? ¿Todos ellos? Pero, sus heridas…]

Los misteriosos restos indudablemente fueron quemados o tenían horrendas cortadas con partes de sus cuerpos partidas. Esas severas heridas probablemente fueron la causa de sus prematuras muertes. Sin embargo, independiente a cómo murieron, una cosa era dolorosamente clara…

Fueron asesinados… ¿por quién? ¿Qué pasó aquí exactamente? Por el estado de sus cuerpos, debieron ser asesinados hace décadas.

[Ugh…]

Al repentino sentimiento de mareo y nauseas, Glenn se arrodillo en el suelo con su mano presionando fuerte su cabeza. El aire era putrefacto, mezclado con una fuerte esencia de “muerte”. Justo allí, Glenn pudo sentir el calor drenándose de su cuerpo, como si su espíritu y vida fueran drenadas. El lugar estaba lleno de una manera desagradable…

[C-Carajo…]

Glenn no podía soportar la atmósfera, o mejor dicho, lo horrible de los alrededores, y continúo temblando incontrolablemente. Para no entrar en pormenores, esencialmente estaban en el “infierno”. Un espacio lleno de malicia y muerte. Un lugar maldito hundido en miasma.

Absolutamente era un lugar donde el vivir no sería bueno – un lugar al que Glenn y los otros no deberían ir. Dentro del corazón de Glenn, arrepentimiento empezó a esparcirse a su susceptibilidad.

[S-Sensei…]

C-Cierto, como maestro, no debo verme como un inútil ante mis estudiantes.

Antes que las preocupadas miradas de sus estudiantes (con la excepción de una cierta persona), Glenn apretó fuerte su puño y respiro profundamente.

[¡Cierto, salgamos de aquí! ¡Entre más pronto encontremos a Celica, más antes podremos salir de este asqueroso lugar!] Glenn se decidió y hablo con confianza.

En ese momento, un leve sonido se escuchó detrás de ellos.

[¡¿…?!]

El grupo rápidamente giró sus cabezas hacia el sonido. Glenn giró la luz en la punta de su dedo hacia la fuente del sonido y vio a una mujer con un largo cabello dorado arrastrándose por la esquina.

[¡¿Celica?! ¡Hey, qué ocurre contigo! ¡Por favor regres—!] Glenn corrió hacia la mujer, para luego detenerse a unos cuantos pasos.

No era Celica.

Deslizar…

Esa mujer… le falta una mano izquierda.

Ruido ruido…

…Y ella había perdido la mitad de su cuerpo, llevando sus entrañas mientras se arrastraba.

Ruido ruido…

La mujer se arrastró al sin emociones Glenn. Su desordenado cabello daba la apariencia de un espíritu vengador, y ella vio con ojos llenos de odio a Glenn y los otros. Sus ojos ya no tenían los globos oculares, solo dos hoyos oscuros sin fondo en su lugar.

¡Fwoosh…!

La mujer usó su mano derecha restante y se aproximó a Glenn a un paso rápido. Con un sonido de empuje, la mujer se lanzó al aire.

[¡¿Ugh…?!]

El cabello de la mujer, como vivas parras, se enrollaron en el cuello de Glenn y sellaron su boca. Ella vio a Glenn intencionalmente con su cara arrugada.

[¡¡Si no fuera por esa mujer!! ¡¡Si no fuera por esa traidora!!] La mujer gritó mientras sus ojos se llenaban de lágrimas de sangre.

N-No va bien. ¡No puedo cantar ningún hechizo con mi boca sellada… ¿y qué es esta anormal fuerza?!

Su cabello se envolvió en el cuello de Glenn y ejerció una considerable fuerza, tanto que Glenn sentía que su cuello podía ser aplastado en cualquier momento.

[¡¡Aléjate… Glenn!!] Re=L movió su gigante espada, con la clara intención de partir a la mujer.

Tan de la nada, incontables brazos salieron de los muros. Los brazos tomaron a Re=L y la arrastraron al muro, dejándola completamente inmovilizada.

[¿Ah? ¡¿Ugh…?!]

Re=L no podía pelear para liberarse de la increíble fuerza de los brazos que la ataban, y su cuerpo empezó a crujir.

[¡D-Duele! ¡S-Suéltame!]

[¡¿Sensei?! ¡¿Re=L?! Ahh… <Oh luz piadosa•Purifca la bazofia…>] Sistine a la carrera empezó a cantar un hechizo de exorcismo.

Sin embargo, los cuerpos a sus pies de pronto se movieron y agarraron su pie mientras subían por su espalda…

[¡¿…?! ¡¡Ahh!!] Sistine reacciono por ser tocada por los no-muertos y rompió su concentración. [¡N-No! ¡¡No!! ¡Suéltame! ¡¡Que me sueltes!!]

Sistine estaba completamente confundida. Bajo las circunstancias, era imposible cantar hechizos que demandaran un alto nivel de concentración y control. Aunque, en su inactividad, más y más cuerpos empezaron a despertar.

¡C-Carajo, esto no es bueno! ¡De segur así… pero ¿qué podemos hacer?!

Justo cuando Glenn estaba por caer en la desesperación…

[¡<Oh luz piadosa•Limpia la bazofia•Purifica la tierra>!]

Con una clara y resonante voz, el canto para el hechizo de exorcismo, Magia Blanca [Luz•Purifacada], fue completado.

¡¿R-Rumia?!

Rumia también estaba completamente rodeada por espíritus muertos.

¡P-Para completar un hechizo bajo condiciones tan malas! ¡Qué increíble fuerza de voluntad!

Mientras Glenn permaneció atontado por el hecho, Rumi levanto su mano izquierda con un brillante flash de luz, iluminando sus alrededores.

¡¡Kyaa!!

Los no-muertos y espíritus de los muertos empezaron a alejarse, llorando en agonía. Tan pronto las cercanías fueron limpiadas, Rumia saco un frasco de santo aceite.

[¡<Flamas de exorcismo•Traigan la paz a los muertos•Guíen su camino>!]

Mientras las gotitas del santo aceite se encendían, las flamas naranjas empezaron a rugir. Era un famoso aceite que purificaba solo a los muertos, dejando a Glenn y los otros sin daños.

Kyaa…

Mientras los muertos llegaban a cenizas, la calma regreso a escena. Ni un solo muerto se salvó de las flamas mientras el miasma lentamente se disipo de los alrededores.

[¿Chicos… están bien?]

[G-Gracias, Rumia.]

[Mm. Salvaste nuestras vidas.]

Sistine y Re=L le agradecieron a Rumia por sus oportunas acciones.

[E-Eso me sorprendió. No sabía que eras capaz de usar tal nivel de hechizos de exorcismo como Magia Blanca [Santo•Fuego] que casi es exclusivo para poderosos chamanes.] Glenn miró a Rumia con los ojos abiertos.

[Sí… como parte de mi educación en mi casa imperial, aprendí hechizos de mi madre.] Rumia mostro su atesorado frasco de santo aceite a Glenn.

Aceite Alencia, un caro aceite extraído de las flores usado en rituales funerarios.

[Rumia, ese santo aceite… ¿no es el preciado regalo de su majestad – tu madre – te dio como un amuleto protector? Pensar que lo has usado…]

[No hay qué preocuparse. Al cabo que, los salve del peligro, por lo que estoy segura que mi madre lo aprobaría.] Rumia mostro una brillante sonrisa a la aprensiva Sistine y luego se giró a Glenn.

[Continuemos, sensei. Necesitamos encontrar a la Profesora Arfonia.] Rumia lo dijo en un tono asertivo.

[¿No eres confiable?] Glenn gentilmente palmeó la cabeza de Rumia. [Lo siento, a decir verdad, estaba asustado de esas criaturas de antes. Pero no dejare que se metan conmigo ahora, así que por favor descansa.]

[Creo en usted.]

El par revelo una sonrisa de confianza mutua.

[Por alguna razón extraña, me siento un poco más y más desplazada de mi lugar legítimo…]

[¿…?]

Sistine sudaba frío mientras observaba la escena, mientras Re=L inclinaba su cabeza en confusión.

Luego de investigar la tableta cercana, Glenn confirmo que mientras tuvieran la amplificación de Rumia, podrían abrir el portal a cualquier hora. Con eso dicho, procedieron a seguir en el camino.

No fue difícil encontrar su camino. En el camino cubierto por una gruesa capa de polvo había huellas frescas, lo más probable que sean de Celica. Siguieron el rastro por el camino, cruzando unas cuantas cámaras y navegaron por una serie de laberintos pasadizos, hasta finalmente llegar a unas escaleras voladoras.

Aunque, esa Celica… ¿adónde se fue?

Mientras Glenn y los otros continuaba el rastro, preguntas empezaron a salir de sus mentes. Los pasos de Celica seguían sin pausas o dudas, dando un sentimiento que ella tenía una inexplicable familiaridad con el lugar.

Sin embargo, las preguntas eran infinitas. La estructura era una de incontables pisos como pisos subiendo al cielo, como si fuera una “torre” de monedas. Cuando Glenn y los otros llegaron al borde exterior de un piso, ellos vieron desde el balcón para examinar los alrededores. Mientras la fría brisa golpeaba la torre, Glenn vio que el sol se había escondido, y lo que los esperaba era un cielo nocturno infinito. Habiendo en el centro del cielo una gran luna pálida.

[¿D-Dónde estamos?]

Debajo de ellos, la base de la torre se extendía hasta la oscuridad. Incuestionablemente, ellos llegaron a un lugar increíble.

[Aunque, ¿exactamente qué es esta “torre”?]

Glenn solo podía permanecer en silencio a la directa pregunta de Rumia.

A simple vista, la “torre” era tan complicada como un laberinto, con confusos pasadizos y callejones sin salida para asustar a los humanos que se aproximaran… pero al mismo tiempo, contenía muchos espacios residenciales, no importa cómo lo vieras, estaban llenos con habitantes del pasado. Fue hecho un laberinto, aunque al mismo tiempo, una ciudad.

Enfrentando semejante diseño contradictorio, Glenn solo pudo concluir que eran las excentricidades de los antiguos.

Whooosh…

En los cuartos y corredores, había incontables cuerpos de magos unidos. Todos ellos, como antes, recibieron heridas faltes. Aunque, esos cuerpos ocasionalmente se reanimaban y, junto a los espíritus vengadores, atacaron a Glenn y los otros. El constante hostigamiento hizo que su viaje fuera agotador.

[¡¡Hiyaa!!]

Re=L con la espada.

[¡<Sigan la bahía•muro de tempestad•Concédeles paz a esos de abajo>! ¡Rumia, ahora!]

…La magia de Sistine.

[¡Mm! ¡<Flamas del Exorcismo•Traéle la paz a los muertos•Guía su camino>!]

…Y el Hechizo de Exorcismo de Rumia, los no-muertos fueron eliminados fácilmente. Un perfecto trabajo de equipo de Re=L, quien alejaba a los no-muertos, Sistine, que sellaba sus movimientos usando [Muro•Tormenta], y Rumia, que usaba el santo aceite para conjurar flamas de purificación. Llevados por el viento de Sistine, las flamas gentilmente envolvieron a cada uno de los no-muertos y los exorcizaban. No importa cuántos no-muertos atacaran, nadie podía escapar de las flamas de la purificación, y uno tras otro fueron enviados a después de la vida.

[Tengo que decirlo, son impresionante.]

La compostura de Rumia no podía ser mejor. Aunque sus técnicas eran duras, ella podía mantenerse en calma para cantar los hechizos adecuados para enfrentar a la muerte. Incluso en la armada, había unos cuantos que podían compararse con su fuerza mental.

Por otra parte, aunque a Sistine le faltaba la fuerza mental de Rumia, su creatividad para usar los hechizos había resuelto muchas situaciones precarias y podía decirse que tenía un nivel genuino de adaptabilidad.

Sin embargo, la que más sorprendió a Glen fue Re=L.

Durante el tiempo cuando ella estuvo en la Corte de Magos, Re=L siempre era demasiado agresiva y directa en sus ataques. Ahora, Re=L era mejor trabajando con otros, escuchando a Rumia y Sistine mientras ellas completaban sus hechizos. Este nuevo énfasis en trabajo de equipo era más bien de valor personal, algo que era imposible para la Re=L del pasado.

Desde que entraron a la “torre”, ellos persiguieron a Celica a lo más profundo que se imaginaron. Sin duda, Glenn nunca sería capaz de hacer amigos solo.

Quizás el día en que la generación más joven sea el centro de atención llegara más pronto de lo que pensé…

Glenn rio agriamente mientras lideraba a los estudiantes al frente.

  

Por horas y horas que caminaron por la torre.

Así como crecía ligeramente el sentimiento a ser un viaje sin fin, un sonido que venía de adelante resonó y los sacudió.

[¡…!]

Ante ellos estaba una gran puerta gótica… más allá de eso estaba oscuro.

[¡¿Sensei?! ¡¿Ese ruido de antes era…?!]

[…Mm. Probablemente era la magia de Celica... ¿Quizás ella esté peleando?]

[¡Démonos prisa, sensei!]

Por las huellas en el piso, Celica indudablemente pasó por aquí.

El grupo recupero su paz y corrieron por la puerta.

[¡¿Q-Qué…?!]

Al pasar la puerta, Glenn y los otros se encontraron en un gran espacio abierto en la forma de una arena – un estadio circular con antorchas esparcidas por el campo. En el lado lejano de la arena estaba una masiva puerta de piedra brillando en una ligera luz negra, y ante la puerta…

[¡Hiyaa!]

Celica estaba combatiendo contra incontables espíritus vengadores y no-muertos.

Al ver la carnicería, Glenn y los otros no podía imaginarse lo profundo de la malicia y terror que permanecía en el lugar. La escena desarrollada ante ellos le quitó importancia a los combates que experimentaron en el camino. Incontables cuerpos y espíritus vengadores se desparramaban en el suelo y fueron contra Celica, era una escena directa al purgatorio.

Sin embargo, el torrente de no-muertos no podía llegar a Celica.

Con la espada en su mano derecha, y magia en su izquierda.

[¡¡Mph!!]

Celica libero docenas de destellos de espada en un pestañeo y cortó a los no-muertos en piezas.

[¡<Piérdanse>!]

Y luego, Celica uso dos palabras para activar la Magia Negra [Cañón•Plasma], [Flama•Inferno], y [Infierno•Helado] en sucesión, todos hechizos estratégicos de clase militar B, y envolvió todo el campo. Gruesos arroyos de luz, diluvio de flamas, y ondas de frío eliminaron a la armada de no-muertos a su alrededor.

Triple Harmonía. Una de las grandes técnicas de Celica.

Parada arriba de la montaña de cuerpos y todos los retadores cortados que se acercaban, la apariencia de Celica era como un Rey Demonio encarnado.

[Q-Qué increíble fuerza…]

[¿E-Esa es la habilidad de combate de la Profesora Arfonia…?]

Celica mostró un abrumador poder que dejo a Rumia, Sistine, y Re=L sin habla.

Qué increíble poder. Como pensé, Celica realmente es asombrosa. Comparada con alguien como yo, dudo que pueda a llegar a su nivel en 5 o 6 vidas…

Glenn trago saliva a la vista ante ellos. Pero, un sentimiento de molestia hizo que Glenn frunciera sus cejas.

¿Por qué tiene tanta prisa…?

Ciertamente, Celica era conocida por sus hechizos altamente destructivos. Aunque son todos hechizos devastadores, Celica les daba una cierta trascendencia hermosa – como una ingeniera pirotécnica creando un maravilloso espectáculo de fuegos pirotécnicos.

Sin embargo, a la actual Celica le faltaba su usual elegancia. Ella simplemente forzó su paso con fuerza bruta, un demonio de aniquilación. Su verdadero yo era una perfecta traducción de la rumoreada “Bruja Cenicienta”.

Los perforadores ojos de los incontables no-muertos permanecían concentrados solamente en ella.

[¡Oh, el odio! ¡¡El dio que te tenemos!!]

[¡Todo es tu culpa! ¡¡Todo es tu culpa!!]

[¡Te llevaste todo! ¡Destruiste todo! ¡Nuestro glorioso, pacífico y próspero mundo! ¡Todo! ¡Todo! ¡Todo! ¡Todo por ti!]

[¡¡Imperdonable traidor!! ¡Te maldigo! ¡¡Te maldigo!!]

El odio y resentimiento sin igual era dirigido hacia Celica, avasallando a cualquier persona normal.

[¡<Ruidosos>! ¡<Callados>! ¡<No es mi problema>!]

[¡¡Ahh…!!]

Sin embargo, ante el opresivo y tangible odio, los poderosos hechizos de Celica eliminaron a todos con facilidad, sin darles la oportunidad de acercarse. Los pilares de flamas tiraron a Celica, llegando a lo alto del techo, aniquilando a todo aquel que se acerca a ella.

[¡Cuántas veces tengo que decirlo! ¡No los conozco, así que fuera de mi camino!]

Sin embargo, el odio continúo brotando mientras ninguno de los lados llegaba a un acuerdo. Los incontables no-muertos rápidamente se reabastecieron, bloqueando el camino por delante de Celica, casi como si le declararan a Celica que “no debes pasar”.

[Hmph. Debido a unos cuantos apegos inútiles, tú te quedaste en el mundo real. ¡Muy bien, seré amable y te enviare a la basura que es donde de verdad perteneces!] Al parecer llegaron al borde de su paciencia, Celica saco un viento distante y gentilmente chasco sus dedos.

Todo muy de pronto, eso parecía. Una masiva cantidad de luces oscuras se entrecruzaron en el suelo como si se dibujaran, al instante formo un hexágono. De inmediato, el campo se tiño de negro, como si un infierno ficticio apareciera.

[Hmph. ¡Este será un viaje directo al abismo, disfrútalo!]

Ritual Mágico [Gehenna•Gate]. Era un derivado de la magia que lanzaba a las almas de los no-muertos al abismo. Originalmente, se compara a la Magia Blanca [Santo•Fuego] usado en exorcismos y era un método para lidiar con los no-muertos, el hechizo era una magia prohibida por su cruel naturaleza. Simplificándolo, a diferencia de la magia blanca que regresa a las almas al círculo, la magia prohibida forzaba a los muertos a una eternidad de “nada”.

[¡No! ¡¡Noooo!!]

[¡Ayúdame! ¡¡Allí no!! ¡¡No quiero ir allí!!]

[¡¡Ahhh!!]

Los gritos de las almas abandonadas resonaban en la cámara. El odio sin fin rápidamente se tornó en miedo y desesperación. La muerte sin defensa alguna era arrastrada al fondo del abismo. Su persistente rencor, su apego al mundo real, y su abrumador resentimiento, nada importaba. Todo era tragado sin misericordia alguna por el abismo – el “infierno”.

Al final, un silencio inusual regreso a la cámara.

[Hmph… eso obstruye mi camino innecesariamente…] Celica lo murmuro irritada.

Todo el odio y locura atrapado en el espacio fue borrado, y ahora el campo regreso a su original estado de calma.

Glenn corrió apresurado a Celica, quien permanecía pasmada.

[¡Celica!]

[¿…G-Glenn? ¿Cómo…?] Celica lentamente giro su cabeza.

Con una cara sombría, ni una onza de su usual actitud era visible.

[¿…P-Por qué estás aquí?]

[¡!Es lo que quiero decir] ¿Por qué corriste a este lugar sola? Glenn enojado le grito mientras la tomaba por sus hombros. [¡N-No estoy nada preocupado por ti, pero los estudiantes están muy preocupados! ¡Y-Yo no estoy para nada preocupado!]

[S-Sensei, dijo la misma cosa dos veces…] Rumia sonrío amargamente a la queja de Glenn.

[Como sea, hay que regresar ahora. En serio, siempre causando problemas…] Aunque no parecía feliz por Celica, las emociones de Glenn estaban cargadas de alivio.

[¡Hey, Glenn! ¡Escucha esto! ¡Por fin… por fin lo encontré!] De pronto, Celica revelo una sonrisa forzada, con un poco de emociones por detrás de ellas.

[¿Ah? ¿Encontraste? ¿Qué encontraste?] Queriendo dejar rápidamente la maldita “torre”, Glenn enfadado contesto.

[¡Lo que me “lleva” al pasado que perdí!]

[¿…Qué?]

La inesperada respuesta congelo a Glen sin más.

[Lo recuerdo. ¡En la cámara del planetario al fondo del “Observatorio Taum”, cuando ese portal apareció, recordé fragmentos de mi pasado!] Celica emocionada se acercó a Glenn. [¡Yo… he pasado por esa puerta en el pasado, ese es el “Corredor de las Estrellas”! ¡Definitivamente es eso!]

Celica extendió sus brazos lado a lado y realizo unas piruetas de gozo.

[¡Y… y! ¡Glenn! ¿Sabes dónde estamos?]

[Umm… ¿Una cierta “torre”?]

[Hehehe. ¡En realidad, ahora estamos en el Laberinto Subterráneo por debajo de la Academia Imperial Mágica Alzano!]

[¡¿…Huh?!]

¿El Laberinto Subterráneo? ¡¿Subterráneo?!

Debido al repentino flujo de información, Glenn la paso mal siguiendo el paso.

[¡Y, este es el nivel 89! ¡Use Magia Negra [Detección•Coordenada] y confirme la localización precisa, estoy en lo cierto!] Celica explico apasionadamente, dejando confundido a Glenn.

[¿No lo entiendes? ¡Fácilmente me salte el imposible piso 10 al piso 49 – los pisos que he llegado a llamar “A Prueba de Tontos”!]

La emoción de Celica no tenía alguna razón.

Ella incesantemente retaba al Laberinto Subterráneo, pero el interminable y agotador viaje, los infinitos guardias, también el mar de trampas fatales prevenía su progreso. Además, la edificación y trampas dentro del Laberinto de vez en vez cambiaba, dejaba los mapas y telepuertos en discusión. El diseño impedía cualquier progreso, así que se le llamo “A Prueba de Tontos”.

De las muchas veces que Celica desafió el Laberinto, constantemente era frustrada por el cambio y, en hoy día, era incapaz de pasar el nivel 49. En días de mala suerte, solo pasar por el nivel 15 le era casi imposible.

[Nivel 49… mientras sea capaz de romper esa maldición de “A Prueba de Tontos”, ¡seré libre! ¡Regocíjate Glenn! ¡Estoy a cosa de nada de revelar la verdad de este laberinto!]

¿Este es el Laberinto Subterráneo? ¡¿Cómo, bajo suelo?! Y si fuera subterráneo, ¿qué fue ese cielo nocturno que vimos hace rato desde el balcón?

¿Por qué debería el Observatorio Taum estar conectado al Laberinto Subterráneo que está debajo de la academia, y qué es exactamente el dispositivo planetario?

¿Qué fue ese “Corredor de las Estrellas” que cruzamos antes?

¿Por qué Celica estaba tan obsesionada con el Laberinto Subterráneo? ¿O a un nivel fundamental, qué era Celica exactamente?

Glen tenía un millón de preguntas en su mente…

Para Glenn, más que respuestas a los misterios, había algo mucho más importante que necesitaba terminar, y eso era…

[Como lo esperaba. Mi pasado, mi misión pérdida, mi inexplicable inmortalidad – todo se encuentra en este Laberinto Subterráneo, como la “voz” había dicho.] Celica continúo hablando en enigmas, [Sí… también, es vago pero lo recuerdo… ¡”la puerta”!]

Como si estuviera fascinada, Celica lentamente se acercó más y más a la puerta negra.

[Por otro lado, ciertamente… todo… mi todo…]

[Alto.] Glen tomo a Celica de su mano, jalándola para detenerla.

[¿G-Glenn…?] Celica giro a ver a Glenn con ojos misteriosos.

[…Regresemos a casa, Celica.]

[¿P-Por qué? Finalmente estoy tan cerca de descubrir mi verdadera yo.]

[¡Aunque no sé por qué estás bien con que tu pasado yace más allá de esa “puerta”!, entiendo eso…] Glenn se pauso un momento, [Déjame decirte esto directamente. Celica, el pasado que perdiste puede no ser nada bueno.]

Glenn miro directo a los ojos de Celica y continúo.

[En mi camino aquí, todos los espíritus muertos tenían un intenso odio. Por un largo tiempo, no pude descubrir lo que los llenaba con tal odio, pero luego de ver tu pelea de antes, estoy seguro: La razón de su odio eres tú.]

[¡¿…?!]

[Tú también escuchaste sus voces de odio antes, ¿cierto? Lo cuán horrible fueron los actos que cometiste que los llevaron a tal odio, no me puedo meter en eso.]

[G-Glenn…]

[Pero, no me importa. No importa cuánto esos ruidosos espíritus te odien, siempre serás mi amada… mentora. Nada más ni nada menos.]

[¡P-Pero, Glenn! ¡Yo…! ¡Yo…!] Celica bajo su cabeza en silencio.

[Hey, Celica, regresemos a casa. Ya tuviste suficiente. No busques más tu pasado. Solo olvídalo. No importa qué tipo de persona eras antes, yo siempre…]

Celica cortó las palabras de Glenn…

[N-No…] Celica temblaba mientras respondía, como si un niño hiciera un berrinche, [¡No puedo hacerlo! P-Porque si eso pasa, yo siempre estaré… sola…]

Celica parecía querer decir algo, pero se detuvo al último momento.

Con eso, Celica se quitó la mano de Glenn y fue hacia la puerta.

[¡Ah! ¡Hey! ¡¡Celica!!]

Dándole la espalda a los sollozos de lamento de Glenn, Celica continúo corriendo a la puerta.

¡Esa es la puerta! ¡¡Todo lo que busque por tanto definitivamente está detrás de esa puerta!!

Mientras Celica corría, ella recordó…

[<Regresa al círculo de la providencia•…>]

…Cerca de 4 siglos, de un camino sin fin, de arduos y pacíficos días, de las incontables veces que ella busco un simple final de todo…

[<Los cinco elementos a los cinco elementos>]

…Y de la “voz” que constantemente la mantenían hacia adelante.

Un día, la voz que siempre le murmuro “completa tu misión”, “realiza tu destino”, y eso, cambio. Fue un día que Celica no podía olvidar, el momento de hace 10 años, luego de haber adoptado a Glenn y tomar una posición como un profesor en la Academia Imperial Mágica Alzano. Debido a algunas pruebas, ella bajo al Laberinto Subterráneo. Esa vez, la voz la llamó…

Ve al rincón más recóndito del Laberinto Subterráneo… Allí, encontraras tu destino.

Desde entonces, Celica, como poseída, retaba al Laberinto Subterráneo de vez en vez, para revelar la verdad detrás de sus 4 siglos de vagancia… Tal era el apego anormal de Celica con el Laberinto Subterráneo.

[¡<Sirve los enlaces ondeantes entre la verdad y la ficción>!]

Sin embargo, hablando con honestidad… a la presente Celica, su verdadero destino, su pasado, y su misión no le importaban. Incluso sin sus anteriores recuerdos, incluso sin su pasado, e incluso sin su misión, Celica ya no estaba sola, ella tenía a Glenn a su lado. Ella ahora era capaz de caminar con otro, hacia un futuro compartido. Ella ya no necesitaba su pasado y misión que definían su existencia, ni sentir intranquilidad por la soledad. Por eso, la que la actual ella buscaba era debido a algo completamente diferente.

[Con esto…]

Celica activo Magia Negra Modificada [Extinction•Ray]. El rayo de luz quitó todo lo que se  cruzara en el camino que se extendiera a su mano izquierda, directo a la puerta que estaba en su camino. Por un momento, el mundo se tiño de blanco por la intensa luz y calor.

Mientras el rayo se disipaba, un inusual silencio descendió.

[¡¿C-Cómo…?!] Celica vio la vista ante sus ojos.

La puerta estaba sin un rasguño y se mantuvo firme ante Celica, como si se riera de su ineptitud.

[¿Cómo? ¿Cómo es que no se destruyó? ¡Carajo! ¡¿Cómo puedo ir del otro lado de la puerta?!] Celica camino en frente de la puerta, con un corazón lleno de reniego, empezó desesperadamente a golpear la puerta con sus manos.

[…No sirve. No es como tú. ¿Cómo no pudiste darte cuenta de algo tan simple como el Revestimiento de Éter? Las edificaciones de los antiguos no se pueden dañar con ataques físicos o mágicos.] Glenn la persiguió y detuvo su incesante golpeteo.

Glenn vio la masiva puerta. La superficie estaba llena de grabados en antigua escritura, símbolos misteriosos, decoraciones, y dibujos, pero nada indicaba el método de abrir la puerta. El mismo Glenn no sintió que algo terrible dejara la puerta cerrada.

[¡Suéltame! ¡¡Que me sueltes, Glenn!! Yo…]

Glenn tomo a Celica, quien enrabiada lanzaba puñetazos ensangrentados a la puerta. Ya que no era magia, Celica era solo una simple chica. Su fuerza física ya no era rival para Glenn.

[Ríndete… y olvídalo ya.] Con su cara cerca de la suya, Glenn lo confeso. [¡¿Con qué no estás satisfecha?! ¡¡Celica!!]

[¡…!]

Glenn en un tono acusatorio hizo que la usual Celica mostrara una expresión inesperadamente suave, y ella bajo su cabeza en respuesta. Fue en ese momento, cuando…

[¡Quita tus manos de la puerta, mugrosa!]

Una voz sonó de lo que parecía ser las profundidades del infierno.

[Ingratos y guardias no deben pasar. Solo los ciudadanos de la tierra y el cielo deben pasar. ¡Tú no posees esas cualidades!]

[¿Qu…?]

Glenn y los otros no podían evitar ver hacia la fuente del sonido. Como si saliera de la oscuridad, había de aparecer en el centro de la arena. La misteriosa existencia estaba cubierta de una capa de rojo carmesí de pies a cabeza, con su cara oculta por la capucha. Cabello negro salía de su capa, como si la oscuridad tomara la forma de un humano mientras usaba una capa. No había duda que quien estaba parado ante ellos era un fantasma.

¡C-Carajo…!

Viendo la apariencia del fantasma hizo que el corazón de Glenn maldijera su suerte.

[¡¿Ah…?!]

[¡Sensei…! ¡Ese ser es…!]

Sistine y Rumia también sintieron vibras terribles del fantasma. Incluso Re=L estaba en guardia al recién llegado, la punta de su espada temblaba.

¡C-Carajo! ¡E-Ese chico… definitivamente son malas noticias!

Glenn podía decirlo a simple vista que el fantasma era anormalmente fuerte.

En la misma manera que un ciudadano normal sin una onza de magia se sentiría ante un poderoso mago, Glenn no podía evitar sentir la misma desesperación cuando está encarando al fantasma. Como un ex-mago, los instintos de Glenn, afilados por incontables batallas de vida y muerte, se lo decían. Ante el fantasma, cualquier magia que se pudiera usar – incluyendo a Celica – no era nada contra él. El fantasma simplemente estaba en un nivel diferente al equipo de Glenn.

[¡Ha! ¡¿Quién diablos eres tú?!]

Sin embargo, la ironía de la situación era que Celica no parecía temerle, ni se dio cuenta de lo terrible del ser que estaba ante ella. El deseo de Celica por abrir la puerta jugaba con su buen juicio, dejándola sin su usual calma.

[Olvídalo. Al menos pareces entender las palabras. Déjame preguntarte entonces, ¿cómo ibas a abrir esta puerta? Mientras me lo digas obedientemente, te dejare con tu vida.]

[¿Tú…?] El fantasma parecía haber reconocido a Celica y retiro sus intentos asesinos, [Ya veo que has regresado. ¡Eres la única que vale para ser mi maestro, Heavens (Celica)!]

Celica se congelo cuando su nombre de pronto fue llamado.

[Ya que no eres la Celica que conocía. Tú cruzaste por esa puerta. ¡Argal, por favor regresa de donde viniste!]

[¡¿Q-Qué estás diciendo?! ¡¿Me conoces?!]

[¡Fuera de aquí! Vuestro actual yo no está interesado en mí.]

Con eso, el fantasma completamente ignoro a Celica y vio hacia Glenn y los otros. Sin que nadie lo notara, dos espadas aparecieron en las manos del fantasma – una roja a su izquierda, y una negra a su derecha. Solo por ver las espadas, Glenn y los otros pudieron sentir una abrumadora atmósfera.

[Ingratos. Vuestras vidas nos pertenece al momento que traspasaron el reino divino. Permitan que mis espadas terminen con ustedes y, como los muertos, se quedaran atrapados en la “Torre de los Respiros”.]

La animosidad e intentos asesinos estallaron del fantasma y, como un torrente imparable, sofocó a Glenn y los otros con una increíble presión.

[¡¿Eek…?!]

La aterrada Sistine se aferró fuertemente a Glenn.

[¡Ahh…!]

Incluso los colores de la audaz Rumia fueron drenados de su cara, temblando donde se encontraba.

[Ha… Ha… Ha…]

Mientras la sin emociones Re=L estaba completamente pálida y empezaba a hiperventilarse.

Glenn decidió retirarse.

¡Celica! ¡Nos vamos…!

Glenn le señalo a Celica con un intento de “compra algo de tiempo para que los estudiantes escapen”.

[¡Hey, no me ignores!]

Sin embargo, Celica ignoro la intención de Glenn y fue hacia el fantasma.

[¡Lo tengo! ¡Si no quieres decírmelo, solo te forzare a hacerlo!]

[¡Idio…! ¡Alto! ¡¡Celica!!]

Celica completamente ignoro a Glenn y empezó el cantico mágico.

[¡‹Muere›!]

Magia Negra [Pilar•Prominente]. Rojos pilares de flamas se alzaron y consumieron al fanstama.

[Juego de niños…]

Con un solo movimiento de la espada a su izquierda, el fantasma partió en dos la magia.

[Para ser acompañada por ingratos, cuán débil te has hecho. ¿No ibas a ser el orgulloso “Rey de la Espada”? ¿Ha perecido el anterior tú?]

¡¿Qu…?! ¡¿Qué acaba de hacer ese sujeto?!

Glenn estaba anonadado de la vista. A simple vista, todo lo que había pasado era que el hechizo de Celica fue nulificado. Pero para Glenn, un mago veterano que había sobrevivido incontables batallas, su intuición le gritaba que era algo más. Aunque, a pesar de su ansiedad, Celica continuaba yendo contra el fantasma. 

[¡Ha! ¡Tú magia de contrataque es muy buena!]

[¡No, Celica! ¡¿No lo entiendes?!]

El problema era que Magia Negra [Pilar•Prominente] era un hechizo de magia grado militar B. Tan modernos hechizos de grado militar eran preocupantes, no había forma de nulificar un hechizo de clase B y tomarlo con hechizos defensivos. En resumen, los hechizos ofensivos que superaban un cierto grado no podía ser nulificado.

[¡Esa no es simple magia de contrataque! ¡Es algo más…!]

Sin embargo, con la sangre corriendo en su cabeza, Celica no tomo las advertencias de Glenn…

[¡¡Hyaa!!]

Con su espada de mithril, Celica saltó directo al fantasma. Habiendo ya activado [Cargar•Experiencia], Celica ahora tomo las habilidades de la “Princesa de la Espada”, y se convirtió en una espadachina sin igual. En su actual forma, no debería haber que nadie que le gane.

[¡Déjame quitarte esa orgullosa cabeza tuya! ¡¡Espero que con solo tu cabeza, al fin serás obediente y contestaras mis preguntas!!]

Celica se acercó como un vendaval listo para golpear.

[Te apoyas en las artes. ¿Tú no te avergüenzas?]

El fantasma saltó a la aproximación de Celica y una vez más movió su espada izquierda.

¡Ding!

Con un filoso timbrazo, la espada de Celica cocho con la espada del fantasma.

[Qu…] Inmediatamente, Celica dejo salir un inesperado suspiro. [¿C-Cómo puede ser?]

Ella no podía esconder su sorpresa y apunto su espada directo al fantasma. Sin embargo, su compostura ya no tenía el aire de ser una fuerte espadachina.

[¿P-Por qué mi hechizo fue disipado? ¡¿Q-Qué hiciste?!]

[No está en mi mano izquierda la magia, Wi•Zayer… Tus trucos son inútiles ante mí.] El fantasma giro para ver a Celica y le advirtió. [No respeto al verdadero propietario de esa espada. De tu anterior ataque, fui capaz de comprenderlo. El propietario de la espada murió ya hace mucho tiempo. Fue un estúpido humano, era un simple mortal. Para llegar a espirar tales alturas…]

El fantasma dibujo un círculo debajo de su espada, como si ofreciera sus oraciones a alguien.

[Aunque estoy en el cielo, no puedo apoyarme en las artes dentro de la espada…]

Con eso dicho, el fantasma entro a una posición con sus dos espadas. [¡Argal, no te permitiré manchar esa espada, Heavens! ¿Qué tan bajo caerás? No puedo seguir ocultando mi decepción hacia ti…]

[¡Carajo…! ¡<Martillo del Dios del Trueno>!]

Saltando hacia atrás, Celica levanto su mano izquierda canto la Magia Negra [Cañón•Plasma].

[Una vez más, los juegos de niños…]

Con un solo movimiento de su espada, la luz que se acercaba al fantasma fue fácil de cortar.

Inmediatamente después, el fantasma disipo el humo y reapareció detrás de Celica. Con una terrorífica velocidad, él movió su espada derecha.

[¡Tsk!]

En ese momento, Celica respondió girando su cuerpo en el aire y planeó esquivar el golpe. Aunque, a pesar de sus esfuerzos, la espada del fantasma apenas llego a su cuello.

[¿Haa?]

Cuando ella recibió la herida, Celica sintió la sensación de su alma siendo arrojada. De inmediato, las piernas de Celica se debilitaron y, ya no podían soportar su peso, haciendo que se colapsara en el suelo.

[¿Q-Qué? ¿Qué ocurrió con mi fuerza?]

[Esa no es la magia de mi mano derecha Sou•Lter… Esos que son lastimados por la espada se debilitan.]

El fantasma camino a la indefensa Celica y llevo su espada derecha a su cuello. Sin alguna resistencia, el aire alrededor del fantasma se volvió más pronunciado, en una manera que claramente demostraba su superioridad.

[Uwaa…] Celica tembló con la espada en su cuello. Sin la fuerza para levantar siquiera un dedo, Celica solo pudo aceptar su destino.

[Te juzgue mal. No eres digna de ser mi maestra. Desaparece de mi vista.]

[¡…!]

Celica veía el borde de la espada sin alguna posibilidad de defenderse. Con solo un gentil golpe, la cabeza de Celica claramente se separaría de su cuerpo, y, con eso, su vida terminaría. A pesar de siempre haberse preocupado de su inmortalidad, Celica ahora estaba de cara a la muerte.

Sin embargo, en su final, todo lo que apareció en la mente de Celica fue el tiempo que paso con Glenn, los 10 o más años de vida inmunda.

[Ah…]

Un pensamiento que nunca le había pasado en los 4 siglos, mejor dicho, ella siempre busco lo opuesto a ese pensamiento. Pero en esa juntura, ¿por qué ese pensamiento apareció?

[No… quiero… morir…]

A la repentina comprensión, lagrimas empezaron a salir de las esquinas de sus ojos.

[N-No… aunque… yo…]

Si hubiera sabido que moriría en un lugar como este, por razones inútiles… ¿por qué era tan obstinada?

[Desagradable…] Con sus últimas críticas, el fantasma levanto su espada para moverla.

¡S-Sálvame… Glenn!

Celica pensó en Glenn en sus últimos momentos, con sus ojos fuertemente cerrados mientras la helada hoja venía por su cuello.

[¡¡Contrólate!! ¡¡Carajo!!] 

Con media docena de disparos, seis flashes pasaron por el aire. Glenn había descargado sus clips en el fantasma.

[¡¿Geh…?!]

Tomado por sorpresa, el corazón del fantasma fue perforado por una bala que había pasado por su defensa. Él luego movió sus espadas con una súper velocidad, creando 5 rayos de luz que pegaron con las balas restantes – un verdadero despliegue de agilidad y esgrima. Con las balas fuera, él salto hacia el techo, sacando una distancia de Glenn.

[Celica, ¿estás bien?] Con el fantasma fuera, Glenn rápidamente se movió hacia Celica para cubrirla, con sus ojos constantemente cerrados al enemigo.

[Qué curiosa arma tienes…] El fantasma se asombró de la precaución de Glenn y mantuvo sus espadas listas. [¿Una herramienta mágica de magia explosiva para darle velocidad a un metal? Un juguete de tercera, no creas que te funcionara dos veces.]

El fantasma se quedó parado. El ataque de antes de Glenn no parecía haber tenido efecto.

[¡Mierda, ¿por qué sigues vivo?! ¡¡Claramente te dispare en el corazón!!]

Algo molesto del ineficiente ataque, Glenn rápidamente expulso el cilindro de su revólver, descargando el cartucho vacío, y lo relleno con nuevas balas. Por desgracia, no había forma que el fantasma esperara amablemente que Glenn terminara.

[¡Muy bien! ¡Me daré el lujo de ver qué tal lejos llega su inútil batalla!]

Con una velocidad que parecía partir el mismo espacio, el fantasma dio un paso para cerrar toda la distancia entre Glenn.

¡¡N-No va bien!!

Glenn no tuvo tiempo de terminar de cargar su revolver. Bien colocado dentro de la distancia de sus dos espadas, el fantasma estaba cerca de cortar a Glenn…

[¡Sisti!]

[¡<Puede reunirse la tormenta•Forma un martillo de guerra•Aplasta a todo ante mí>!] Sistine rápidamente cantó el hechizo con Rumia a su par, mano a mano.

La Magia Negra de Sistine [Vendaval] aplasto a todo el fantasma por encima de Glenn. Con la amplificación de Rumia, el martillo de viento estaba al borde del poder y, con la fuerza destructiva, aplasto al fantasma.

[…Juego de niños.]

Una vez más, su magia se disipo al tocar el borde de su espada izquierda, volviendo el poderoso viento en una mera briza.

[¡No puede ser! ¿No funciono incluso con la amplificación de Rumia?] Sistine dejo salir un grito de desesperación.

Al mismo tiempo, Re=L estaba del otro lado…

[¡No hay problema! ¡¡Hiyaa!!] Con la apertura, Re=L saltó hacia el fantasma, moviendo abajo su gran espada con todas sus fuerzas.

Sin embargo, el fantasma se movió como siempre, con su espada izquierda tomando el golpe de Re=L, su espada derecha se movió para partir en dos a Re=L.

[¡¿Hngh?!]

La espada de Re=L de pronto se hizo añicos y obscureció la vista del fantasma. Su espada mágica fue hecha por alquimia con las piedras fuera del observatorio y, al estar al contacto con la espada izquierda del fantasma, debió desintegrarse a los componentes originales. Re=L tomo ventaja de su magia para cegar al fantasma de momento, y, en ese preciso momento, Re=L sacó su verdadero ataque.

[¡¡Hiyaa!!]

[¡Ugh?!]

El poderoso corte de Re=L rebano profundamente al fantasma y lo envió a volar. Un golpe tan fuerte, creó una fuerte explosión que paso golpeando a Glenn y las otras en cosa de nada. Tomando tal golpe terrorífico que indudablemente era fatal, es probable que fuera el fin del fantasma. Sin embargo, como antes…

[…Admirable.]

Con un suspiro, el fantasma gentilmente aterrizo en un punto lejano a Glenn y los otros.

[Inesperadamente, soporte los dos golpes. Parece que aún necesito entrenar.]

El fantasma blandió sus dos espadas y lentamente se aproximó a Glenn y los otros. Por simple vista, el ataque parecía haber fallado como el anterior.

[En serio, ¿no estabas trabajando duro? No te caería mal descansar un poco, sabes.] Glenn se burló del fantasma mientras cargaba su revólver.

Por dentro, Glenn rápidamente ordenaba la información del fantasma en su mente, con sudor frío bajando de todo su cuerpo. De lo que reunió, la espada izquierda del fantasma era capaz nulificar cualquier magia al simple contacto, lo que significaba que usar magia contra él era inútil. Por otro lado, su espada derecha podía dejar a cualquiera que la tocara inmóvil, probablemente es un ataque que interfiere directamente con el espíritu. Aunque es simple, era un gran problema el moverse. Al mismo tiempo, no importa qué tan grave sean las heridas, él no caerá. Todo eso combinado con las exquisitas artes marciales innatas del fantasma, también podía usar las dos espadas a su antojo.

No importa cómo lo vieses, es el mago asesino más fuerte posible…

El fantasma simplemente es fuerte, y no había debilidad que Glenn y los otros aprovecharan. Era simplemente el tipo de enemigo que no le convenía a Glen. En ese momento, la victoria contra el fantasma se sentía más como una fantasía.

[Ya voy, ingratos. Prueben mi ataque.. <$!@%...>]

¡Además, ¿qué con ese hechizo?!

Con palabras desconocidas, una gran bola de fuego esférica lentamente apareció arriba del fantasma, la cual brillaba y ardía casi como el sol, tiñendo toda el área de un blanco puro. Sintiendo la intensa briza dentro, Glenn se limitó a describir el objeto como un sol en miniatura. Era un hechizo que la más fuerte magia de fuego de Celica, Magia Negra [Flama•Inferno] no podía compararse.

[¡N-No! ¡¿C-Cuánto poder mágico tienes?!] Glenn estaba completamente anonadado por lo visto. Ciertamente, el fantasma era en sí fuerte, pero ahora había ido a un punto más allá de la lógica.

¿También puede usar magia desconocida al hombre? ¡¿Eso no solo es trampa?!

En ese momento, Glenn dudo en sacar su carta tarot el Joker. Con el fantasma aun en el proceso de lanzar su hechizo, mientras Glenn activará su magia única [Mundo de Idiotas], él podía fácilmente sellar el hechizo.

Pero aun si sello su hechizo, ¿qué de bueno sería?

Todo lo que le quedaba a Glenn serían sus puños y arma, además de la espada de Re=L. Con toda su magia sellada, incluso la habilidad de Rumia no tendría valor. En resumen, mientras fueran capaces de evitar una muerte inmediata, sin algún potencial de combate, ellos no podrían evitarlo por siempre.

En su vacilación de activar [Mundo de Idiotas]…

[<…%!#@#>. Muere.]

El fantasma completo su hechizo.

[Mierda…]

¡Boom! El sol miniatura sobre la cabeza del fantasma brillo y brillo. Es un intenso calor y luz que cegó Glenn y los otros, lentamente tragando y borrando todo en su camino.

[¿…Hmm?]

Cuando todo estaba por terminar, el mundo perdió color y sonido. El fantasma y el sol sobre él también se congelo. Todo se puso gris… con solo Glenn y los otros sin ser afectados.

[¿Q-Qué es esto?]

[¿Sensei? ¿E-Eso? ¿Qué pasó exactamente?]

El acontecimiento que excedió su entendimiento hizo que Glenn y los otros quedaran confundidos.

[¡…De prisa, chicos, por aquí!] Una voz salió desde atrás.

Glenn y los otros rápidamente voltearon a la fuente de la voz, y la vista hizo que su corazón latiera.

[¿Qu…?]

[¡No puedo mantenerlo activo por mucho, así que dense prisa y salgan!]

Ante ellos estaba una chica. Su cabello blanco ceniciento, y sus ojos brillaban como un coral rojo con un fondo oscuro, todo mientras vestía un delgado vestido. En su espalda un par de alas que no eran de este mundo.

[¿Qué esperan? ¡De prisa! ¡Ese chico nunca perdonara a tontos humanos que vagan al reino divino, y los perseguirá hasta el fin del mundo! Así que…]

[¡T-Tú eres…!] Glenn la había visto antes. [En la primera cámara, debajo de la estatua de los Gemelos del Cielo, Taum. ¡¿Así que no eras solo una ilusión?!]

[Hmph, los humanos sí que son tontos. Ellos fácilmente se hacen los tontos cuando se encuentran con algo que no pueden explicar, y se rehúsan a ver lo qué es… en serio, idiotas.] La chica vio a Glenn con ojos de poca importancia y se burló un poco.

[Umm, ¿quién eres…?] Sistine con nervios pregunto. [¿Q-Qué pasa? Y por qué tú…]

No era algo que solo Sistine notara, sino todos los presentes.

[¡¿P-Por qué tú… tienes la misma cara de Rumia?!]

Al preguntarlo Sistine, la cara de la chica se veía igual a la de Rumia, casi como del mismo molde.

Siguiente
« Prev Post