Corte 1 – Hoy, te hice enojar. Quieres vengarte


Corte 1 – Hoy, te hice enojar. Quieres vengarte


[Hermano, despierta.]

¿Hm? ¿Ya es de mañana…?

[No puedes pasártela durmiendo solo porque son las vacaciones de verano. Yukiko tiene hambre.]

Ah… déjame dormir otro poco más…

[¡Argh! ¡Despierta ahora!]

Whoosh.

Ahh, mi manta…

[¡¡¡Ya despiértate… por qué estás durmiendo desnudo, pervertido hermano!!!]

[¡¡WOOOAARRRGGHHH!!]

Le hice un Martillo Ortega a mi hermanita, y de inmediato me la quité de encima. Hice lo que pude para abrir mis dormidos ojos, y vi la espalda de mi hermanita cubriendo su rojiza cara mientras salía corriendo del cuarto.

[¿Y eso qué?]

Me paré para verme reflejado en el espejo, y suspiré.

Ah, esa chica.
[Aun si hace calor, al menos usa la pijama.]

Me puse un jersey, y miré el cuaderno yaciendo en la mesa.

Luego de ver el diario cubierto de garabatos, no pude evitar suspirar otra vez.

[¡Buenos días, Sakamoto! ¡Da lo mejor hoy con la tarea de verano! ¡Lo deje todo por tu bien! ¡Hikari es realmente grandiosa!]

[¡Eres la misma de siempre!]

Hikari Yumesaki, tonta.

La voz de la chica entro a mi mente, y por 3ª. vez, suspiré a la usual increíble entrada del diario. Al mismo tiempo, recordé los eventos de un cierto día de primavera.

Era un cierto día lluvioso en abril, y por desgracia una chica murió frente a mí. Era Hikari Yumesaki.

Yo, quien coincidió con la escena, una persona de bata negra me pregunto. [¿Usarás la mitad de tu vida para salvarla?]

Frente a esa inesperada elección, respondí. [¡Vamos, bastardo!] Y así, terminé usando la mitad de mi vida como el precio para revivirla—

[…Se supone que eso sucedió.]

De hecho, nuestras personalidades se alternan por día, y terminamos empezando una asombrosa vida de dos almas viviendo la misma vida. Estoy al mando de mi cuerpo hoy, pero la consciencia de Hikari Yumesaki la tomará mañana. Esto ocurre alternando días, y por ello, toma la mitad de mi vida. Cuando me di cuenta, no podía evitar odiar el razonamiento en el lenguaje japonés.
Cada día, a las 4:59 am, nuestras personalidades cambian. No retenemos algún recuerdo de cuando nuestra personalidad no está presente, por eso, solo puedo interactuar con mi otro yo. Hikari Yumesaki, por medio del método de intercambio de diario.

[Siempre haciendo cosas estúpidas.]

Registró las cosas estúpidas que hizo en el diario, y este ridículo diario es la prueba, Hikari Yumesaki es una idiota a un nivel más allá de los idiotas.

Y allí tienes la increíble muerte que tuvo por una locura de fujoshi, pero por alguna razón, siempre que lo hacía en vida, todo tipo de errores ocurrían, ni eso, otra vez hacía cosas estúpidas. Gracias a eso, mi vida es tan frenética al punto de ser alertas de tifón.

[Al menos muestras señales de hacer algo.]

Pasé las hojas de matemáticas, y encontré que al menos hizo algunas preguntas.

…Bueno, se rindió con cerca de 3 preguntas, y hay muchos más garabatos, con un hechicero que se parece mucho a Hikari Yumesaki al final.

[¡Hikari trabajo duro usando un sacrificio para invocar a Sakamoto! ¡Te dejo el resto!]

Y también hoy una línea en la ilustración. Todas las preguntas después de eso están en blanco. ¡Maldición, dibujar a tan alta calidad toma el mismo tiempo que una pregunta!

[Por favor, daré lo mejor de mí mañana, así que perdóname. Sé que me perdonaras porque eres amable, ¿cierto, Sakamoto? Te odiaré si no es así. Qué tal. Eres un chico guapo furtivo, Sakamoto.]

[¿Qué es eso del chico guapo furtivo? ¿Crees que te perdonaré por eso?]

¡…Te perdonaré por esta vez!

[Santo Dios. ¡Sin excepciones para la siguiente!]

Tiré mi cansado cuerpo en la silla, y continúe murmurándome mientras escribía en el diario.

El viento que estaba por la ventana se sentía algo frío. Ahh, hoy también hace calor.

[Hikari Yumesaki, ¿huh?]

Levemente murmuré el nombre de mi compañero.

Desde el momento que su alma residió en mi cuerpo, muchas cosas han ocurrido desde ahora.

Era una vez un chico que era excluido por sus compañeros debido a ciertas circunstancias personales, pero gracias a ella. Me volví el héroe de la clase, y recibí una confesión de una chica, algo que nunca pensé sería capaz. Además, era la confrontación contra el chico llamado Kazeshiro debido a las circunstancias que involucraban la muerte de Hiraki Yumesaki, y eso era muy peligroso.

Cerré el cuaderno y lo coloqué en la cubierta que ella había tocado.

La relación entre nosotros es un tanto inexplicable. No podemos encontrarnos, no podemos tomarnos de las manos, y no podemos hablarnos.

La única cosa que nos ata es un cuaderno. Ella, con su espalda contra la mía, tan cerca pero tan lejos. ¿Me pregunto qué tanto pienso en ella? Luego del incidente con Kazeshiro, también tuvo algunos sentimientos…

[Bueno, da igual.]
Me metí en problemas que molestaban a mi corazón, y decidí responder a sus expectativas. Ella empezaría a trabajar duro mañana, y eso significaba que quería que yo trabajara duro, ¿supongo? Ah maldición, ella es buena ordenándole a otros.

Y así, continúe viviendo la vida de dos almas en un cuerpo con Hikari Yumesaki. Aunque, no queda de otra en la vida común con la deplorable chica Hikari Yumesaki y este falso delincuente que estoy, esto va bien. Naturalmente, estas vacaciones de verano no serían la excepción, y posamos nuestros días viviendo la vida.

Quizás un cierto evento que ocurrió hace dos días después solo era el preludio de algo,

[Perdí mis recuerdos.]

[¿Pasaste una apasionada noche con tu novia hasta que perdiste tus recuerdos? Esto es porque eres un delincuente.]

[¡Escúchame en serio! ¡De verdad perdí mis recuerdos!]

[Además, ¿por qué no me llamas señorita? Es porque eres un delincuente.]

[Señorita, por favor no bromee. En serio, de verdad perdí mis recuerdos.]

[Santo Dios, ¿por qué debiste nacer con tal cara terrorífica? Es porque eres—]

[¿No fue suficiente de ese patrón?]

[Hoho. Me gustaba. Qué mal, supongo.]

Mi cuerpo se estaba acostumbrado gradualmente a las vacaciones de verano.

El abrazador sol que incinera la tierra como el cielo se mantiene despejado. Ahora es mediodía, con tanto calor siento que voy a explotar. Gracias a que una cierta persona holgazaneo, vine a la escuela para unos remediales, y ahora estoy en la enfermería.

[¿Y eso? ¿Perdiste otra vez tus recuerdos?]

[Eso no es todo. Como sea, toma esto.]

[¿Hm?]

Saqué una nota de mi bolsillo, y la enfermera Higumo lo cogió con sus largos dedos.

Aún usaba esa bufanda de marca, la cual tenía como si fuera aún primavera, pero es otra cosa en esta temporada. Está a un punto donde quiero preguntarle, [¿estás entrenando?]. Ella ató su largo cabello negro en una cola de caballo, y siempre que lo haga, la vista de su minifalda atacaba a mis ojos. Aquello pasaba tanto que me gustaba.

[¿…Hm?]

Aparté la mirada de la sonrisa que me dio Higumo. Mierda, no puedo permitir que se burle de mí.

[¿Qué pasó exactamente? ¿Lo sabe maestra?]

Ella movía la nota mientras me preguntaba.

[…U-Un conocido me envió este mensaje.]

[¿Hm? ¿Conoces a la chica?]

[Uu…]

[¿Una chica te dio este mensaje?]

[,,,]

[Ohoho. Me pregunto porque esa cara.]

Ella sonreía mientras miraba la nota con diversión.

Cállate, maldición. Tú.

[No recuerdo escribirlo antes, y bueno—]

[¿Y bueno?]

N-No me hagas decirlo.

[¿C-Cuando la chica escribió… tal cosa?]

[Oho. Esto es juventud. Eres tan lindo a pesar de tu cara de miedo.]

¡Ahh, ya da igual! ¡No debía de haber venido! ¡Me regreso!

[¡Espera, espera! Te oí. Lo siento, ¿supongo?]

Higumo me abrazó de la espalda justo cuando me detuve y me quedé allí.

Mierda. Hay un delicioso aroma saliendo de su cabello. Me lo dejo marcado.
[¿Y no tienes ni idea, Akitsuki? Puede haber algo trivial que hicieras para ti, pero importante para la chica, ya sabes.]

[Incluso si dice eso. No puedo responder.]

[Hm, ya veo—Podemos pensarlo juntos, pero…]

Higumo dijo una línea molesta con una apariencia delicada mientras me abrazaba y susurraba cositas en mis oídos.

[Creo que quizás es mejor que lo pienses tú, ¿sabes? ¿Quizás es lo que ella espera?]

[…Uu.]

Tsu—apunto su dedo índice a su mejilla, y por alguna razón, me causo algo de bochorno.

[¿No puedes intentar recordar lo que hizo ayer?]

Soltó mi cuerpo mientras reía, diciendo eso. Aunque me dio ese consejo.

[Estoy en problemas porque no puedo hacerlo.]

[¿Eh?]

[No es nada. Voy a regresar.]

Luego de decirlo así, me aliste para irme. Mientras estoy en camino, ella me dijo. [Hace calor. Deberías cortarte el cabello.] Y le respondí. [Tú también. Estás usando una bufanda, aunque hace calor.] Antes de volver al corredor. ¿Tengo que caminar con este calor por el corredor?
[¿Qué hice ayer… huh?]

Continúe caminando lentamente bajo el abrazador cielo.

Supongo que las actividades del club están en progreso, también hay algunos estudiantes con uniforme caminando a mí mientras voy a casa, y de inmediato brillo a mí.

En cuanto a por qué, es porque tengo una atroz apariencia. Ya es común para mí que las personas se alejen cuando camino. Gracias a eso, no tengo amigos, dejando lo de la novia, y una vez terminen los remediales, nadie me pedirá salir a jugar, solo puedo regresar a casa. Ahh, en serio, también puedo morir.

[Ah.]

[Oh.]

Al momento de estar en esos pensamientos.

Alguien venía desde mi frente, y mis ojos se detuvieron a esos listones saltantes.

[Ah, Sa-Sakamoto. ¿Qué ocurre? A esta hora…]

[Hm, ah, tenía remediales. Ahora voy a casa. ¿Estás en actividades de club?]

[Ah, sí.]

Kasumi Sanada. Todos en la clase le llaman Kasumi.

Mis compañeros de clase le tienen un trato único a su pequeño cuerpo, sus coletas, y ese leve tartamudeo.
La vibra que me daba es de una chiquilla que yo debido a su pasiva actitud, pero su impactante pecho auto-enfatizados me decían que tenía mi misma edad. Ya no puedo más.

[¿A-Así es eso? Vas de regreso… ahora qué haré. Hoy no tengo actividades de club… pero—pero quiero salir a jugar… con alguien que esté libre.]

¿Heh? Una vida de club descuidada. Es bueno tener amigos con los que puedas salir a jugar juntos.

[E-Estoy pensando en ir a la p-piscina, y compré un grandioso t-traje de baño…]

Piscina, ¿huh? Supongo que el clima es perfecto para salir hoy a la piscina.

[E-Especialmente si eres tú, S-Sakamoto—]

[Ah, ya veo.]

Miré a la sonrojada Kasumi y de pronto recordé.

Es raro que me la encuentre. Supongo que una chica debería entender mejor los sentimientos de la otra chica.

[Más importante, ¿te importaría mirarlo?]

[¿Eh? Ah, s-sí…]

Kasumi se veía devastada mientras recibía la nota que le entregue.

¿Hm? ¿Qué ocurre?

[Un conocido me dejo este mensaje, pero no puedo entenderlo. ¿Qué significa esto?]

[¿M-Mensaje? Erm…]

Y así, Kasumi miró en serio el mensaje.

[…]

¿Huh? ¿Qué? ¿Silencio? Erm…

[…Es de una chica, ¿cierto?]

[Este es el mensaje de la chica que te gusta… ¿cierto?]

[¿Eh? Ah—]

Al momento que lo dije, me di cuenta de lo que iba. Maldición.

Claro, soy muy despreocupado. Independiente a mí, esa chica…

[…Ya veo. Así que es el mensaje de la chica que te gusta…]

Los serios ojos de Kasumi vieron la nota mientras pensaba en algo.

Su cara ahora se veía como si ella estuviera tramando algo en lugar de pensar una solución.

[…Lo que creo es que es no hay duda que es de la chica que te gusta.]

[¿N-No hay duda?]

[La chica que te gusta te odia mucho, creo.]

¡¿Ehhhh?! ¡¿Mucho?! ¡Mucho, ¿dijiste?!

[Las palabras claramente muestran su disgusto y odio a ti, también soy una chica, y lo sé muy bien. Es mejor para tú que rompas tus lazos con esta chica, Sakamoto.]

[No, esto es—]

Dijo esas palabras con tal fluidez que nunca antes había mostrado, y me dejo sin habla por ello.

Er-Erm, ¿Kasumi?

[Sakamoto, no debes involucrarte conmigo. Pero eso significa que estarás solo, ¿cierto? Supongo que morirás sin chicas en tu vida…]

No quiero morir así…

[E-Eso es porque, si necesitas un remplazo para la chica… er-erm…]

[P-Puedo reemplazarla, ¿si guastas…?]

[Ah, erm…]

Tal respuesta solo me traerá problemas.

[Si eres tú, Sakamoto… No me importa que me comas—]
[¡Ah, ahh! ¡El tiempo se acabó! ¡Adiós entonces!]

Puedo ver el negro llenando los ojos de Kasumi, y de la nada corto el tema mientras bajaba por el asfalto a toda velocidad. Eso fue peligroso. Esos ojos veían a su presa…

Y continúe corriendo hasta que ya no pudiera verla, antes de por fin detenerme para limpiar el sudor de mi frente. Luego de hacerlo, miré otra vez a la nota.

[Mucho, ¿huh?]

No hay forma que eso sea posible.

[¿Qué con eso?]

[Un mensaje que recibí de alguien que considero amigo, una amiga. ¿Qué crees?]

[Hermano, ¿tienes amigos?]

[¡No me repliques!]

Luego de regresar a casa. Tomé grandes sorbos de té de malta, y visite el cuarto de mi hermana.

Claro, la razón es el anterior mensaje.

[Hm…]

Sintiendo total aburrimiento, fui para con mi hermanita.

Yukiko Sakamoto, mi hermanita, primer año en la Escuela Media.
Su cabello es liso y corto, como el mío, tenía ojos de Sanpaku. En ese momento, ella vio la nota enojada, haciendo su cara aún más bochornosa. Quizás es porque el clima es muy caluroso ya que usaba una camisa rosa, exponiendo todo su cuerpo, y la minifalda de atrás es tan corta. Parece que ella empezó a ganar conocimiento de cómo vestirse.

[¿Qué crees? Ya que eres una novelista, debes ser capaz de leer lo que el autor piensa, ¿no?]

[No tengo tal habilidad. Esto es diferente a la clase de lenguaje.]

Yukiko lo dijo tan a secas sin verme.

Ahora, Yukiko ya es una novelista a su edad, e incluso publicó unos cuantos volúmenes. Usualmente se ve muy ocupada, y en cuanto a lo que escribe… tengo una vaga idea, pero no me importa confirmarlo.

[Esto te lo escribieron a ti: ¿exactamente qué le hiciste a tu amigo?]

[Te lo dije, no lo sé.]

[Hm… ¿quizás esté enojada por ello?]

Si ese es el caso, Higumo también dijo algo similar. Pero incluso si lo dice, no sé nada de lo que no sé.

[Pues bien, Yukiko, asúmelo.]

[¿Sí?]

[Si la hice enojar.]

[Es muy a menudo.]

Por favor, suficiente de eso.

[Y entonces, dejo ese mensaje para mí.]

[¿Ah?]

[Y así, en otras palabras, qué piensas que quieres que haga.]

[Qué quieres…]

A eso se le llama un cambio de pensamiento. Si no puedo pensar la razón. Pensaré en cómo arreglarlo.

Luego de escuchar mi idea, Yukiko soltó un murmuro mientras fruncía el ceño. Está bien si tiene una repentina inspiración.

[¿Qué? ¿Ella quiere que me disculpe, no?]

[…No creo que ese sea el caso.]

¿Eh? ¿No lo es?

[Si es Yukiko, e-erm…]

¿Erm?

[Luego de un pe-pe—]

¿Pe?

[Pe-lea… o algo así…]

[¿Eh… qué?]

No puedo escucharla claramente, y no puedo evitar recostarme para para preguntar.

Nuestras narices están a punta, y puedo escuchar su respiración. Una vez ponga mi cara en sus labios, la roja de Yukiko explotó—

[¡¿Waah?! Somos hermanos, ¿sabes?]

[¿Eh?]

[¡Ah, no! ¡N-No es nada! ¡P-P-Puedes pensarlo tú solo! ¡Yukiko no tiene nada que ver!]

Ella gritaba sus pensamientos mientras alejaba su sonrojada cara.

[¿Q-Qué pasa? ¿P-Por qué estás enojada?]

[¡Cállate! ¡Siempre me estás tirando mierda todo el tiempo!]

Ehh… ¿Qué fue eso…?

Santo Dios. Estás escribiendo un blog raro, y ahora te estás alejando de mí. ¿Se cansó de mí? ¿Tu hermano solo es una cosa desechable? ¿Hice algo otra vez ayer?

[¡Para nada! ¡Empecemos con el almuerzo! ¡Yukiko tiene hambre!]

Sí, de acuerdo. Nada pasó, ¿huh? Lo siento entonces.

Con Yukiko enojada y pidiendo de comer, solo puedo buscar por el refrigerador por sobras para hacer el almuerzo, y seguimos comiendo sin decir nada en particular. Volví al cuarto, me metí a la cama, levanté el cuaderno al techo, y lo vi fijamente.

[…”Tengo hambre” – ¿huh?]

Encontré el cuaderno en mi frente al momento que desperté esta mañana.

No hay duda. Ese es el mensaje de mí yo de ayer.

Pensé que habría una nota de pie adicional en el cuaderno, solo estaba en blanco. Esa chica siempre ha sido indecisa, propensa a enojarse o engañar. A menudo decía que el corazón de una chica es tan tumultuoso como el clima de Otoño, pero nunca es tan gentil como el clima de Otoño. Sería mejor describirla como que tiene el temperamento equivalente a la “Atmosfera de Venus”.

Sin embargo, incluso si ella escribe tal cosa para mí. No puedo pensar en nada. Cuando le pedí a Kasumi y Yukiko, ambas eran muy tartamudas.

Ella me quería mostrar su preocupación… ¿cierto? Bueno, si ese es el caso, debiste haberme dado una pista.

Y así, añadí una línea al cuaderno. [Dame una pista.] Como sea, dejemos este asunto de lado por ahora. Hay algo más: quizás esto sea una broma.

Y así, dos días después. Abrí el cuaderno, y leí todo lo escrito.

Pista: ChaCha Cha Cha Chaa Chaaaa—

[No entiendo qué es eso…]
Espera un segundo. Soy serio. ¿Qué es esto? eh, realmente no lo sé.

Aunque, se limitó a añadir esta línea en el cuaderno. Bueno, es imposible que yo entienda eso.

[Da igual, vamos a disculparnos.]

Sintiendo impaciencia. No siento realmente mucho.

[Realmente no lo entiendo, pero lo siento. Me disculpo.]

Escribí en el cuaderno. Ella es alguien con mucho orgullo, y si ella ve mi disculpa, es probable que se sentirá mejor. Solo es una pequeñeza, y más importante, lo has escrito en tu diario. Eso también va para hace dos días.

[Siempre me das problemas.]

Y así, cerré el cuaderno e ignoré el problema otra vez. Claramente esto sería arreglado dentro de dos días, creo.

Pero soy muy ingenuo.

Porque Hikari Yumesaki es terrorífica.

Te disculpas a pesar de no saber nada. ¿Qué chico tan inútil?

[¡Ah, santo Dios! ¡¿Aún sigues enojada?!]

Dos días después, rápidamente abrí el cuaderno, encontrando un regaño.

[¡¿Realmente está bien?! ¡Te disculpas a pesar de no saber que estás equivocado, y eso es algo que no deberías hacer, ¿sabes?! ¡Es por eso… no diré nada más ahora!]

¡¿Qué estás diciendo ahora?! ¡Tengo curiosidad!

[¡Debido a eso, el cariño de Hikari a Sakamoto a caído 530,000 puntos! ¡Virgen, humph!]

Ahí terminaba, e incluso tenía un metro dibujado con un lápiz de color al lado. [Tus puntos de afecto de Sakamoto ahora es de -529,996.] Espera, ¿solo tenías 4 puntos de afecto antes? ¿Aunque trabaje tan duro? Solo quería terminar esta inútil pelea. ¿Por qué caí tanto? ¿Eres demasiado incauta?

[Santo Dios, esta mujer es un fastidio.]

Ah, sentí que dije la línea de un ganador. Debo usarla más a menudo.

[Hablando de eso, incluso yo estoy enojado ahora.]

Esa chica no se enoja tan fácilmente, ¿cierto? Ya me disculpé, y por qué aún me aleja. Hm, sí, no hice nada mal.

[¿Creo que lo sabré porque lo dijiste? Me llamaste virgen y eso, es molesto. No eres una virgen. Dime la razón si quieres que me disculpe.]

Creo que puedo haberme ido por la borda. En un instante, pensé que lo reescribiría, pero sacudí mi cabeza para sacar mi debilidad.

No, está bien. Hikari Yumesaki se ha puesto un poco más codiciosa hoy en día. Si no le digo que tengo miedo cuando estoy enojado, no sé cuánto más vaya a atormentarme.

[Cierto, está decidido. No me disculparé hasta que Hikari Yumesaki se disculpe.]

Cerré el cuaderno, dije algunas palabras a golpe, y suspiré. ¿Qué expresión mostraré mañana? En serio que caerá en las lágrimas.

Haha, lo estoy esperando.

[Ah, Akitsuki, ¿por qué estás llorando?]

[Sálvame. Hice algo mal…]

Dos días después, llegué a la enfermería para llorar con Higumo. ¿La razón? No me preguntes. Es claramente por ella.

Si es acerca del por qué estoy llorando mucho. Lo habré hecho al volver por la mañana.

Parece que Hikari Yumesaki está enojada. Por alguna razón, encontré una revista porno a la par de mi cama esta mañana, y abrazando una Waifu. Y luego, encontré un fluido entre mis piernas. Gracias a mí, mamá se preocupó, diciendo. [¡E-El clima de hoy está bien! ¡Es hora de lavar las sabanas! ¡Tenemos que lavarlas a tiempo!] Y de entre todos los días, Yukiko entró a mi cuarto.

[Hermano, vine a despertarte como me dijiste ayer. Date prisa y despierta—¡¿WAAH?! ¡¿H-H-Hermano?!] Las palabras de mi hermanita venían a mí. Y durante el desayuno, ella reía, murmurando, [Yukiko lo vio, era todo pegajoso.]

Y a un lado.

[Te estás burlando. ¡Sakamoto! ¡No te perdonaré! ¡Voy a lanzarte el hechizo de eterna pubertad! ¡Vas a despertar de esta manera cada mañana! ¡Prepárate!]

Diré que, en lugar de ser un hechizo eterno, es un hechizo de muerte instantánea. ¿Tan desesperada estás por venganza?

[Santo Dios. No puedo hacer nada.]

Higumo dijo eso mientras levantaba su pierna con cara de ingenuo. Mierda, ahora muestras una actitud despreocupada. ¡¿Cómo se supone que enfrentare a mamá ahora, mierda?!

[¿Lo entiendes, Sakamoto? Las chicas quieren compensación.]

[¿Compensación?]

[Sí, compensación.]

Higumo dijo esas palabras lentamente.

[Este no es un dar y tomar. Cuando las chicas hacen cosas por los chicos, siempre esperan por algo. Esperan que los chicos hagan las cosas que las harían felices, que el chico pueda darle un maravilloso recuerdo. Sakamoto, intenta responderle apropiadamente.]

[Incluso si dice eso…]

Terminé pensando que soy el que hizo muchas cosas por ella. Qué hizo por mí—

¿…Huh? Espera, quizás—

[Oho, ¿pensaste en algo?]

[…No es nada.]
Aunque lo dije, estoy parado frente al asiento.

Mierda. Se está riendo. ¡Pensé en algo urgente! ¡No me des esa mirada de esa es la pubertad con esa lengua que tienes! ¡Estoy enojado!

[Para entonces, puedo volver.]

[Claro, lo estoy esperando. Da tu mejor, chico.]

…Supongo que será mejor no volver.

Cerré la puerta violentamente, y caminé bajo el sol de verano.

Ya veo. Y así es como es. Si mi suposición es correcta—

Supongo que es entendible por qué está tan enojada.

Dos días después.

Toqué entre mis piernas una vez al despertar… ¡Y no hay nada pegajoso! ¡Bingo! Mi suposición es correcta. Ahora este hechizo eterno se ha ido.

Pasé las páginas del cuaderno en la mesa, y el mensaje que me dejo de ayer entro a mi vista.

[En serio, ¿por qué siempre es tan aburrido? Tengo que hacerlo para que te dieras cuenta. Sakamoto… Tengo sueño para decir el resto.]

[¿Y qué pasó al final?]

Solté una sonrisa amarga mientras miraba “esa cosa” en la mesa. Dos días antes, luego de mi conversación con Higumo, fui a la tienda departamental a comprar un regalo, y escribí mi nombre como remitente, para ser entregado al día siguiente.

[Se hace tarde.]

Feliz Cumpleaños, Hikari Yumesaki.

Una sonrisa amarga y de alivio apareció en mi cara mientras me lo murmuraba ayer.

Probablemente ocurrió hace dos meses, aunque no era mi cumpleaños, recibí un regalo de Hikari Yumesaki. Ella me aviso que se lo regrese, pero debido a todas esas cosas que pasaron, lo olvide todo. Parece que esta es la razón para la venganza de Hikari Yumesaki.

[¿Está bien? Te perdonaré esta vez. ¡Es mejor que prestes atención para la próxima! ¡Una chica le presta atención a los eventos! La siguiente vez no solo será venganza. Lo recordaré.]

[Sí, sí. Lo haré.]

Si hace algo más atroz la siguiente vez, puede ser suficiente para ganarnos una reunión familiar. Seré atento a eso.

De eso de lado, el presente que compre para Hikari Yumesaki es un lápiz para tablet. Es una terminal usada para dibujar ilustraciones a computadora, y recibí un modelo bueno entre las cosas disponibles. Al ser digital es más efectivo que dibujar en papel, ya que a ella le gusta hacer garabatos, podrá usarlo de maravilla. Con eso, el hecho que normalmente dibuje ilustraciones eróticas de chicas, se sale del cuarto luego de terminar de dibujar, y tengo los ojos interrogadores de mi mamá a la mañana siguiente que despierto. Espero que ella me tenga algo de cariño independiente a esto.

Por otro lado, el contenido del diario me hace darme cuenta que no entiendo los sentimientos de una chica, y qué significado tiene la virginidad de una chica.
[¡No me importa que muchos chicos salgan conmigo mientras les guste! ¡Hikari Yumesaki tenía 50 confesiones al día cuando era popular!]

Ella paso unas páginas con cosas que claramente son mentiras. ¿50? Parece que el mundo de vírgenes ya daño tu orgullo. Supongo que lo diré.

No sé cómo se sentía Hikari Yumesaki por el diario, así que pase a la computadora para abrir el blog de mi hermana. [Diario de observación del hermano de Yukirin.] No decía mucho, pero el blog de mi hermanita tenía todo tipo de cosas relacionadas a mí.

Vamos a revisar al yo de ayer.

[Había un paquete envuelto como un regalo, y cuando lo vi, lo noté de hermano a hermano. No sé qué era. Mi hermano incluso beso el presente que recibió, murmurando “Lo atesoraré bien”. No se siente bien. Incluso sacó una gran cantidad de líquido pegajoso… ¡¡ahem!!]

[…]

…Hm, bueno. Supongo que Hikari Yumesaki está feliz.

[Ahaha, pero eres la primera persona que le dio a Hikari lo que quería. ¡Como lo esperaba de ti, compañero! ¡Gracias, te elevaré de virgen a súper virgen! ¡Buen trabajo!]

[¿Y aun así seré virgen?]

Y la forma en que lo me dice se siente algo degradante.

[Muy bien, por favor recuerda la respuesta. Buenas noches-gguuu…ZZZ]

[Sí sí, buenas noches.]

Aunque es de mañana.

[Supongo que debería hacer mi tarea.]

Comparado a los dos días anteriores, solo hay un poco de tarea terminada hoy, pero no puedo evitar sonreír.

¿Empiezo al mediodía? Hablando de eso, recuerdo que el drama de la tarde que le gusta sale esta hoy, ¿si no me equivoco? Olvido grabarlo con antelación, lo haré por ella. Ah, recuerdo que se terminó el helado. Supongo que no tengo más que comprarlo. Ella no lo haré igual.

[Es toda una problemática.]

Lo dije mientras miraba a la ventana. El azul, el cielo claramente alto, se veía deslumbrante de cosas inexplicables.

Tal maravilloso cielo de verano me causo sonreír. Pues bien, las vacaciones de verano apenas han empezado.

…Luego de pensar en lo liberal que fui, no puedo evitar golpearme.

Para las vacaciones de verano con Hikari Yumesaki, los días tumultuosos, solo empiezan.

Y luego, dos días después, encontré algo.

[¡Sakamoto! ¡Noticias, noticias! ¡Es una nueva, nueva!]

[¿Qué con esa usual página ridícula?]

Gruñendo, continúe leyendo.

[¡Yukiko tiene un novio!]

Eso fue…

Siguiente
« Prev Post