Shinwa Densetsu no Eiyuu no Isekaitan - Encuentro

Episodio 4: Encuentro


Dios se rasco la cabeza, apuntando en el mapa que estaba en la mesa antes de decir algo.

Hay dos caminos que llevan al Fuerte Belk. El camino directamente al sur, estoy seguro, está bien si pensamos que es una definitiva trampa. Asesinos, cuerpo militar, ladrones, y bandidos en abundancia. El otro camino es al este, pasando las montañas dentro de la cordillera de Grauzarm. Todo eso queda atrás después de pasar la Montaña Himmel, justo al lado del pequeño país de Baum, entrando al país del territorio Margrave Grinda.

También tenemos caballería. Posiblemente no podamos pasar por la Montaña Himmel

Incluso si escogemos ir al sur, no podremos ser capaces de una aniquilación. Siendo ese el caso, con el fin de incrementar las oportunidades de salvar unas cuantas vidas más, no tenemos elección sino pasar por la Montaña Himmel

Tris, quien estaba al lado de Dios, también asistió.

Vamos a separarnos en dos grupos. Como esperaba, no hay manera que todos los soldados puedan por la Montaña Himmel. Porque lo que una desviación es necesaria, después de todo. Dios, toma a 50 infantes y lidéralos hacia el Fuerte Belk. Si encuentras enemigos en el camino, abandona el carruaje y haz todo para que puedas ayudar desde Margrave Grinda. Eso es aceptable, ¿Hime-sama?

Liz tenía una expresión desagradable, pero luego de un rato, ella asistió con una sonrisa

¿Qué harás, Ossan?

Voy a cruzar la montaña con Hime-sama

Ya estás Viejo, no deberías presionarte.

Todavía no voy a perder con unos polluelos.
¿Así es eso? Últimamente, tus brazos han estado adelgazando.

¿¡Qué!? ¿¡Eso es cierto!?

Jugando con Liz, el Cuarto de Comando de Operaciones se volvió un poco más animoso.

※※※※※ ※※※※※

Después de ser servidos con una exquisita comida, un satisfecho Hiro, comió hasta llenarse, se sentó en su cama.  Como Liz dijo, él fue recibido como un invitado. Ellos no le cuestionaron, pero en frente de su puerta estaba parado un soldado en guardia.
Aunque al otro lado había una soldado que levanto su guardia contra él, pero Hiro, eso era que no conocía absolutamente nada.  Él no deambulando descuidadamente. Así que él podía decir que lo que estaban haciendo era completamente inútil.
Pero si Hiro fuera a decir eso, esa posible que ellos terminar tratándolo con aún más cuidado. Si eso fuera la única cosa que pasara, entonces estaría bien, pero había la posibilidad que Hiro terminara en una posición a más peligrosa. Eso era por qué él estaba sentado tan obedientemente, pensando en qué debería hacer de ahora en adelante.
Sin embargo, justo cuando estaba por dormirse, se le ocurrió una buena idea, la puerta repentinamente fue abierta por alguien que entró insensatamente.

—Era Liz.

Lo siento. Algo urgente surgió.

¿Qué pasa?

Necesitamos cambiar de localización, y tenemos que partir esta noche.

... ¿En otras palabras?

Nosotros tenemos que regresar al lugar de la 1ra Armada Imperial, así que Hiro ya no podrás quedarte aquí más.
Ese es… un problema.

En una tierra desconocida, él fue lanzado dentro de este lugar donde él no sabía nada. Por lo tanto, fue en medio de la noche. Probablemente no había nada por qué asustarse.
Aunque él quería pensar acerca de qué hacer en esta situación, Liz empezó a hacer una cara de impaciencia. Probablemente no había tiempo para pensar. Por lo tanto… Hiro tomo su decisión.

¿Está bien si te sigo?

¿Eh?

¿No es…eso?

Puedes pero… será un duro viaje. Si va mal, puedes morir. Aún así, ¿quieres ir?

No me importa. De todas formas,  si fui arrojado solo en medio de la noche, probablemente voy a morir.

Nosotros no vamos a dejarte completamente desamparado, sabes. Aun si es un poco, entonces te prestaremos algo de dinero, incluso si es por comida…

Te debo una comida, después de todo. Hay una posibilidad que pueda ser apuñalado, pero… si no hay problema con que te siga, voy a ir contigo.

Hiro, eres un chico bastante extraño.

Eso supongo. Tengo mucho de eso.

—aunque usualmente solo Fukutarou lo decía.

Sobre la salida dentro de la plaza central de la fortaleza, encontramos una luz de fogata sobre los alrededores. La luna llena ojeando desde atrás de las nubes, mirando desde lo alto el área.
Siguiendo por detrás a Liz, y cuando llegamos al frente de la puerta principal de la fortaleza, Cerberus vino corriendo a Liz.

Un gran número de soldados se mantuvieron parados a la par de la entrada.
A la par de la Vanguardia, Dios, estaba parado un hombre en sus 40’s, músculos florecían por todo su cuerpo. Este hombre tomo a Liz a un caballo con su cabello castaño.

Tris, gracias por tu duro trabajo.

¡Sí, señora!

Extendiendo su gratitud, Liz montó al caballo sin retraso. Instantáneamente, un rugido de ánimo exploto desde atrás de ella.
Tomado por sorpresa, Hiro vio eso, antes que se diera cuenta, una gran multitud de fuertes soldados se reunió despedirla

¡Por favor con cuidado Celia Estrea-sama!

¡Celia Estrea-sama, banzai!

¡Gran Imperio Grantz, banzai!

¡Puede ser bendecida por el Espíritu del Rey!

¡Puedes ser bendecida por los 12 Dioses de Grantz!

Sonriendo, Liz saludo con las manos épicamente.
Como la luz de la luna llena brillaba sobre ella, el encanto de la chica creía exponencialmente, haciendo que su figura pareciera como una hermosa hada.
Al frente de esto, los ánimos  subieron una vez más. Así que para asegurarse que él no era un callejero, Hiro la siguió detrás del caballo de Liz.

Otra vez no podemos ver el fuerte…seremos divididos en dos grupos. Asegúrate de seguirnos así que no te separaras.

La voz de Liz resonó.

Ok.

Después de caminar en silencio cerca de dos horas, uno podía ver que el fuerte desaparecía detrás de ellos, envolviéndose en la oscuridad. Esa fue la primera acción que Liz tomó. Saltando de su caballo, ella se volteó hacia Tris y gritó.

¡Tris! ¡Será mejor que nos guíes apropiadamente!

¡Hime-sama la única cosa que me preocupa es no ser capaz de seguir con este viejo!

Tris arremetió delante de Liz.

¡Vamos, Hiro!

Liz tomó la mano izquierda de Hiro, arrastrándolo forzadamente.
Detrás de ellos estaban los soldados quienes manifestaban sus rangos, los soldados quienes también se dividieron continuaron avanzando sin incidente.
Preocupado como tal, ‘¿exactamente qué tan lejos tengo que ir?’ y, ‘¿mi cuerpo será capaz de seguir?’ naturalmente esos pensamientos llenaron la cabeza de Hiro, mirando a su lado, un veloz Cerberus podía verse genial, calmado.
—como esperaba de un lobo. Está bien por poco, así que debería matarte para que me des algo de resistencia….

Mientras Hiro se acercaba el límite crecía, Liz empezó a caminar.

Hiro repetidamente inhalo aire, con jadeos. Por otra parte, aunque gotas de sudor bajaban de su frente, su respiración no fue perturbada del todo.

¿Estás bien?

E-Estoy bien, estoy bien.

¿Estás seguro? Dime di es difícil, ¿bien? Si solo es por un momento, podemos descansar…

Eso no está bien, Hime-sama. Si usted mima a los chicos, ellos inevitablemente serán débiles. Aquellos quienes se esfuerzan para ser hombres son del tipo que crecen siendo lanzados a una acantilado.

Aunque Hiro quería refutar, viendo cómo su boca fue dominada por el oxígeno, su deseo de querer hacerlo fue aplastado. Como si estuviera ridiculizando a Hiro, Cerberus corrió por el lugar alegremente.

Hiro aún es un niño. Si fuera a lanzarlo a un acantilado, él moriría.

¿Mm? ¿Ese mocoso no tiene 16 años? Lo escuché de Dios, pero…

Pero su apariencia es la de un niño, ¿cierto? Necesitamos tratarlo gentilmente

¿Mn? Ciertamente, su apariencia es bastante joven…pero 16…además, ¿un niño? No estoy seguro.

Esquivando la mirada lejos de Tris, quien empezó a reírse abruptamente, Hiro miro detrás de él. Él podía ver un gran número de soldados quienes los seguían.
En tanto que vestían armaduras pesadas, parecía que su respiración no era afectada, ninguno de ellos se quedó atrás. Incluso el señor, Tris, aún tenía que sudar.
—Este Viejo se define como un monstruo.

¿Alguien se retiró?

No tenemos débiles como esos.

Ya veo, gracias a Dios…

Ahora mismo las cosas están yendo bien. Debería ser posible que empecemos a caminar dentro de las montañas al amanecer. Parece que vamos a pasar inadvertidos.

¿Me pregunto si todo terminó bien con Dios?

No hay necesidad de preocuparse. Porque él es fuerte.

Después de caminar por un rato, el cielo empezó a brillar, exponiendo las grandes montañas ante ellos. Como siempre, la mano de Hiro fue tomada por Liz.
Si él se había acostumbrado…u olvidado de ello, Hiro ya no estaba avergonzado en comparación a cuando ella le tomo la mano por primera vez.
Tan pronto ellos dieron paso dentro de la entrada de la montaña, Liz acerco su cara a la de Hiro. La cara de Hiro se tornó roja mientras esperaba a que Liz hablara. Esto era algo a lo que no podía acostumbrarse.

Una vez crucemos esta montaña, vamos a llegar al País de Baum. Es bastante pacifico, y hay una hermosa ciudad que desborda naturaleza. Aunque no hay tiempo suficiente ahora, así que no vamos a poder visitarla.

Realmente quería mostrarle, Liz murmuró en decepción, mientras Tris hablaba.

¿No se ha extendido el alcance de su Onii-sama al País de Baum?

Tris hizo una cara difícil antes de abrir su boca otra vez.

Adicionalmente, esta vez no di algún aviso en Bum, así que fue para evitar darle al país un estímulo innecesario, deberíamos ir al territorio de Margrave Grinda lo más rápido posible.

…Eso es cierto. Nuestro grupo es cerca del tamaño de un escuadrón, así que me siento que vamos a ser expuestos rápidamente.

Incluso si somos descubiertos, ellos no pueden hacer nada contra el Imperio. Aunque ellos probablemente lo juren que estábamos bajo su yugo.

Siento que estamos tomando ventaja de su debilidad. No puedo evitar sentirme un poco culpable.

Una vez las cosas se calmen un poco en el Territorio de Margrave Grinda, no habrá problema mientras enviemos una carta de disculpas

De cualquier manera, esto puede convertirse en una historia de nuestra descortesía.

Mientras él escuchaba la conversación de los dos, Hiro suavemente escalo la carretera del camino. Aunque él había escuchado que sería un duro viaje, en realidad, esa era una montaña que era muy buena para un picnic. En el camino, numerosas floreces florecían, y lindos animales podían verse ocasionalmente.

Parece que te la estás pasando bien, Hiro.

Sí. Porque escuché que sería duro, me prepare, pero… es una buena montaña. Se siente que es el lugar perfecto para tomar una siesta.

Fufu, concuerdo. Esta es la Montaña de Himmel es la más fácil de escalar entre todas las montañas en la cordillera de Grauzarm. Pero ya que muchos monstruos viven aquí, es peligroso que ni siquiera los vendedores pasan por aquí. Bueno, aunque esta área es segura.

¿M-Monstruos?
Sí. Cuánto más llegas a la cumbre, más feroces se vuelven. Esta vez tenemos que pasar por esta área para llegar al otro lado, así que será un duro viaje, ¿sabes?

Esa fue una palabra que sólo escuchaba dentro de los juegos, pero escuchándolo de una hermosa chica me hizo sentir miedo.

No te preocupes, voy a protegerte, así que está bien para ti caminar orgullosamente en la retaguardia.

¡Woff-!

Cerberus ladró.
‘Voy a protegerte’ –es eso lo que expresa la gallarda figura del lobo.
Dejando un corto tiempo libre, nos asentamos en la cubre dentro de 4 horas. El sol completamente se elevó, y los alrededores si volvieron completamente claros. A este paso, ya habíamos viajado una distancia donde, si levantas tu cabeza, puedes ver directamente a la cumbre de la colina.

Pero entonces—eso apareció.

Dos grandes ojos inyectados de sangre, viendo a Hiro y compañía, como si estuvieran tratando de evaluarlos. Viendo sobre su boca una fila de dientes amarillentos, varios de los cuales se habían caído. Su cuello era más grande que la cintura de Hiro, y al levantarse se expandía como un globo. Como si fuera un horrible monstruo humanoide.

Un ogro. Era originalmente un humano, pero se ha dicho que debido a un espíritu maldito, fue transformado en esa horrible forma. Después de ser expulsados de la tierra de los humanos, habitaron montañas como esta y atacan a los viajeros. Es un monstruo que desea la carne humana.

Liz calmadamente dio su explicación.

Además, incluso es fuerte, debido a su baja inteligencia, no difícil de vencer.

Justo Liz hablo, Cerberus corrió hacia adelante.
¡Guruaaaaa!

Cerberus blandió sus afilados colmillos hacia el cuello del ogro, y entonces——él llego a tierra con un ligero sonido. Junto con un extraño ruido inquietante, la cabeza del ogro desapareció mientras la sangre salía.
Grotesco… Hiro miro hacia otro lado. Sin embargo, apreció una escena ante él que hizo que se cubriera sus ojos. La vista era la cabeza del ogro rodando suavemente sobre el camino. Viendo eso, el perfil lateral de Liz floreció como una flor mientras sonreía.

¡Ya veo!

¡…Sí!

Como esperaba de Cerberus-dono. ¡Una ejecución para no perderse! Nos ha dado el honor de ver algo maravilloso.

¡Guruaaaaa!

Después de ser alagado por Tris, Cerberus movió lo cola en respuesta.

Hay algo más fuerte que eso.


Al ver la alegre expresión de Liz mientras decía es, Hiro no tenía idea de qué tipo de cara debería hacer en retorno.



Siguiente
« Prev Post