Prólogo: El Anhelo de un Cierto Día - Prólogo Vol 7


Prólogo: El Anhelo de un Cierto Día


Fue un recuerdo de hace muchos años… cuando solo era una niña.

Mi madre, la Reina Alicia Septima, vino a la Academia Imperial Mágica Alzano en su rutina de inspección del imperio.

[Uwaaa…]

Con mi mano en la suya, acompañé a mi madre por el salón principal de la academia mágica y fui maravillada por el paisaje ante mis ojos.

El brillo de los candeleros colgando del techo y los muros, mientras el resplandeciente candelero alumbraba las mesas blancas y la vasta selección de platillos que brillaban gentilmente. De cerca, músicos en esmoquin tocaban un animoso tono, donde las parejas de chicas y chicas en esplendidas ropas bailaban en la noche. Rodeando la pista de baile, graduados disfrutaban de amenas charlas.

Todos reían y disfrutaban de su tiempo por la dichosa ocasión. Para la yo de ese tiempo, el paisaje del salón principal de la academia era una escena saca de los cuentos de hadas.

[Hehehe, ¿sorprendida? Erumiana, este es el famoso “Baile de Graduación”.] Mamá me lo explicó, [Este baile es una tradición anual que se celebra en la academia. Se siente como si fuera ayer que disfrute de las festividades como una estudiante de esta academia… Qué nostálgico…]

[¿En serio…? Así que hasta mamá formo parte de este baile…]

[¡Claro! ¿Qué tal si vemos, Erumiana?]

Mano a mano, paseamos por el “Baile de Graduación”. Ciertamente fue un paseo que se sintió irreal y fantasioso, o quizás podía ser simplemente considerado como un reflejo del admirable evento en sí mismo.

En el centro del escenario del Baile de Graduación, allí apareció una pareja de baile dando vueltas al apoyo de los espectadores. El asombroso entorno fue infeccioso, y a pesar de estar parada a una distancia, mi corazón se agitó por la jovial atmósfera.

[Si solo Renillia-oneesama pudiera venir…]

Me sentí un poco mal por mi querida hermana, quien no pudo venir por su débil salud, altos aplausos y ánimos salían del salón en la aparición de una pareja de estudiantes en el escenario. La pareja brillaba en magia, como si recibieran una maravillosa bendición de los cielos.

[¿…Huh?]

En ese momento, no pude evitar concentrarme en la fémina de la pareja. Más precisos, estaba atontada por el espléndido vestido que usaba.

[Q-Qué h-hermoso…]

El maravilloso vestido iba más allá del escenario de fantasía. Su agilidad me recordó a la túnica que usan los ángeles, mientras que las largas mangas revoloteaban en el viento como alas de hadas. Incontables gemas dotaban la superficie en la misma forma que las estrellas dotaban al cielo nocturno, y, bajo la brillante luz, se alumbraba casi como una misteriosa luz.

La irreal escena de inmediato me absorbió.

[Hehehe— ¿Te gusto ese vestido, Erumiana?] Mamá me habló con un toque de nostalgia en su voz. [No me sorprende que seas atraída por ese vestido – la “Túnica de las Hadas”.]

[¿La Túnica de las Hadas…?]

[Sí. Es una túnica que hace aparición en cada “Baile de Graduación” desde el comienzo del baile. Solo la compañera mujer campeona del concurso de baile se le concede el privilegio de usarlo por una noche. Es un vestido adornado con magia – el símbolo del indisputable campeón.]

La leyenda dice que el vestido fue una obra maestra de una poderosa hada. Permanece hermosa y original no importa los años que pasen, y fue encantada con la habilidad de quedarle a quién sea que la use. Por lo miso, el incrustado de magia permite la amplificación del carisma y belleza a quien lo use.

[Aunque no lo entiendo… parece que la túnica es bastante impresionante.]

[Hehehe— A decir verdad, tuve la oportunidad de usarlo… cuando fui una estudiante en esta academia.]

[¡¿Huh?! ¡¿E-En serio?! ¡¿Mamá lo usó antes?!]

[Sí. Fue con tu padre – el hombre que falleció antes que vinieras – como mi compañero fuimos los ganadores en el concurso y ganamos el privilegio de usarlo… Fueun maravilloso recuerdo para mí.]

[¿Con papá…?]

Mama se veía muy feliz al recordar memorias de hace tanto tiempo.

[Qué envidia… ¡Mamá, también quiero usar esa túnica algún día!]

[¿Huh? ¿Significa que Erumiana tiene planeado inscribirse en la academia en el futuro?]

[¡Sí! También quiero usar la Túnica de las Hadas, así como ella… y como tú, mamá.]

Era un tonto objetivo, pero uno que reflejaba mi juventud. A pesar de mi egoísta declaración, mi mamá gentilmente palmeó mi cabeza mientras giraba a mí.

[Hehehe— ¿Así es eso? Entonces debes aprender a madurar… y saber bailar… y, lo más importante, encontrar una espléndida otra mitad de tu vida.]

[¿Otra mitad…?]
[Hey mamá. ¿Por qué necesito esta “otra mitad”?]

[Hehehe… a decir verdad, Erumiana, pasa que así es la leyenda alrededor de la túnica…]

Era una leyenda que fue contada por el compañero de la usuaria.

Siguiente
« Prev Post